“Agroecología es reencuentro con la tierra, y Soberanía Alimentaria”

Comunicado de la Confederación Nacional de la Agricultura, CNA de Portugal.

(22 de Abril 2021) La agroecología no se trata de un modernismo, ni se trata de una moda. Es una práctica milenaria, en uso, desde que el ser humano comenzó a sembrar las semillas en el suelo y a domesticar animales.

La agroecología se caracteriza por producir alimentos saludables, respetando y protegiendo la naturaleza de la que todxs dependemos. Esta práctica fue violentamente confrontada por el creciente modelo productivo, intensivo y monocultural, con el uso de químicos sintéticos, la explotación de bienes naturales y de la biodiversidad, ligado a la gran distribución de productos alimenticios, a nivel nacional e internacional, responsable de la eliminación y explotación  de millones de agricultores y la persistencia del hambre, especialmente en las regiones rurales.

La agroecología es inseparable de la promoción de la Agricultura Familiar y la Soberanía Alimentaria, el derecho de cada pueblo a decidir qué producir para asegurar su sustento económico y alimentario.

Lograr la Soberanía Alimentaria solo es posible con la transformación del modelo productivo dominante hacia  un modelo agroecológico. La vertiente de la agroecología no se vacía, ni es ante todo un enfoque científico de los agro ecosistemas y sistemas alimentarios, ni de los principios ni prácticas que la promueven, sino que se apoya en el movimiento asociativo de la agricultura campesina, basado en principios de carácter social, justo y económico.

Principios consagrados en la Declaración sobre  Derechos Campesinos y otros personas que trabajan en las zonas rurales, aprobada en la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2018, que culminó luego de una  lucha de 17 años iniciada por La Vía Campesina y  aliados, y que ha ido ganando cada vez más adeptos, que la apoyan y conducen. Para los movimientos sociales y agricultores organizados, por el pensamiento y por la acción transformadora, enfrentando al modelo productivista, tendrán la capacidad de transformar la forma en que se producen los alimentos, cómo distribuirlos y establecer relaciones sociales y económicas justas con las poblaciones, siempre y colectivamente en armonía con la naturaleza.

Algunos aspectos principales de la agroecología:

Ambiental

  • Interacción, sinergia, integración y complementariedades positivas entre los elementos de los agrosistemas y los sistemas alimentarios.
  • Crea y preserva la vida del suelo con el fin de crear condiciones favorables para el crecimiento de las plantas.
  • Optimiza y cierra los ciclos de recursos mediante el reciclaje de nutrientes y biomasa.
  • Recupera y mejora la biodiversidad sobre y en el suelo (especies y variedades, recursos genéticos, variedades / razas adaptadas localmente, a nivel de tierra, agrícola y paisajístico).
  • Una gestión ecológica que elimina el recurso y la dependencia de ayudas sintéticas externas.
  • Apoya la adaptación climática y la resiliencia, al tiempo que contribuye a la mitigación (reducción y retención) de las emisiones de gases.

Cultural y Social

  • Tiene sus raíces en la cultura, la identidad, la tradición, la innovación y el conocimiento de las comunidades locales.
  • Contribuye a dietas saludables, diversificadas, regionalizadas, estacionales y culturalmente apropiadas.
  • Bebe de la experiencia y el conocimiento colectivo, promover contactos horizontales (de campesinx a campresinx) para compartir conocimientos.
  • Crea oportunidades y promueve la solidaridad y el intercambio de ideas entre pueblos cultural y geográficamente diversos y entre poblaciones rurales y urbanas.
  • Respeta la diversidad entre las personas en relación con el género, la raza, la orientación sexual y la religión, crea oportunidades para los jóvenes y las mujeres y fomenta el liderazgo de las mujeres y la igualdad de género.
  • No requiere de una costosa certificación externa porque depende, principalmente, de la relación productor-consumidor y de transacciones basadas en la confianza y el valor mutuamente justo, promoviendo alternativas a la certificación, como el Sistema -Participativo de Garantía y Agricultura Apoyada por la Comunidad.
  • Apoya a las personas y las comunidades a mantener relaciones emocionales y materiales con la tierra y el medio ambiente.

Económico

  • Promueve redes de distribución cortas y justas y construye una red transparente de relaciones entre productores y consumidores.
  • Ayuda a promover una vida digna para las familias campesinas y contribuye a fortalecer los mercados, las economías y el empleo locales.
  • Presenta una visión de una economía social y solidaria.
  • Promueve la diversificación de los ingresos en la agricultura, brinda a los agricultores una mayor independencia financiera, aumenta la resiliencia al multiplicar las fuentes de producción y los medios de subsistencia, promueve la independencia de los ingresos externos a la actividad productiva y, a través de su sistema diversificado y equilibrado.
  • Aprovecha el poder económico y social de los mercados locales, permitiendo a la Agricultura Familiar vender productos a precios justos y responder activamente a la demanda de la población.
  • Reduce la dependencia externa y aumenta la autonomía de las comunidades al proporcionar medios de vida sostenibles y dignidad.
  • Promueve la oferta de instituciones públicas, garantizando el acceso a alimentos de calidad.

Este artículo está disponible en