| |

El rechazo a los acuerdos de libre comercio y la reivindicación de unos ingresos dignos están en el centro de las movilizaciones de lxs agricultorxs en Europa

Comunicado de prensa de la Coordinadora Europea Vía Campesina (ECVC) | 25 de enero de 2024


En Alemania, Francia, Polonia, Rumania y Bélgica y otros países de Europa, se multiplican las protestas agrarias. La raíz de este malestar se encuentra en la falta de ingresos y de perspectivas de futuro para la gran mayoría de lxs agricultores, aspecto atribuido, en gran medida, a las políticas neoliberales aplicadas por la Unión Europea durante décadas. ECVC hace un llamamiento a que se tomen en serio estas protestas y que se redirijan las políticas agrícolas y alimentarias europeas: es hora de poner fin a los acuerdos de libre comercio y emprender decididamente el camino hacia la soberanía alimentaria.


En las últimas semanas, se han desarrollado manifestaciones masivas de agricultores en Alemania, Francia y otros países europeos. Muchxs agricultorxs se enfrentan a la presión de políticas neoliberales que impiden precios justos. Las deudas y la sobrecarga de trabajo se disparan, mientras que los ingresos agrícolas caen en picado.

Lxs agricultorxs europexs necesitan respuestas concretas y reales a sus problemas, no una cortina de humo. Exigimos el cese inmediato de las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio con MERCOSUR y una moratoria para todos los demás acuerdos de libre comercio que se están negociando actualmente. Exigimos la implementación efectiva de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales (UTP) y la prohibición de vender por debajo de los costes de producción a nivel europeo, al igual que se ha desarrollado por ley en el estado español. Los precios pagados a lxs agricultorxs deben cubrir los costes de producción y garantizar unos ingresos dignos. Nuestros ingresos dependen de los precios agrícolas, y es inaceptable que estos estén sujetos a la especulación financiera.

Por lo tanto, pedimos una política agrícola basada en la regulación del mercado mediante precios que cubran costes de producción y existencias públicas. Pedimos un presupuesto suficiente para que se redistribuyan las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) para apoyar la transición hacia una agricultura capaz de hacer frente a los retos de la crisis climática y de la biodiversidad. Se hace hincapié en la necesidad de apoyar y acompañar a largo plazo a todos lxs agricultorxs que ya practican una agricultura respetuosa con el medio ambiente y a aquellos que decidan embarcarse en un proceso de transición hacia una mayor sostenibilidad medioambiental y agroecológica. Es inaceptable que, en el marco de la PAC actual, una minoría de explotaciones muy grandes reciba cientos de miles de euros en ayudas públicas, mientras que la mayoría de lxs agricultorxs europexs no reciben ninguna ayuda, o solo migajas.

ECVC observa con preocupación los intentos de la extrema derecha de explotar y utilizar esta indignación y las movilizaciones para impulsar su propia agenda, que incluye negar el cambio climático, pedir que se rebajen las normas medioambientales y culpar a lxs trabajadorxs inmigrantes de las zonas rurales, todo lo cual no tiene nada que ver con los intereses de lxs agricultorxs ni mejora sus perspectivas de futuro. Todo lo contrario, negar la crisis climática corre el riesgo de atrapar a lxs agricultorxs en una sucesión de desastres cada vez más intensos, desde olas de calor y sequías hasta inundaciones y tormentas. Tenemos que actuar, y nosotrxs agricultorxs estamos dispuestxs a realizar los cambios necesarios para hacer frente a los problemas medioambientales, climáticos y alimentarios, pero esto no será posible mientras nos obliguen a producir a bajos precios en un mercado globalizado y desregulado. Del mismo modo, lxs trabajadorxs migrantes desempeñan hoy un papel fundamental tanto en la producción agrícola como en la industria agroalimentaria: sin estxs trabajadorxs, nos faltaría mano de obra en Europa para producir y procesar alimentos. Los derechos de lxs trabajadorxs agrícolas tienen que ser plenamente respetados.

ECVC hace un llamamiento a lxs responsables políticxs a escala europea para que actúen con rapidez y aborden las preocupaciones de lxs agricultores. Necesitamos un cambio real en la política agrícola que sitúe a lxs agricultores en el centro de la elaboración de políticas y nos ofrezca perspectivas de futuro. ECVC propone soluciones reales a esta crisis, descritas en nuestro Manifiesto por una transición agrícola para hacer frente a las crisis climáticas sistémicas.