Las mujeres de Haití enfrentan una nueva injerencia imperialista

Artículo publicado por Capire
Islanda Micherline presenta los desafíos y estrategias de las campesinas haitianas por la autodeterminación y la soberanía popular


El pueblo de Haití se enfrenta una vez más a la injerencia imperialista sobre su destino. La isla caribeña vive una situación de creciente violencia y violaciones sistemáticas, control de territorios por grupos armados, represión y subordinación de los intereses del pueblo a los del capital transnacional. Las condiciones de vida en las ciudades y en el campo empeoran drásticamente. El acceso a los alimentos y la circulación de la producción campesina se han visto profundamente afectados. Precisamente por eso, están en el centro de la resistencia campesina, feminista y popular.

Ante esa situación, la ONU, históricamente responsable de intervenciones militares que profundizan los problemas sociales y políticos, vuelve a actuar en línea con el imperialismo estadounidense. En el video a continuación, Islanda Micherline, de La Vía Campesina en Haití, denuncia el rol de los países del Norte Global que, a través del Core Group de la ONU para Haití, han operado el nuevo intento de intervención en el país.

En el campo y en la ciudad, las mujeres haitianas proponen estrategias económicas para esta transición, como dice Islanda, con el fin de construir la agroecología, la economía solidaria y la soberanía alimentaria, objetivos que tienen como precondición la autodeterminación de los pueblos y un gobierno popular. Desde todas partes de las Américas, las mujeres continúan en la solidaridad internacionalista y antiimperialista, en defensa de un Haití digno y soberano, libre de ocupación.