¡La solución a la crisis climática está en nuestra lucha campesina por la Soberanía Alimentaria y Energética!

¡Llamado de Acción! – La próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se realizará del 6 al 17 de noviembre 2017 en Bonn, Alemania.

Con la Madre Tierra calentándose dramáticamente y la humanidad plagada de condiciones climáticas adversas sin precedentes y el aumento del nivel del mar. El sistema capitalista, alimentado por la codicia de ganancias, no es capaz de abordar la crisis climática actual. Incluso el acuerdo de Paris COP21 y sus propuestas inadecuadas para mantener los aumentos de temperaturas por debajo de los 2 grados centígrados están muy inciertas, con el reciente retiro del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Este año fuimos testigos del aumento del impacto del cambio climático tanto en escala como en intensidad: huracanes (Harvey, Irma, Maria, etc), inundaciones (India, Nepal, Bangladesh, Sierra Leona, etc), tormentas, sequías, olas de calor y más. Cientos de miles de personas desplazadas, miles de personas muertas y desaparición total de algunos territorios insulares. En muchos casos, los pueblos han perdido todos los recursos necesarios para vivir. Los más afectados son los campesinos y campesinas, los pobres, los trabajadores y trabajadoras rurales, los indígenas, los pescadores y pescadoras.

Conocemos la causa de esta crisis climática: los sistemas alimentarios industriales mundiales son responsables de más de 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante el uso intensivo de agroquímicos, toxinas, energía fósil, acaparamiento de tierras y degradación forestal a través de plantaciones, minería, tala de árboles, etc.Los perpetradores de la crisis, utilizando su “músculo monetario”, ahora presionan por soluciones falsas: la agricultura “climáticamente-inteligente”, los OGM, REDD y REDD+, “carbono azul” y todos los demás esquemas de economía verde que buscan la financiarización de la naturaleza y sus servicios. Las multinacionales contaminan las negociaciones sobre el clima y las convierten en el lugar del poder económico y financiero sobre los pueblos, en detrimento de nuestros derechos.

A medida que se aproxima la COP23, reafirmamos la importancia de luchar por políticas públicas que promuevan y apoyen la agroecología, los sistemas energéticos locales controlados por la comunidad y la acción colectiva para una transición justa de los combustibles fósiles y las falsas soluciones energéticas que fomentan la captura corporativa de nuestros recursos naturales. Nuestra agroecología campesina alimenta el suelo con materia orgánica, conserva y recupera la biodiversidad, utilizando el conocimiento de nuestros pueblos y nuestra Madre Tierra para alimentarnos. ¡Rechazamos cualquier intento del agronegocio de optar por la agroecología y nos comprometemos a defender y promover nuestra agroecología campesina!

Para La Vía Campesina, nuestras tierras, nuestra sabiduría, nuestras semillas, y nuestro derecho no son negociables!   Pedimos el fortalecimiento de todas las movilizaciones contra este sistema que engendra los crímenes climáticos actuales y del futuro. Debemos luchar contra todos los acuerdos de libre comercio y contra todos los desastrosos proyectos petroleros, gaseros, y mineros así como todos los grandes proyectos exclusivos (represas, autopistas, aeropuertos plantaciones, etc.,).

Debemos transformar urgentemente los sistemas de producción financiera, social y ecológica, así como compartir el trabajo y la riqueza, la preservación de bienes comunes como el agua, la tierra, la flora y la fauna.

Estamos haciendo un llamamiento a nuestros aliados, amigos y movimientos sociales para que se movilicen juntos con la sociedad civil fuera de las conversaciones sobre el clima de la ONU en Bonn, difundiendo nuestra voz y nuestras soluciones verdaderas.

¡Movilicémonos durante la COP23 para la convergencia de las luchas,

para la agroecología campesina y la soberanía alimentaria!

Esta entrada está también disponible en English y Français.