#25Nov – Llamado de Acción – La Vía Campesina: ¡Campesinas luchando por derechos, contra el hambre y las violencias!

(Harare,5 Noviembre de 2021) Este 25 de Noviembre de 2021 – Jornada Mundial por la eliminación de la violencia contra las mujeres, La Vía Campesina llama a acciones simbólicas de concienciación, visibilización y solidaridad, a la vez que denuncia las alarmantes violencias que viven las mujeres, la niñez y diversidades en el mundo, que se han agudizado con la pandemia del COVID -19.  Hoy las sociedades requieren políticas públicas que garanticen derechos y una vida digna para las mujeres y poblaciones. Las violencias que afecta a más de la mitad de la población mundial no pueden ser ignoradas.

Vivimos varias crisis estructurales en lo social, económico, climático y alimentario. Y actualmente estamos enfrentando una creciente feminización del hambre, que no solo viola el derecho humano a la alimentación sino que trae consigo el paquete neoliberal del FMI, que incluye perdidas de derechos, con altos índices de pobreza, desempleo, migraciones, exclusión y vergonzosas tasas de  feminicidios.

Es por esto, que durante este #25Nov exigimos que los derechos básicos y humanos fundamentales sean garantizados para todxs,  y que el derecho a la alimentación  guie acciones y procesos urgentes de toma de decisiones y políticas públicas para lograr la concreción de la Soberanía Alimentaria, que significa Reforma Agraria y Agroecología Campesina, salud y educación en el campo, precios justos, comercio solidario,  alimentos saludables para los campos, ciudades, aguas y bosques ¡nuestra tarea es que nadie muera de hambre!

Hambre y pobreza, consecuencia de una crisis global

De acuerdo con el informe de OXFAM de julio de 2021, se estima que 11 personas mueren cada minuto a causa del hambre, lo que supera la actual tasa de mortalidad por Covid-19 incluso, que es de 7 personas por minuto.  Este informe afirma que: “Lo que parecía una crisis global de salud pública ha derivado rápidamente en una grave crisis de hambre que ha puesto al descubierto la enorme desigualdad del mundo en que vivimos”.

Desigualdad que es consecuencia del sistema económico, social y político que predomina, hoy el hambre tiene sello y marca capitalista, pues no se trata de falta de producción, sino que los alimentos han pasado a ser una mercancía de la cual lucrar, una analogía de “los juegos del hambre”, incluso por encima de los derechos humanos y la vida.

Así como lo anunció la CEPAL en 2020, la pobreza extrema en zonas rurales podría alcanzar el 42%, una cifra completamente inédita. De acuerdo con estas estimaciones, 10 millones de habitantes rurales –de los cuales casi 6 millones son mujeres– podrían entrar a una situación donde los ingresos no son suficientes siquiera para cubrir necesidades alimentarias básicas.

Sin embargo, durante la pandemia, las familias campesinas, especialmente las mujeres campesinas, pescadoras, indígenas, asalariadas agrícolas, temporeras y afrodescendientes que trabajan en el campo continuaron sus labores de producción y de cuidado, fomentando la agroecología, la solidaridad y denuncia simbólica, respondiendo oportunamente a la demanda de alimentos en las ciudades, en las comunidades rurales y en sus propias familias.

Un llamado urgente para el respeto de los derechos de las mujeres y las diversidades

Como La Vía Campesina demandamos urgentes derechos para las mujeres y comunidades campesinas, no es posible seguir produciendo alimentos en medio de desigualdades como el trabajo informal, la precariedad, la migración, la sobrecarga de trabajo doméstico no remunerado y de cuidado, además de las dificultades para acceder a derechos fundamentales como el derecho a tierra, aguas, gestión de bienes naturales, financiamiento, seguros y formación. Las campesinas deben ejercer sus derechos sin discriminación de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales establecidos en la Declaración sobre Derechos Campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales.

En ese sentido, llamamos a estar alertas con los graves retrocesos tanto para las mujeres como para diversidades en Brasil, Colombia, Honduras, Palestina, Filipinas, Guatemala, Costa Rica, Kurdistán y México. A la vez que saludamos la lucha y organización de las mujeres en todo el mundo por derechos.  Se estima que en todo el mundo, 87.000 mujeres fueron víctimas de feminicidios íntimos o familiares de acuerdo a estadísticas en el año 2017. Eso implica un total de 137 mujeres cada día. En América Latina una mujer es asesinada cada dos horas por el hecho de ser mujer.

“Hoy más que nunca la Soberanía Alimentaria con Agroecología Campesina es nuestra tarea más urgente, las mujeres y diversidades estamos en todos los frentes organizativos, pero necesitamos derechos para luchar juntxs contra el hambre. En Europa la electricidad está superando el precio del oro, así como el acaparamiento de tierra por parte de multinacionales que venden la “energía verde” como solución, cuando lo que hacen es acaparar tierras para plantar grandes polígonos industriales con placas solares y grandes molinos de viento para producir energía, y la venden a un precio inaccesible, afirma Sonia Vidal del Sindicato Labrego Gallego, ECVC y Articulación de Mujeres de La Vía Campesinas.

Estas empresas impiden a lxs campesinxs tener tierras para producir alimentos saludables para combatir el hambre, que es tan importante ahora y que cada vez afecta a más familias y personas en todo el mundo, comenta.  “Tanto por el acaparamiento de tierra, como la disculpa en todos los niveles, por el tema de la pandemia, de subir los precios, no aumentar sin embargo los precios de producción, porque quienes producimos alimentos se nos está encareciendo para producir. Y cuanto más sanos sean y más basados en agroecología, más caras son las ventas y formas de producción. La Soberanía Alimentaria, basada en agroecología, para combatir el hambre, debe estar sobre la mesa, y esto está siendo importante a nivel europeo y otras regiones” concluye.

Como La Vía Campesina afirmamos que es urgente proteger a las poblaciones que producen alimentos, a las mujeres, niñez y diversidades, proteger nuestras formas de vida, costumbres, tradiciones, saberes ancestrales, territorios, alimentos y el acceso a los bienes comunes, como sociedades este #25Nov debemos exigir a los Estados que cesen los procesos de captura corporativa, la criminalización, el saqueo y la violencia, que acaben  con los procesos que hacen que sean las empresas y actores poderosos quienes toman decisiones en cuanto a la alimentación.

Creemos que para acabar con las violencias y desigualdades hay que cambiar el sistema capitalista e ir por sistemas alimentarios diversos con Soberanía Alimentaria con justicia social y ambiental. Nos convocamos desde cada territorio donde nos encontremos a seguir luchando contra todo tipo de violencias contra las mujeres,  diversidades y  la clase trabajadora.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Únete a las cientos de acciones descentralizadas en todo el mundo y mira nuestro “Festival Virtual: ¡Campesinas luchando por derechos, contra el hambre y las violencias! ” este 23 de Noviembre por nuestras redes sociales.

¡Campesinas luchando por derechos, contra el hambre y las violencias!

#MujerxsEnLucha #BastaDeViolenciaContraLasMujerxs

#SoberaniaAlimentariaYa #NoHayFuturoSinSoberaníaAlimentaria

Este artículo está disponible en