España: Las campesinas gallegas también fueron protagonistas en este 8M

El Sindicato Labrego Galego convocó al XIV Encuentro de la Secretaría de las Mujeres bajo el título “Cuerpo y Territorio[M1]  y recuerda la importancia de esta huelga del 8M para las mujeres campesinas.

La Secretaría de las Mujeres del SLG convocó a su XIV Encuentro los días 9 y 10 de marzo en Nigrán (Pontevedra). Esta vez, el eje recayó en el “Cuerpo y Territorio”, haciendo foco en la “mercantilización tanto del cuerpo de la mujer como del territorio”, comenta la responsable María Ferreiro.

Desde el SLG, y con perspectivas al Día de la Mujer, también quieren destacar la importancia de compartir su perspectiva como mujeres y como campesinas, dos sectores tradicionalmente discriminados.  Así, María Ferreiro explica que este 8M “está vinculado a una huelga laboral, de cuidados y de consumo”, tres temas muy centrales en la agenda del sindicato.

El contexto

La propia María Ferreiro también habló de la implicancia del SLG en la huelga de mujeres del 8 de marzo, de la que esta asociación agraria ha sido uno de los colectivos convocantes, tanto este año como el año pasado. Para Ferreiro, está plenamente justificada la participación de las campesinas gallegas, tanto en el ámbito laboral como en el de los cuidados o en el del consumo.

En el ámbito laboral. Explicó Ferreiro, “hay muchas mujeres campesinas que no están aportando a la Seguridad Social, y que en un plano laboral están siendo totalmente invisibilizadas, consideradas por el sistema como una simple ayuda familiar. En esta problemática sigue candente la cuestión de la titularidad compartida en las explotaciones: en Galicia, se estima que unas 30.000 campesinas no son titulares de la explotación familiar en la que trabajan a diario. A pesar de que existe una ley que permite la cotitularidad en las granjas desde 2011, para propiciar la igualdad de derechos laborales en la profesión agraria, en Galicia solo se dieron de alta como cotitulares 18 mujeres desde entonces”. En el conjunto del Estado, la cantidad es de 350.000 campesinas no titulares y 522 en la cotitularidad (datos actualizados a diciembre de 2018).

“En lo rural existe una fuerte división sexual del trabajo”, prosiguió la responsable de la Secretaría de las Mujeres del SLG, “y la parte de los cuidados está asumida mayoritariamente por las mujeres. Además, en lo rural se da la circunstancia de que los servicios y recursos para conciliar la vida familiar y laboral (residencias, guarderías, centros de día, etc.) son prácticamente inexistentes”.

“Como organización y como mujeres campesinas llevamos mucho tiempo cuestionando el consumismo irracional en el que se basa nuestro sistema económico y alimentario. Somos productoras de alimentos, pero percibimos unos montos irrisorios por ellos en comparación con lo que pagan por el producto final lxs consumidorxs, con márgenes comerciales que a diario superan el 1000%. Por eso, apoyamos la huelga de consumo también, porque es necesario repensar qué consumimos y de qué manera lo hacemos, pensar en las condiciones laborales y la remuneración del trabajo agrario que se ocultan detrás de cada alimento que vendemos”.


 [M1]

Fuente: https://nostelevision.gal

Este artículo está disponible en