Elecciones 2022, vientos de cambio en Colombia

Las elecciones a Congreso y consulta presidencial el pasado 13 de marzo dieron la victoria a la coalición de centro-izquierda Pacto Histórico, que obtuvo la mayor votación para las cámaras alta y baja del legislativo. Por primera vez en la historia de Colombia, los sectores alternativos son la primera fuerza del Congreso.

Los comicios se realizaron para elegir al Congreso del período 2022-2026 y celebrar las consultas que definirían los candidatos presidenciales de las 3 coaliciones en contienda. La jornada no estuvo exenta de dificultades, como fallos en la página web de la Registraduría, capturas por posible corrupción electoral en 8 departamentos del país y acciones de grupos armados ilegales para limitar el derecho al voto en las regiones de Catatumbo y Caribe.

El porcentaje de abstención electoral se mantuvo en el promedio histórico, que fluctúa entre el 50 y el 60%. Para el caso de estas elecciones legislativas sólo el 45% de las personas habilitadas para votar ejercieron su derecho. Pese al mantenimiento del abstencionismo, los resultados del escrutinio dan cuenta del nuevo momento político del país.

El uribismo, que lleva 20 años en el poder, está en crisis. Su partido político, el Centro Democrático, sufrió un desplome en el Congreso y perdió 5 puestos en el senado y 17 en la cámara de representantes. Factores como el descrédito de la Fuerza Pública, el 73% de desaprobación del Gobierno Duque y la pérdida de la figura de Álvaro Uribe, hoy inmerso en procesos judiciales, confluyeron en el retroceso del uribismo.

Al tiempo, los sectores alternativos se abren paso en los escenarios de representación. La convergencia Pacto Histórico se posiciona como la primera fuerza política del Congreso, logrando 31 curules en cámara de representantes y 20 en el senado. Esta victoria fue posible gracias a la veeduría que realizaron miles de voluntarios en el escrutinio, labor de la que dependió el reconocimiento de cerca de 400.000 votos que no fueron registrados en favor de la colectividad. 

Los resultados de estas elecciones dan cuenta de un cambio cultural en Colombia. Francia Márquez, mujer negra defensora del medioambiente, obtuvo la segunda mayor votación de las consultas presidenciales (después de Gustavo Petro), ganando a candidatos de partidos tradicionales que tienen el apoyo de maquinarias políticas. Debe señalarse también, que el Congreso electo tiene la mayor proporción de mujeres en la historia (30%), y que por primera vez una mujer palenquera[1] logra un escaño en el legislativo.

Es probable que, por primera vez en la historia del país, la carrera por la presidencia la gane un candidato con afinidad de izquierda. El favorito de las encuestas es Gustavo Petro, con una intención de voto del 37%, doce puntos arriba del segundo candidato con mayor intención de voto, Federico Gutiérrez, de la coalición de derecha “Equipo por Colombia”.

La primera vuelta de las elecciones a presidencia será el próximo 29 de mayo, para que un candidato sea elegido presidente es necesario que logre la mitad más uno del total de los votos; si ningún candidato logra dicha mayoría se realiza una segunda vuelta entre los dos candidatos con mayor votación el 19 de junio. Hoy las fuerzas progresistas cierran filas en la campaña de Gustavo Petro para ganar la presidencia en primera vuelta, de lo contrario, será difícil ganar a la derecha en bloque en segunda vuelta.


[1]Las comunidades palenqueras son descendientes de personas esclavizadas que, desde el siglo XV, se rebelaron y fundaron territorios que denominaron palenques, donde se organizan para vivir de forma independiente.


Texto: Cloc Colombia
Foto: Gustavo Petro y Francia Márquez por @ecoaneko

Este artículo está disponible en