Argentina: Gran Feriazo en el Día de la Lucha Campesina

Las organizaciones campesinas y de la agricultura familiar de Mendoza realizaron un Feriazo en la ciudad de Mendoza en el marco de las jornadas nacionales de Lucha campesina. La cita fue el miércoles 17 de abril en la Plaza Independencia. Esta manifestación se realizó para denunciar la crisis agropecuaria, los tarifazos, las políticas de ajuste, el vaciamiento del Estado y exigir políticas de emergencia para la agricultura familiar y campesina. El 17 de abril se conmemoró el Día Internacional de la Lucha Campesina. Junto al Feriazo se realizó un acto donde se expuso las problemáticas del sector y se realizaron intervenciones artísticas.

Comunicado:

Campesinas y campesinos organizados de toda la provincia, trabajadoras y trabajadores rurales, pequeñ@s agricultor@s, ganader@s, horticultores y horticultoras, viñater@s y elaborador@s de vino artesanal, contratistas de viña, elaborador@s de productos artesanales y comunidades indígenas nos concentramos en Mendoza el miércoles 17 de abril en el marco de las Jornada Internacional de la Lucha Campesina, que en Argentina se opone la ofensiva neoliberal que ha profundizado el gobierno conducido por Mauricio Macri y Cambiemos.

Denunciamos el avance del capital sobre los pueblos y sus territorios. El capitalismo, racismo y patriarcado se conjugan como mecanismos de dominación a través del acaparamiento de territorios, saqueo de los bienes comunes, explotación del trabajo y control de los cuerpos y la misoginia. Las corporaciones transnacionales junto con el Gobierno de Macri, promueven prácticas desleales para impulsar el extractivismo, acaparamiento de tierras y monocultivos para la exportación, tierras que son utilizadas en su gran mayoría por el agronegocio.

El gobierno nacional está subordinado y conducido por los intereses de las corporaciones transnacionales y los agronegocios, profundizados por los acuerdos con el FMI y ha desatado una fuerte ofensiva contra todas las instituciones y políticas agrarias para la agricultura familiar y campesina. Se desmanteló y desfinanció la Ex Secretaria de Agricultura familiar, se desguazó el sector de agricultura familiar del INTI, y se acaba de ajustar al INTA cerrando los IPAF, apuntando a favorecer a sectores concentradores que no se corresponden con las características de la Agricultura Familiar.

Así mismo nos movilizamos contra la ofensiva conservadora del capital y las corporaciones, y sus políticas de ajuste y saqueo y demandamos:

Soberanía Alimentaria y un programa de Reforma Agraria Popular que Reconozca y ratifique los Derechos de los campesinos y campesinas y Garantice la permanencia y el acceso a la Tierra y Territorio para el desarrollo de la vida digna, la producción de alimentos.
La adhesión a la Ley Nacional de Agricultura Familiar

La sanción de una ley de tierras que evite la especulación financiera y garantice el acceso y usufructo de la tierra a las familias campesinas

Que se cumpla con la Ley 6.920 y se otorguen los títulos comunitarios a las Comunidades Huarpes.

Que Se garantice el acceso a la educación de calidad y adecuada en el campo.

Que Se generen políticas públicas para promover la producción campesina y agroecológica, el agregado de valor local y el acceso a los mercados.

Que se Contemplen políticas públicas que consideren la realidad de la mujer rural y el colectivo de diversidad sexual. Decimos basta de violencia hacia las mujeres y disidencias y exigimos el cumplimiento de la Ley 26.485 y de la ESI en las escuelas rurales.

Frente a la situación de la Crisis Agropecuaria actual exigimos una inmediata Ley de Emergencia para la Agricultura Familiar Campesina Indígena que contemple:

Créditos blandos y subsidios para la producción, el acceso a los mercados y a la tierra con perspectiva de género.
Suspensión de los desalojos y procesos judiciales contra la tenencia y posesión de las familias campesinas y efectivo cumplimiento de la Ley de Reparación histórica de la Agricultura Familiar.

Compra estatal directa de los productos campesinos y Mercados populares para la venta de los productos campesinos en los barrios populares.

Priorizar a las familias campesinas sin tierra para la concesión del usufructo de las tierras publicas y fiscales

Suspender la privatización de la tierra pública.

Tarifas energéticas accesibles y diferenciadas para las actividades agropecuarias.

Una política de igualdad de las mujeres en la titularidad y registro de la tierra, co-titularidad y co-registro en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (RENAF), Registro Único de Puester@s (RUP) y el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa).

Garantizar el derecho de educación de todos y todas las personas que viven en el campo: en todos los niveles educativos respetando respetando las realidades de las comunidades campesinas, las experiencias y las trayectorias históricas y sociales que impregnan el campo. Vinculando así la vida a los procesos pedagógicos, evitando así el desarraigo.

Garantizar el acceso a la salud en el campo, mejorando la infraestructura de las postas y centros de salud y la presencia de médicos y medicamentos en los mismos.

La eliminación del documento de transito vegetal (DTV), así como simplificar y facilitar los costos y trámites para la agricultura familiar y campesina en lo que se refiere a tramites de habilitación, vacunación y asistencia por emergencia.

Unión de Trabajadores y Trabajadoras Rurales Sin Tierra
Movimiento Nacional Campesino Indígena

Este artículo está disponible en