|

Colombia: Primeros impulsos a la Reforma Agraria

Una de las primeras acciones desde que se posesionara el nuevo Gobierno fue la redacción de una nota diplomática al sistema de Naciones Unidas para acoger la Declaración sobre derechos de los campesinos. A la par de estas acciones de reconocimiento del campesinado, se aceleran los procesos de acceso a tierra.

Pasados 10 días de la posesión presidencial, el Ministerio de agricultura presentó al Congreso un proyecto para modificar la Constitución y reconocer al campesinado como sujeto de derechos. De aprobarse el proyecto, el artículo 64 de la Constitución quedaría así:

El campesinado es sujeto de especial protección. El Estado velará en forma especial por la protección y garantía de sus derechos individuales y colectivos, incluidos aquellos reconocidos por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales

Con la aprobación de este proyecto de Ley también se integraría la Declaración de derechos campesinos al bloque de constitucionalidad. Es la séptima vez, desde el 2014, que se discute en el legislativo un proyecto para reconocer constitucionalmente al campesinado como sujeto de derechos; la composición del actual congreso abre la posibilidad de que ahora si se apruebe la propuesta, que ya fue aprobada en el primero de 8 debates.

Se espera que este reconocimiento de derechos se complemente con la inclusión de un capítulo especial sobre campesinado en el Plan Nacional de Desarrollo – PND. Un primer avance para ello son los diálogos regionales vinculantes, diseñados como espacios de participación ciudadana en la construcción del PND.

También se aceleró el proceso de acceso a tierra, que se impulsará a través de tres fuentes principales: compra de tierras improductivas, bienes incautados al narcotráfico y baldíos. El primer paso se dio con la titulación, en el mes de septiembre, de 681.372 hectáreas de tierra a campesinos, indígenas y afrodescendientes.

Para complementar la Reforma Agraria establecida en el Acuerdo de Paz, el ministerio de agricultura ya definió 13 líneas de trabajo, dentro de las que se incluyen reforma al crédito, disminución de costos de insumos, integración de objetivos ambientales, fortalecimiento del catastro y esquemas de comercialización.

Estos pasos de impulso a la Reforma Rural se complementan con iniciativas legislativas que se están discutiendo actualmente en el Congreso y que desarrollan compromisos pendientes del Acuerdo como la creación de una jurisdicción agraria.


Texto: La Vía Campesina Colombia

Foto: Ministerio Agricultura