Guatemala, A Un año de gobierno del Partido Patriota y de Otto Pérez Molina

Comunicado de la CLOC-Vía Campesina Guatemala

Guatemala, 14 de enero de 2013

Este 14 de enero se cumple un año de haber tomado posesión  el actual presidente Otto Fernando Pérez Molina,  Cuál es la realidad que se vive después de un año de gobierno dirigido por el Partido Patriota?.

Aunque  el 14 de enero de 2012 en su discurso de investidura Pérez Molina resaltó algunas acciones a implementar para favorecer a la mayoría de la población por ejemplo “El impulso a la economía campesina y el eje que hemos denominado desarrollo rural integral, así como el de inclusión social, se enfoca en ampliar las oportunidades de la niñez y juventud, para que puedan desarrollar y encontrar opciones productivas que les permitan tener una vida mejor…”.

Es de recordar que en marzo del 2012 cientos de hombres mujeres niños y niñas realizaron una marcha de más de 200 kilómetros exigiendo que el gobierno central atendiera sus demandas, sin embargo muchas de las demandas puntuales  hasta la fecha no han tenido respuesta, asimismo en el 2012 se realizaron varias acciones exigiendo la aprobación de la iniciativa de Ley de Desarrollo Rural Integral sin embargo tampoco fue aprobada,  una vez más se demostró que se defienden los intereses del sector empresarial y no de la población más pobre.

La criminalización a la lucha de los pueblos indígenas y campesinos fue evidente, por mencionar, la manifestación que realizaron miles de pobladores de Totonicapán el pasado mes de octubre exigiendo demandas concretas y cuyo resultado fue la muerte de ocho habitantes del lugar y más de 30 heridos de bala. Otro caso a mencionar es  la persecución a líderes y lideresas de las comunidades de Santa Cruz Barillas porque defienden su territorio al oponerse a la construcción de la hidroeléctrica Hidro Santa Cruz.  Queremos mencionar también  la criminalización a la lucha que realizan pobladores de San José del Golfo, del municipio de Guatemala, que se oponen a los trabajos mineros de Proyectos VII Derivada conocida también como El Tambor.

El mandatario también dijo en el discurso dado al tomar el cargo hace un año “Asimismo, la estrategia de Hambre Cero pretende enfrentar de manera decida el flagelo de la desnutrición crónica dentro del amplio concepto de la seguridad alimentaria nutricional, todos los esfuerzos se articularán mediante del gran pacto nacional contra el hambre, el cual hago un llamado para que toda la sociedad guatemalteca se una, en esta batalla frontal contra la desnutrición crónica infantil que la vamos a reducir en los próximos cuatro años.”.

En la actualidad el hambre y la desnutrición siguen imperando en diferentes lugares del país para apuntar un caso, en mayo de 2012 se conoció que en el departamento de  El Progreso, se confirmó por autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) el incremento de la desnutrición crónica en varias comunidades del municipio de El Jícaro, según datos preliminares del barrido nutricional que realiza personal de esa entidad con apoyo de la sociedad civil.

Los galenos indicaron que se conocía de cuatro comunidades de la Piedra Ancha reportaban el 46% de los niños menores de cinco años padecen desnutrición, mientras a nivel nacional la desnutrición crónica, sigue siendo el 48%, principalmente la niñez del área rural ladina pobre e indígena.

Para la erradicación del hambre y la desnutrición es fundamental no crear únicamente programas paliativos sino una política nutricional integral que permitan un desarrollo saludable para cada miembro de las familias guatemaltecas, fundamentalmente apoyar de manera integral los esfuerzos de pequeños productores que garantizan la alimentación familiar y local.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en informe presentado en marzo de 2012 titulado Informe Mundial de la Infancia 2012, detalló los índices de desnutrición crónica que sufre la niñez en el mundo y que afecta al 48 por ciento de menores en Guatemala.

Se detalló que nuestro país posiciona un nivel más alarmante en comparación con Haití y Honduras (ambos con 29%), Bolivia con 27%, Perú 24% y Nicaragua, 22%. De acuerdo con dicha entidad,  de 196 países, Guatemala se posiciona en el puesto 76 en la tasa de Mortalidad de Menores de 5 años, con 32 muertes por cada 100 mil niños, y es la nación del Istmo con más muertes de infantes, seguida por Nicaragua (81) con una tasa de 27 muertes por cada 100 mil niños de 0 a 4 años.  Por lo tanto es un reto para este gobierno superar esta dramática situación.

En la actualidad la situación de las mujeres del campo y de la ciudad es lamentable porque la violencia en todas las sentidos se ha incrementado, Las mujeres en Guatemala constituyen más del 50% de la población total, sin embargo siguen siendo excluidas de todos los espacios para alcanzar un desarrollo integral.

En cuanto al acceso a la educación, salud empleo formal, participación en los diferentes espacios  de toma de decisión y acceso a tierra para producir  sigue siendo mínima en comparación con la de los hombres, datos del Instituto Nacional de Estadística señala que tres de cada 10 mujeres no sabe leer ni escribir y en el caso de los hombres de cada 10 hombres solo uno es analfabeto.

La desnutrición y la pobreza en que viven miles de mujeres guatemaltecas y la salud precaria a la cual algunas tienen acceso hace a que los índices de mortalidad materna se incrementen, según datos de organizaciones sociales los índices de mortalidad materna siguen siendo altos, pues mueren más de 150  mujeres por cada 100 mil nacidos vivos, a consecuencia de diversas complicaciones, todas prevenibles.

Muchos temas sin ser atendidos

En noviembre del 2012 Guatemala fue víctima de un terremoto en donde miles de familias fueron afectadas en la parte de occidente del país, San Marcos, Retalhuleu, Quetzaltenango  Huehuetenango, Quiché, Sololá, Suchitepéquez y Totonicapán a la fecha cientos de familias aún siguen viviendo en albergues y hoy que inicia el ciclo escolar las y los niños no tienen donde recibir dignamente sus clases porque varias escuelas fueron dañadas parcial o totalmente sin que hasta la fecha se les haya dado mantenimiento.

La Inseguridad: La inseguridad que impera en el país ha sido evidente en donde día a día hombres mujeres jóvenes, niños y niñas pierden la vida víctimas de la violencia que impera en las calles del país, colonias que han sido llamadas rojas porque de forma constante familias completas son asesinadas por no pagar extorsiones, familias que se han visto obligadas a abandonar sus casas para no perder la vida, la cantidad de muertes diarias, es más que el conflicto armado.

Desempleo: en la actualidad son mínimas las fuentes de empleo que permitan un salario acorde a cubrir las necesidades de la canasta básica alimentaria y la canasta básica vital.   Hoy día miles de guatemaltecos y guatemaltecas no cuentan con un ingreso que les permita cubrir las necesidades mínimas para vivir, mucho menos para tener acceso a la salud, educación y una vivienda adecuada.

Pobreza: cada día son más las familias empobrecidas porque los productos de la canasta básica se incrementan de forma constante y los sueldos que ganan los y las guatemaltecas son mínimos según el Instituto Nacional de Estadística INE en diciembre de 2012 el costo de la canasta básica alimentaria se incrementó.  El costo de adquisición de la Canasta Básica Alimentaria -CBA- se incrementó en Q.8.70 con relación al mes de noviembre lo que significa que en cada hogar se debe tener 2,617.80 quetzales. Y el costo de adquisión de la Canasta Básica Vital –CBV- se incrementó en Q.15.88 con relación al registrado en noviembre significa que cada familia debe tener un total de Q.4,777.10 para  poder cubrirla. Sin embargo con el incremento del salario mínimo para el 2013 de Q.3.40 el sueldo mínimo mensual será de Q2,171.75 total que no alcanza para cubrir ni siquiera la canasta básica alimentaria, eso trae como consecuencia el incremento de familias pobres, aún es más dramática cuando las empresas no cumplen con este salario mínimo establecido.

A un año de gobierno de Otto Pérez Molina

Exigimos:

  • No más discursos sino acciones puntuales que cumplan con lo plasmado en el artículo 1 de la Constitución Política de la República de Guatemala que dice: “El Estado de Guatemala se organiza para proteger a la persona y a la familia; su fin supremo es la realización del bien común”.
  • Leyes que favorezcan a la mayoría de la población guatemalteca por ello exigimos la aprobación de urgencia nacional de la Ley de Desarrollo Rural Integral y otras propuestas de leyes hechas en el Congreso de la República.
  • Que atienda las demandas de la mayoría de la población que exige vivienda, tierras para producir, educación, salud, empleos dignos y seguridad integral.
  • Respeto a los derechos individuales y colectivos y no más criminalización a las luchas organizadas.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Este artículo está disponible en