| | |

Declaración de La Vía Campesina a propósito de la histórica sentencia de la CIJ sobre el genocidio en Gaza


(Bagnolet, 26 de enero de 2024) El día de hoy marca un hito importante en la búsqueda de la justicia y la rendición de cuentas, ya que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió un fallo histórico en respuesta a una petición del Gobierno de Sudáfrica. El fallo investiga las acusaciones de genocidio cometidas por la ocupación israelí contra lxs palestinxs en la Franja de Gaza durante la guerra en curso, que trágicamente ha causado más de 26.000 víctimas palestinas, incluyendo más de 64.000 heridos y miles de desaparecidxs, predominantemente mujeres y niños.

La Vía Campesina acoge con satisfacción esta decisión fundamental de la CIJ, considerándola una victoria histórica para los derechos del pueblo palestino y un primer paso crucial para que la ocupación israelí rinda cuentas por sus persistentes crímenes y la evasión del castigo.

Las órdenes vinculantes de la CIJ incluyen ordenar a la ocupación israelí que garantice el acceso a la ayuda humanitaria para la población palestina, que impida los actos que entran dentro del ámbito del genocidio, que imposibilite y castigue la incitación directa y pública a cometer genocidio, que tome medidas efectivas para evitar la destrucción de pruebas relacionadas con las acusaciones de genocidio, y que informe sobre las medidas adoptadas para aplicar las órdenes del tribunal en el plazo de un mes.

Aunque en La Vía Campesina esperábamos que el tribunal emitiera una decisión de alto el fuego inmediato como medida mínima para salvar las vidas de miles de palestinos que siguen siendo víctimas de esta guerra, como lo que se vio en la guerra ruso-ucraniana, reconocemos la importancia de esta decisión que sienta precedente.

Esta sentencia, que somete por primera vez a la ocupación israelí a la responsabilidad legal, es un paso vital para aislar al Estado ocupante como Estado acusado de cometer genocidio. Exige que los Estados que apoyan la ocupación israelí, especialmente los que la suministran armas, dejen de hacerlo, ya que contraviene la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

Seguimos creyendo que esta decisión de la CIJ es un paso inicial para que la ocupación rinda cuentas por sus atroces crímenes y el uso sin precedentes de la inanición como arma en su guerra contra la población civil de Gaza. Más de dos millones de palestinxs padecen hambre debido al uso de tácticas de inanición por parte de la ocupación.

La Vía Campesina se mantiene firme en su compromiso de apoyar al pueblo palestino en su lucha por la justicia y su derecho a vivir con dignidad. Esta sentencia nos da esperanza, demostrando que la justicia puede triunfar sobre la opresión.

La Vía Campesina permanece unida, continuando su lucha por perdurar la libertad y el respeto para Palestina y su pueblo. Nos matenemos firmes en la solidaridad, haciendo eco del llamamiento por la libertad y la dignidad duraderas para Palestina y su pueblo.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!