Vía Campesina exige introducción inmediata de expresión

¡”Los transgénicos son veneno!” “¡Monsanto, asesina!” “¡Esta es la Vía, la Vía Campesina! “. Con estas consignas, más de 1500 miembros de la Vía Campesina acogieron a los delegados que participan en la 3ª reunión del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad (MOP 3), en el parque ExpoTrade, en la gran Curitiba (Paraná, Brasil). Los movimientos sociales formaron un cordón humano frente al Parque, sobre la avenida João Leopoldo Jacomel, desplegando banderas del MST (Movimiento de los Sin Tierra), del MAB (Movimiento de los Afectados por las Represas) y de la Vía Campesina internacional.

“Queremos cuestionar la comercialización de los transgénicos y de las semillas que son controladas cada vez más y patentadas por las multinacionales. Esto afecta a nuestra soberanía alimentaria “, afirmó Joceli Andrioli, de la coordinación nacional del MAB. El objetivo de la manifestación es ejercer presión sobre los países que participan en la MOP3 para que incluyan en el artículo 18.2 A – que se refiere a la definición del transgénicos en el comercio internacional- la expresión “contiene OGM”, y para que entre en vigor a partir de este año. Esta posición es contraria a la del Gobierno brasileño, que estipula un plazo de cuatro años para que se adopten las nuevas normas. La mayoría de los países que participan en la MOP3 son favorables a que se introduzca el término “contiene transgénicos”. Paraguay y México, por el contrario, no se mostraron favorables a la propuesta. Nueva Zelanda no ha adoptado una posición hasta ahora. Este último país, junto con Brasil, se pronunció contra el término “contiene OGM” el año pasado, en la conferencia de Canadá.

Para los movimientos sociales, el plazo de cuatro años propuesto por el Gobierno brasileño será suficiente para que se consoliden las empresas que llevan a cabo investigaciones en el ámbito de los organismos vivos modificados (OVM). La propuesta de Vía Campesina se sustenta en la defensa de las semillas criollas, el conocimiento tradicional de los campesinos/as y en las investigaciones de la agroecología.

 Minga Informativa
Curitiba.

Este artículo está disponible en