Francia: Campesinxs contra el neoliberalismo y la especulación financiera

El 5 de mayo, campesinxs de toda Francia, organizados en la Confédération Paysanne, se reunieron frente a la sede parisina del gigante agroalimentario estadounidense Cargill. Lxs manifestantes exigieron a la compañía poner fin a su estrategia mercantil basada en la especulación de materias primas agrícolas y en la producción masiva de agrocombustibles, una receta que ha sembrado el hambre en el mundo y que impide alcanzar la soberanía alimentaria a los pueblos.

Para saber más sobre los diferentes problemas generados por el agronegocio, a los que trabajadores y trabajadoras de la agricultura campesina hacen frente en su día a día, les invitamos a consultar el siguiente artículo y vídeo publicados recientemente en la página web de la Confédération Paysanne.


Acción ” Alto a la especulación con los cereales ” el 5 de mayo en La Défense

Especulación, libre comercio y agrocombustibles; estos son los males del hambre que quisimos denunciar el jueves 5 de mayo frente a la sede de Cargill Francia en el corazón del distrito financiero de La Défense

Unos cuarenta activistas de la Confédération paysanne estuvieron presentes en la manifestación. ©
Emmanuel Clévenot/Reporterre

Tras su Asamblea General del jueves 5 de mayo, la Confédération paysanne se dirigió al distrito financiero de La Défense para señalar los males del hambre: la especulación, el libre comercio y los agrocombustibles.

Elegimos manifestarnos frente a la sede de Cargill, el principal comerciante de productos agrícolas del mundo. Esta multinacional poco transparente y prepotente, con una facturación de 130.000 millones de dólares, se beneficia del permisivismo neoliberal de los mercados mundiales. No hay soberanía alimentaria posible con estas normas de libre comercio, de las que Cargill es uno de los emblemas.

Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, ha aumentado la especulación sobre los precios agrícolas. La subida de los precios agrícolas está teniendo un impacto dramático en la población y lxs agricultorxs. Sin embargo, la volatilidad de los precios agrícolas no es inevitable.

Para construir la soberanía alimentaria en todo el mundo, exigimos tres medidas principales :

  • el fin de la especulación con los alimentos
  • Regulación del mercado (existencias públicas, transparencia de las existencias, protección económica de los agricultores y de los mercados nacionales, control de los precios de los bienes esenciales…)
  • Detener el uso de agrocombustibles, que contribuyen a la subida de los precios de los alimentos y a los disturbios por hambre

¡El libre comercio mata de hambre, la agricultura campesina alimenta!

¡Regulemos los precios para acabar con el hambre!

Entrevista de nuestro portavoz Nicolas Girod en Terre-Net AQUÍ

Vídeo por LVC

Texto de la Confédération Paysanne

Este artículo está disponible en