Guatemala: CONIC celebra 21 años de lucha

La comunidad Santa Cruz Cajolá de Champerico Retalhuleu es la sede en donde cientos de hombres y mujeres de diferentes edades se han concentrado para celebrar los 21 años de vida de la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina -CONIC-.

Juan Tiney de la dirección nacional de la -CONIC- dijo que la Coordinadora Nacional nació el día Oxib´ N´oj del calendario maya, el 16 de julio del año 1992 en la comunidad Santa Inés del departamento de Retalhuleu, asimismo indicó que a 21 años de vida la organización tiene presencia en 18 departamentos del país, siendo una organización autónoma e independiente regida por su propio estatuto interno y formada de diferentes nacionalidades mayas, indígenas y ladinos pobres.

Las actividades para conmemorar el 21 aniversario dieron inicio desde el lunes 15 de julio en horas de la noche con la presencia de delegados y delegadas de diferentes regiones del país.

Representantes de las comunidades parte de la CONIC, expresan su sentir por los años que la coordinadora les ha acompañado en el proceso de lucha por el acceso a la madre tierra, a los servicios básicos y al proceso de formación y capacitación en los diferentes espacios.

Delfina  González de Olintepeque Quetzaltenango, comparte que  inició su lucha dentro de la -CONIC- en el año 2009, desde esa fecha la comunidad a tenido acompañamiento y ha sido beneficiada con la formación en diferentes ámbitos, resalta el acompañamiento de la organización para cultivar sus alimentos de forma agroecológica es decir en armonía con la madre tierra.

Por su parte Marcelina Sirin de la aldea el Cojobal de Sololá señala que las mujeres en su comunidad desde hace 18 años forman parte de la organización, desde entonces han luchado para acceder a diferentes espacios con el fin de  defender la tierra y sus  derechos individuales y colectivos y para a las  mujeres se les respete sus derechos de igual manera que a los

 hombres,  asimismo señala que las mujeres son parte del proceso de lucha desde sus hogares, comunidades, municipios y  a nivel nacional: “antes los esposos no dejaban participar a sus esposas en ningún proceso porque eran celosos, pero ahora con el acompañamiento de -CONIC-, las mujeres ya conocemos nuestros derechos y sabemos que valemos lo mismo que los hombres” dijo Sirin, también agregó que durante los años que son parte de la organización los esposos han cambiado.

Otro de los beneficios que se perciben en la comunidad es el proceso de elaboración de abono orgánico cuidando los suelos y cultivando alimentos nutritivos que garantiza la soberanía alimentaria, “ahora no compramos abono porque nosotros mismos lo hacemos”, señaló Sirin quien agregó que la lucha en las comunidades continúa porque las familias exigen el goce pleno de sus derechos.

Luis Ramírez Sales de San Sebastian Huehuetenango, dio a conocer que en su comunidad son parte de la organización desde el año 1993, el principal objetivo de organizarse es para exigir un desarrollo integral que respete la vida y los bienes naturales. “Las familias deben organizarse y exigir el acceso a la tierra, al goce de una vida plena”, señaló Ramírez Sales.

A 21 años de vida de la -CONIC- los entrevistados coinciden que la organización ha sido fundamental para luchar por la tierra y garantizar el respeto al derecho a la vida de ellos y sus familias, señalaron que las demandas y propuestas deben continuar porque hay muchas familias en las diferentes comunidades que en la actualidad no cuentan con el acceso a los servicios básicos y las mujeres en su mayoría no son tomadas en cuenta para ser propietarias de la tierra por ello señalan que desde las bases la organización es fundamental para luchar por un bienestar integral que garantice el goce del derecho de todo ser humano.

Este artículo está disponible en