Un pacto global de solidaridad que enfrente la necropolítica migratoria y el trato inhumano que reciben migrantes y refugiades

El día 18/12/21, con motivo del Día Internacional de las Personas Migrantes, La Vía Campesina (LVC) y una serie de organizaciones internacionales aliadas realizaron el “Foro virtual: Los Derechos de lxs migrantes son Derechos Humanos”, un espacio de encuentro y reflexión que reunió a militantes y activistas de diferentes partes del mundo que hoy por hoy están poniendo el cuerpo para exigir el respeto de los derechos y las vidas de las personas migradas y refugiadas.

El evento tuvo el firme propósito de consolidar un Pacto Global de Solidaridad como respuesta popular ante el Pacto sobre Migración y Asilo, recientemente presentado por la Unión Europea y ante el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU que han sido cuestionado fuertemente por los movimientos sociales por criminalizar el libre tránsito de las personas y por representar un retroceso respecto a los derechos humanos y la protección de los migrantes y sus familias, tal y como se establece en los anteriores convenios internacionales aprobados por las Naciones Unidas y otras instituciones como la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Nuestra propuesta nace en Marruecos, 3 años atrás, cuando junto a otros movimientos decidimos rechazar de manera radical el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU , pues no representaba un cambio en las políticas antimigratorias y tampoco hacía algo contra el trato inhumano que reciben personas migrantes y solicitantes de asilo”, precisó Golam Sorowor (La Vía Campesina), desde Bangladesh.

Testimonio y lucha de los propios cuerpos migrados

Denuncia que fue reafirmada con el aporte de campesinxs y trabajadores rurales de regiones como África, Mena/Arna, Américas, Asia y Europa; cuya realidad territorial va cambiando de acuerdo a contextos de guerra, tráfico de personas, despojo de tierras, entre otras duras circunstancias. “A diario somos testigos de miles de jóvenes, sobretodo mujeres, que quieren llegar a Canarias por necesidades de hambre, problemas debido al cambio climático o la presión de empresas extractivistas”, afirmó Awa Djigal (LVC), desde Senegal. Realidad compleja y preocupante que Aziza Errechaiech (LVC) complementó desde su país: “Marruecos es un país de paso y de sobrecontrol a las personas que quieren llegar a Europa. Muchas arriesgan sus vidas y migran para hacer trabajos precarios que otros no quieren. Como pueblos suhsaharianos nos organizamos para denunciar todo esto”, precisó.

Problemáticas territoriales que tienen vínculo directo con la lucha global por la Soberanía Alimentaria, así lo enfatizó Paula Gioia (Comité de coordinación de ECVC), natural de Brasil, actualmente residente en Alemania: “Los procesos migratorios están relacionados con la falta de alimentos en nuestros territorios. Las luchas de las personas migrantes tienen relación directa con la lucha global por la Soberanía Alimentaria. Esto lo haremos presente ante el proximo Foro Global de Nyéléni”, destacó.

Por su lado, Carlos Marentes (Comité de coordinación de La Vía Campesina), mexicano desde territorio Hopi Navajo en USA, hizo hincapié en el rol transformador que tiene el movimiento de personas migradas a nivel global: “Hoy las personas migrantes denunciamos al capitalismo salvaje e indicamos por dónde está el cambio ante la masacre que somos testigos. Con visión crítica, estamos cuestionando la estructura de este mundo regado de cuerpos migrantes y refugiados”, aseveró.

Durante el evento también se compartieron las principales acciones que diversas organizaciones están llevando a cabo de cara a consolidar el Pacto Global de Solidaridad. Instituciones y organizaciones que participaron además de La Vía Campesina:

Le invitamos a ver el evento completo disponible en INGLÉS y FRANCÉS.

Este artículo está disponible en