#25Nov – Canadá: NFU” defendemos nuestro derecho a la vida, las semillas, la tierra, el agua y a nuestros propios cuerpos”

Nosotrxs, campesinxs de National Farmers Union de Canadá miembro de LVC Norteamérica, nos hacemos presentes este y todos los días para luchar con nuestras hermanas a lo largo y ancho del mundo a través de Acciones por la vida y contra la violencia. Defendemos nuestros derechos a la vida, las semillas, la tierra, el agua y a nuestros propios cuerpos. Defendemos el derecho a vivir en un mundo libre de violencias y de los sistemas opresivos de codicia patriarcal y capitalista que perpetúan la violencia que sufren las mujeres y personas de distintos géneros a través de todas las fronteras. Es indispensable que todxs nos comprometamos juntxs para crear una nueva visión de nuestras vidas que honre a cada mujer y a la madre tierra.

Durante esta pandemia, son muchas las mujeres que no pueden quedarse a salvo en sus hogares debido a la violencia, están expuestas a situaciones de riesgo y sus vidas peligran. Ante el dramático incremento en la cantidad de casos reportados de violencia de género en todos los países y los intentos de restringir derechos conquistados duramente por las mujeres en muchos otros, es urgente que tomemos posición y nos apoyemos de todas las formas que nos sean posibles. Apoyamos a cada organización que busca mejorar estas circumstancias crueles y protegernos de la violencia que sucede día a día; violencia alimentada por el aumento en padecimientos de salud mental y el odio y rechazo extremo al cambio de parte de quienes temen nuestro poder para organizarnos y generar esta transformación.

Denunciamos colectivamente la violencia interseccional que atraviesan lxs campesinxs y otras personas negras, indígenas y de otras razas, al igual que la población LGBTQ2S+ a causa del racismo, la misoginia y el colonialismo que aún hoy experimentan con extrema frecuencia. Luchamos juntxs contra el despojo de tierras indigenas y de los territorios que alguna vez nos alimentaron, y exigimos el derecho a alimentarnos a nosotrxs mismxs y nuestras familias con soberanía alimentaria y prácticas agroecológicas. Debemos luchar este y todos los días para crear sistemas nuevos y de apoyo en nuestro beneficio, que nos eleven en lugar de destruirnos. Honramos las vidas de muchas mujeres y niñas de pueblos originarios desaparecidas y asesinadas y denunciamos el genocidio que sigue vigente a través de nuestra inacción colectiva.

Hoy levantamos nuestras voces para unirnos al coro de muchxs en todo el mundo que luchan por terminar con las violencias sufridas día a día en este indispensable Día Internacional contra la violencia de género y contra todos los sistemas que la sustentan. Luchamos para crear una nueva visión con cada persona, para vivir en un mundo más justo y empático. Pedimos a nuestrxs alidaxs y a todxs que tomen medidas, desde las más pequeñas hasta las mayores, para crear este cambio con nosotrxs.

(La imagen utilizada es solo para fines ilustrativos)

Este artículo está disponible en