#25Nov – “Queremos visibilizar la violencia contra las mujeres y trabajadorxs agrícolas del sistema alimentario italiano”

(Comunicado Associazione Rurale Italiana – ARI)

Este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de Todas las Formas de Violencia, queremos visibilizar la violencia contra las mujeres y lxs trabajadorxs agrícolas, víctimas de la violencia sistémica sobre la que también se basa el sistema alimentario italiano. El momento de crisis que estamos atravesando ha empeorado una situación que ya era grave. En lugar de regularizar y proteger a aquellxs que garantizan el abastecimiento de alimentos para todxs durante la pandemia, el gobierno italiano ha vulnerado aún más sus derechos. En Italia, el anuncio de la amnistía en el marco del nuevo decreto ministerial “Rilancio” para regularizar a lxs “extranjerxs” en el sector agrícola ha sido un fracaso total. El trabajo irregular ha aumentado, y la falta de medidas de salud e higiene ha favorecido el contagio tanto en los lugares de trabajo como en los hogares. Quienes lograron llegar a Italia estuvieron expuestxs al riesgo, y aquellxs que ya estaban allí siguieron en la pobreza y la ilegalidad, con una mayor carga de trabajo, en “guetos” superpoblados y sin servicios básicos. Se vieron obligadxs a enfrentar la violencia diaria de lxs intermediarixs y de la organización del trabajo en los campos.

Hoy Italia depende de lxs trabajadorxs extranjerxs, que representan alrededor de un tercio de lxs empleadxs regulares. En el 2020, Italia autorizó el ingreso de 20 000 trabajadorxs temporales no provenientes de la Unión Europea, de lxs cuales 6000 pertenecen al sector agrícola, además de quienes vienen de países de la Unión Europea. A pesar de que constituyen el pilar más importante del abastecimiento de alimentos en el mundo, lxs trabajadorxs agrícolas continúan siendo el último eslabón en la cadena de explotación laboral. Son, precisamente, “invisibles”, tan invisibles como la violencia que hoy queremos denunciar.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de Todas las Formas de Violencia, exigimos YA MISMO:

  • El reconocimiento del rol central de lxs trabajadorxs agrícolas en garantizar la soberanía alimentaria;
  • La regularización de lxs “invisibles”, el desmantelamiento de los guetos, el derecho a la vivienda, el acceso a condiciones de vida seguras y dignas para todas las mujeres y lxs trabajadorxs agrícolas, lxs adultxs y lxs niñxs, y, al mismo tiempo, el respeto de sus derechos y su bienestar;
  • El cumplimiento de los estándares de salud e higiene en todos los lugares de trabajo vinculados a la cadena alimentaria, desde la producción hasta el procesado y el transporte de los alimentos;
  • La inclusión y el respeto de las condiciones sociales en los planes estratégicos nacionales y regionales de la política agraria común (PAC), que acaba de ser aprobada por el Parlamento Europeo y que por fin establece de qué manera no deben otorgarse fondos públicos a quienes cometen crímenes relacionados con la explotación laboral;
  • El reconocimiento y el fortalecimiento del rol de las mujeres, quienes producen la mitad de los alimentos a nivel mundial, pero que son las primeras víctimas de los sistemas patriarcales. En particular, exigimos poner fin a la violencia contra las mujeres en el sector rural y en las ciudades, tal como se establece en la Declaración de los Derechos de los Campesinos de la ONU en su Artículo 4.

Queremos ya mismo sistemas alimentarios justos basados en los principios de la Soberanía Alimentaria. ¡Queremos sociedades donde la violencia sea reemplazada por el cuidado de la tierra y de quienes la trabajan!

Fuente aquí.

Este artículo está disponible en