Brasil: Campesinas se toman empresa de transgénicos

Cientos de mujeres pertenecientes al Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST), ocuparon este jueves un centro de investigación científica de una papelera, en rechazo a una posible introducción de eucaliptos transgénicos en ese país suramericano.

De acuerdo a un comunicado emitido por la entidad campesina, las militantes invadieron las instalaciones de FuturaGene Brasil Tecnología, una empresa propiedad de Suzano Papel y Celulosa donde se realizan investigaciones con transgénicos para “mejorar” la productividad de la papelera. El MST comunicó que la ocupación de la empresa -ubicada en Itapetininga, localidad del estado de Sao Paulo (suroeste)- se enmarca en la Jornada Nacional de Lucha de las Mujeres Campesinas y tiene como objetivo alertar sobre los peligros que, a su juicio, supone autorizar la plantación de eucaliptos transgénicos en Brasil.

 Movimientos sociales lograron suspender varios artículos de la ley Monsanto

La protesta se da porque precisamente este jueves la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), vinculada al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, pretende aprobar la introducción del eucalipto transgénico en Brasil.

Para FuturaGene los eucaliptos transgénicos pueden ser hasta un 20 por ciento más productivos que los comunes, lo que podría poner a Brasil a la vanguardia de la producción mundial de pasta de papel. En contraste, el MST ha denunciado que introducir eucaliptos transgénicos traerá perjuicios económicos, sanitarios y medioambientales.

La organización campesina sostiene que para prevenir plagas, la plantación del eucalipto transgénico requiere del uso de productos agrotóxicos como la sulfluramida, un elemento cancerígeno y prohibido por el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, suscrito por 153 países, entre los cuales está el gigante suramericano.

Además, su cultivo también perjudicaría a los productores de materias primas orgánicas, como la miel, ya que su producción podría verse contaminada durante el proceso de polinización de las abejas por las sustancias presentes en los árboles transgénicos, argumenta el MST.

El MST afirma que el ciclo de crecimiento los eucaliptos transgénicos baja de 7 a 5 años y medio con relación al eucalipto común, por lo que este requerirá mayores recursos hídrícos en un país que actualmente pasa por una de las mayores sequías de su historia.

Este artículo está disponible en