Justicia y Solidaridad para Elizabeth Ekaru: ¡Paren de matarnos!

(Bagnolet, 20 de enero de 2022) La Vía Campesina – un movimiento internacional que reúne a millones de campesinos, productores de la pequeña y mediana agricultura, gente sin tierra, juventud rural y mujeres, pueblos indígenas, personas migradas y trabajadores agrícolas de todo el mundo – condena la reciente muerte de Elizabeth Ibrahim Ekaru, una ambientalista y activista keniana.

Elizabeth Ibrahim Ekaru, una mujer de 47 años y madre de 5 niños, defensora de los derechos de las mujeres como también del medio ambiente y los derechos a la tierra en Kenia, fue apuñalada hasta la muerte el 03 de enero de 2022 por una disputa de tierras. Por años, ella estuvo trabajando incansablemente para defender el derecho a la tierra de mujeres indígenas en Kenia. Este asesinato pone de manifiesto la amenaza cada vez mayor a la que se enfrentan muchos activistas de derechos humanos y defensores de la comunidad, especialmente las mujeres, no sólo en África sino en todo el mundo. Al amparo de las restricciones del COVID, muchos asesinatos de defensores de los derechos de las comunidades, los derechos de las mujeres y los derechos sobre la tierra han pasado desapercibidos, y unos pocos han recibido una atención/cobertura limitada por parte de los medios de comunicación. Los defensores de los derechos, en particular las mujeres, corren el riesgo de ser apresados e incluso asesinados por levantarse contra las injusticias humanas y medioambientales. Lo que es triste y preocupante es que en la mayoría de estos casos de asesinato los autores siempre se evaden y escapan de la justicia. 

Nuestro miembro en Kenia, la Liga Campesina de Kenia (KPL por sus siglas en inglés), también expresó su preocupación por el aumento de los casos de violencia y feminicidio contra mujeres y niñas en Kenia. El 15 de julio de 2021, otra defensora de los derechos humanos, Joannah Stutchbury, reconocida conservacionista, fue brutalmente asesinada en el condado de Kiambu. Joannah se había opuesto anteriormente a los intentos de poderosos empresarios locales de construir en el cercano bosque de Kiambu, y había recibido amenazas de muerte en el pasado. En diciembre de 2021, siete jóvenes fueron asesinados en la zona de Kangemi por un policía que posteriormente se suicidó. El KPL está colaborando estrechamente con la Autoridad de Supervisión Policial Independiente (IPOA) y otros socios para garantizar que se haga justicia a las familias de los fallecidos. 

Nos solidarizamos con las comunidades y organizaciones para exigir justicia para Elizabeth Ibrahim Ekaru y otras mujeres y hombres asesinados por defender los derechos humanos y medioambientales en Kenia. También pedimos que se ponga fin a los feminicidios y a la violencia de género.  Expresamos nuestro más sentido pésame a la familia de Ekaru.  Pedimos al gobierno keniano que lleve ante la justicia a los autores y proteja a los defensores de los derechos humanos y medioambientales en Kenia.

Expresamos nuestro más sentido pésame a la familia de Ekaru.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Este artículo está disponible en