Todxs unidxs con USB y la lucha de lxs trabajadorxs rurales migrantes ante el asesinato de Soumaila Sacko

COMUNICADO DE PRENSA

Bruselas, el 4 de junio, 2018 – Es con gran pesar e indignación que ECVC y su miembro italiano ARI, se enteraron hoy del asesinato de Soumalia Sacko, militante de la USB (Unión Sindical de Base – sindicato italiano) y temporero agrícola de las Llanuras de Rosarno / Gioia Tauro.

Soumaila, migrante maliense de 29 años, recibió un disparo en la cabeza el sábado por la noche en el distrito Calimera de San Calogero, cerca de Rosarno, (Reggio de Calabria), mientras buscaba con otros dos compatriotas chatarra para sus casuchas. Los tres vivían en el asentamiento precario de la ciudad de San Ferdinando, hogar de otrxs jornalerxs que trabajan en los campos de las llanuras de Gioia Tauro, que pueden reunir a más de 4.000 trabajadorxs migrantes durante la temporada de cosecha. Mano de obra barata para la recogida de frutas de los productores de naranjas, clementinas y kiwis, la mayoría de estxs jornalerxs migrantes se concentran en San Ferdinando, donde existen serias deficiencias sanitarias

ECVC y ARI se unen y reiteran la convocatoria de huelga y la convocatoria de asambleas públicas anunciadas por el USB para hoy, 4 de junio, para todxs lxs jornalerxs de la región. El asesinato de Soumaila Sacko no es un caso aislado. Soumaila siempre estuvo en primera fila en las luchas del sindicato USB y por los derechos sociales de trabajadorxs. Estamos seriamente preocupados de que el contexto político actual de Italia, con las declaraciones del ministro del Interior, Matteo Salvini, mandando a lxs migrantes de “hacer sus maletas” y que “se acabó la fiesta”, solo puede servir para incitar y promover más de estos actos horribles.

La dura realidad experimentada por lxs trabajadorxs agrícolas temporales migratorios debe ser expuesta y encarada urgentemente: su explotación, represión y la instigación que reciben por parte del modelo agro-industrial, en relación directa con las políticas agrícolas y neoliberales actuales de la UE. Somos conscientes que para aquellos que necesitan desesperadamente trabajar, renunciar a un día de trabajo representa un gran sacrificio pero estamos más que convencidos de que ha llegado el momento de alzarse y detener la producción en el Llanuras de Rosarno.

Junto con nuestros compañerxs de USB y ARI, con nuestras profundas condolencias a la familia de Soumaila, no permitiremos que la doctrina racista de Italia y Europa tenga la última palabra.


Contactos: Fabrizio Garbarino – ARI (Associazione Rurale Italiana) : +39 331 90 92 823 (IT, FR, ES) ; Federico Pacheco – Comité de coordinación d’ECVC: +34 690 651 046 (ES,FR) ; Nino Quaranta – ARI (Associazione Rurale Italiana) : +39 329 10 57 495 (IT, FR)

foto: @USB

0 Compartir

Esta entrada está también disponible en English.