Vision Global Sobre Agua

EL AGUA ES VIDA
Visión para Acción de la Sociedad Civil para el Agua

Los grupos firmantes de esta Visión para Acción de la Sociedad Civil para el Agua rechazan los principios fundamentales de la Declaración de la Visión del Consejo Mundial del Agua que fue adoptado durante el 2do Foro Mundial del Agua en La Haya el cual subraya las políticas y planes para el 3er Foro Mundial del Agua en Marzo de 2003, por las siguientes razones:

La Visión propone un modelo para el• manejo del agua que cede todo el control sobre estos recursos al sector privado mediante la comercialización, privatización y el desarrollo a gran escala;  Da prioridad al uso del agua para la agroindustria de gran escala a• costa de las prácticas agrícolas tradicionales de pequeña escala y comunitarias de las poblaciones indígenas y campesinas.  Promueve la diseminación de semillas genéticamente modificadas con el• fin de “ahorrar” agua, amenazando así la diversidad biológica y la integridad cultural del planeta y de sus habitantes;  El Consejo Mundial del Agua es una institución no representativa y no• democrática que obtiene su influencia de una membresía exclusiva de instituciones financieras internacionales, de grandes corporaciones multinacionales que comercian el agua, y de organizaciones no gubernamentales ligadas a sus intereses;  El Consejo Mundial del Agua y su Visión proclaman haber conseguido un• “consenso” sobre el futuro del agua sin ninguna consulta, discusión o aprobación de las organizaciones de base que representan a las poblaciones del mundo. Este modelo se está volviendo la norma global y por consiguiente está destruyendo la diversidad de los ecosistemas acuáticos y de los pueblos que dependen de estos, y llevará a la formación de carteles que controlen el agua, a una devastación ecológica y a la muerte de millones o miles de millones de habitantes del mundo.

El agua pertenece al planeta y a todas sus especies para siempre. Es un derecho humano inalienable y una fideicomiso público que debe ser protegido y fomentado por todos los habitantes del mundo, las comunidades y las naciones así como las organizaciones que los representan a niveles locales, estatales e internacionales. Sobre la base de estos principios firmes hacemos los siguientes apremios:

El agua no es una mercadería y no se la puede dejar a los caprichos del mercado porque ninguna persona o entidad tiene el derecho de enriquecerse con ella. El agua, por consiguiente, no puede ser tratada como una mercancía, privatizada, comercializada o exportada con ánimo de lucro. El agua debe ser excluida de los “bienes” o “servicios” o “inversiones” de todos los acuerdos comerciales internacionales, regionales o bilaterales.

Todo ser humano tiene el derecho al agua pura. Demandamos a los gobiernos del mundo que incrementen substancialmente las inversiones en agua pura y salubridad para los pobres que tienen un acceso limitado o que no lo tienen. Insistimos que la cancelación de las deudas es esencial para los países pobres y pedimos que la privatización deje de ser una condición para los créditos internacionales.

Nosotros declaramos que la clave para el suministro de agua para la vida es mantener y proteger la integridad ecológica de todos los sistemas ecológicos. Pedimos que se adopte e implemente una agenda para la restauración y rehabilitación de los ecosistemas degradados. Además, proclamamos que un futuro con seguridad de agua no es compatible con la agricultura industrial o con el monopolio y control de los alimentos y las semillas por un pequeño número de corporaciones. Apoyamos el objetivo de autosuficiencia en producción de alimentos. También consideramos que los proyectos de desarrollo de agua de gran escala, como las mega represas, son ecológica y socialmente insostenibles. Por consiguiente, un futuro con disponibilidad segura de agua depende del reconocimiento, respeto y protección de los derechos de poblaciones indígenas, campesinas y pesqueras y de sus conocimientos tradicionales. Insistimos que se debe dar un lugar central a las voces de estos grupos y de las mujeres de todo el mundo en cuanto a los temas del manejo del agua ya que estas son las comunidades más afectadas por la inseguridad de la disponibilidad del agua.

El agua, como un fideicomiso público y derecho humano inalienable debe ser controlada por los pueblos y las comunidades que dependen de ella para su supervivencia y subsistencia. El manejo de los servicios de agua no solamente deben permanecer en manos públicas, sino que deben ser revitalizados y reforzados para asegurar la participación de la comunidad y de los trabajadores para democratizar el proceso de toma de decisiones y asegurar la transparencia y la rendición de cuentas. Esta participación debe hacerse extensa a niveles estatales, regionales e internacionales en lo que se refiere a decisiones relacionadas con los recursos de agua. Además, todos los proyectos de desarrollo de agua deben estar basados en el respeto de los derechos de las comunidades afectadas y debe brindarles plena y significativa participación en la toma de decisiones.

Por último, proclamamos que el manejo y la protección de los recursos mundiales de agua deben basarse absolutamente sobre los principios de justicia, solidaridad, reciprocidad, equidad, diversidad y sostenibilidad, porque el agua es un derecho humano. Tal como se expresa la Declaración de Porto Alegre de 2002, pedimos a los legisladores y parlamentarios que tomen los pasos necesarios para codificar esta visión. Además, oponiéndose al 3er Foro Mundial del Agua que se reúne en Kyoto, los activistas del agua se están reuniendo en foros sociales del agua* en Florencia, Italia; Sao Paulo, Brasil; Accra, Ghana; Ciudad de Nueva York, EE.UU. Y Nueva Delhi, India, los que formarán una coalición para alternativas mundiales sobre el futuro del agua.

*Los foros son los siguientes:
1ser Foro Mundial del Agua de los Pueblos; Florencia, Italia (Marzo 21-22) Foro Social sobre el Agua (Marzo 16-23) Conferencia Africana sobre el Agua; Accra, Ghana (fecha a ser definida) Conferencia Mundial y Festival del Agua; Ciudad de Nueva York (Marzo 16 -23) Foro Nacional del Agua de los Pueblos; Nueva Delhi, India (Marzo 15-16)

Este artículo está disponible en