#25NPy – “Queremos el desarrollo de la agricultura agroecológica que nos permita seguir siendo protagonistas en la producción de alimentos”

26 de Noviembre de 2020 – Ore, kuña indígena ha campesina rojoajúva CLOC- Vía Campesina, reclamamos al Estado paraguayo el cumplimiento de sus obligaciones y compromisos para con las mujeres del campo, que incluye vivir en un ambiente sano, libre de violencia y donde podamos desarrollarnos autónomamente y con dignidad. Para ello, necesitamos que el Estado encamine políticas públicas de Reforma Agraria, que nos permita cuidar del territorio, que asegure la tenencia de la tierra y que la entregue a quienes carecen de ella para su sustento.

Queremos el desarrollo de una agricultura agroecológica que nos permita seguir siendo protagonistas de la producción de alimentos para proveer a las ciudades salud y calidad a precios justos, y por ello nuestro énfasis está en la implementación de la Reforma Agraria como garantía de este y otros derechos económicos, sociales, culturales y ambientales para los territorios. Para enfrentar con mayor fuerza los embates de la pandemia por la Covid-19, proclamamos también la Reforma Agraria como una alternativa válida para la superación de esta crisis.

Necesitamos que los territorios sean garantizados a partir de nuestra activa participación y acciones, y que estas acciones en el marco de la lucha social no sean criminalizadas; en ese sentido, que sean liberados las presas y presos políticos y todos quienes luchan por los derechos colectivos.

Necesitamos que el Estado paraguayo ratifique la Declaración de los Derechos Campesinos para contar con un instrumento de protección de nuestros derechos como clase trabajadora del campo.

Necesitamos una atención efectiva de la salud pública en forma permanente en los territorios, pues la violencia estatal se mide también por la falta de medicamentos y personal médico en los puestos sanitarios.

Necesitamos que se fomente una educación integral de la sexualidad desde el nivel inicial en las escuelas para disminuir la existencia de embarazo adolescente, evitar que se sigan violando a nuestras niñas y violentar sus derechos sexuales y reproductivos.

En el día internacional de la lucha contra la violencia, reclamamos la persistencia de los feminicidios, principalmente perpetrados contra mujeres del campo, en manos de sus parejas o exparejas, muchos de los cuales están vinculados a la función pública o a las fuerzas policiales. El Estado debe garantizar que los feminicidas sean juzgados y se pronuncie sobre este tipo de crímenes contra nosotras. No admitimos más feminicidios.

Valoramos los encuentros de mujeres como espacios de cuidados, de aprendizajes, de sanación y reconocemos que la organización es una herramienta válida contra la violencia patriarcal.

Contra las políticas de saqueo, la discriminación del capitalismo, erigimos el Feminismo Campesino y Popular para defender nuestro territorio-cuerpo y territorio-tierra, nuestra cultura, la Soberanía Alimentaria la emancipación de nuestro pueblo.

¡Mujeres campesinas e indígenas en lucha por nuestros derechos, contra el virus del capitalismo y el patriarcado!

Este artículo está disponible en