Colombia: Llamamiento de las Mujeres Fensuagristas en el día internacional de la No Violencia contra las mujeres a tejer organización

Por la vida y contra la guerra

Podríamos ser una más, en la larga suma de violencias soportadas por cada mujer habitante del planeta tierra, vilipendiadas, agredidas, sometidas, desaparecidas e invisibilizadas, todo ello expresión de los mecanismos de violencia y opresión en los que se sustenta el sistema capitalista y patriarcal instaurado, largo camino de la historia humana, en el que tanto hombres, como mujeres estamos inmersos.

Transformar ha sido la tarea emprendida. Querer cambiar el estado de cosas que estrechan nuestras libertades, nuestra participación, forjando soberanías, ahí donde los limites – fronteras se nos fueron imponiendo. Ésta, también ha sido nuestra historia, enriquecida en el encuentro, en el compartir de nuestras vivencias, experiencias de vida, que nos alientan a levantar de manera contundente nuestras voces, por un mundo en el que quepamos todas y todos. 

Como Mujeres Fensuagristas: campesinas, indígenas, negras, también obreras y populares, nos permitimos este llamamiento POR LA VIDA Y CONTRA LA GUERRA, sumando nuestras voces en el día internacional de la No Violencia contra la mujer, y que, desde cada rincón de esta Colombia, se escuche nuestro grito BASTA DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES…

Es un grito POR LA VIDA, gestada en cada una de nuestras apuestas, luchas cotidianas, que se encuentran y entretejen los sueños de un mundo en el que sea posible vivir con dignidad, es la SOBERANIA ALIMENTARIA, una de nuestras más importantes apuestas, de reconocimiento a nuestras prácticas culturales en el cultivo de la tierra, la conservación de las semillas nativas, preserva la diversidad y saberes de las dietas nutricionales, las sabidurías de las plantas medicinales para gozar de una vida con bienestar.

Es un grito CONTRA LAS GUERRA, instaurada en nuestros territorios para controlar, someter la vida a los designios del capital, de la política de despojo, que se lleva a nuestros compañeros, hijos, camina deshumanizando, rompiendo la memoria – el tejido social – cultural de los pueblos del mundo, justificando el accionar sistemático de la violencia que escala en la intromisión militar – armada como único medio de resolver los conflictos.

Es un grito esperanzador, que nos llama a TEJER ORGANIZACIÓN, articulación, coordinación, camino por cual garantizamos la defensa de la vida y del territorio, ha sido esta nuestra mejor herramienta para persistir en el sueño de paz con justicia social, más aún cuando Colombia  a 203 años, cuenta con un gobierno liderado por Gustavo Petro y Francia Márquez,  que son la manifestación de voluntad y compromiso político por aunar esfuerzos en dar solución a las problemáticas históricas del conflicto social – económico – cultural padecido por el pueblo colombiano.

En este 25 de noviembre, cada acción que invite, desde el seno de nuestros procesos organizativos del que participamos hombres y mujeres de cada tiempo a reflexionar en torno a la práctica sistemática de la violencia, tan acentuadas en cada ámbito de la vida, contribuyen de manera importante a revertir la violencia contra las mujeres, transformar desde la organización con el claro propósito de incidir en la comunidad – y construir una sociedad en donde el principio fundamental gire en torno al cuidado de la vida, y en cuya práctica reconozcamos el papel fundamental de las mujeres.

BASTA DE VIOLENCIAS CONTRA LA MUJER

POR LA VIDA Y CONTRA LA GUERRA, JUNTANDO NUESTRAS REBELDÍAS, SEGUIMOS TEJIENDO LA UNIDAD


Comité Ejecutivo Nacional de Fensuagro.

Secretaría Nacional de Asuntos de la Mujer Rural y de la Niñez del CampoEquipo Nacional de Mujeres Fensuagristas

Este artículo está disponible en