Brasil: Ruptura de represa en Bahía refuerza la falta de seguridad de la población

Por MAB (Movimiento de Afectadxs por Represas)

En la región noreste del estado de Bahía, se rompió otra represa, cerca del municipio de Pedro Alexandre, en Quati.

Según la Defensa Civil de la región, como en otros casos precedentes, el agua se mezcló con la tierra formando una especie de barro que invadió las casas y dejó a la población aislada. No hay información sobre las víctimas. La represa fue construida por el gobierno estatal. Era de agua salobre y se usaba para la pesca. El agua ya llegó al municipio de Coronel João de Sá, a orillas del río Peixe, en la frontera con Sergipe, donde cientos de personas tuvieron que abandonar sus hogares.

Desafortunadamente, Brasil sufre con ésta otra ruptura de un embalse, lo que refuerza lo que el Movimiento de Afectadxs por las Represas, MAB, ha denunciado con énfasis en el último período: la población que vive cerca de las represas no vive segura y ni siquiera tiene información sobre las condiciones reales de las estructuras.

La falta de supervisión de las represas en el país es un problema grave, que pone en riesgo la vida, y se materializa en ocasiones con colapsos, como ocurrió ahora (11 de julio) en el distrito de Quati y muchos otros, como Mariana (2017) y Brumadinho (enero 2019).

El MAB entiende que, debido a la condiciones de falta de supervisión, las represas brasileñas son como “bombas de tiempo”: la represa que colapsó en Bahía no había sido catalogada como un riesgo, al igual que las represas en Minas Gerais (Mariana y Brumadinho) que mataron a tanta gente y destruyeron dos ríos, Doce y Paraopeba.

El Movimiento de Afectadxs por Represas reclama la construcción de Planes de Seguridad locales que posibiliten evitar tragedias en casos de rompimiento. Incluso en el estado de Bahía, el MAB ya ha solicitado una Política de Estado que garantice los derechos de las poblaciones afectadas, hasta ahora sin avances significativos. También entendemos la importancia de la implementación de la Política Nacional sobre los Derechos de los Afectados (PNAB), recientemente aprobada en la Cámara y que se está debatiendo en el Senado.

Históricamente, el MAB lucha en defensa de la vida y el medio ambiente. Es absurdo que las rupturas de las presas se hayan vuelto tan frecuentes y que sean tratadas por las autoridades de una manera trivial.


¡Nuestra solidaridad con la gente de Bahía!

Movimiento de Afectadxs por represas

Más información: http://www.mabnacional.org.br

Este artículo está disponible en