Posicion de CPE tras Hong Kong y la Cumbre europea de diciembre

  •  El proceso destructivo de la OMC sigue, pero la resistencia campesina internacional se refuerza.
  • La PAC actual, sin legitimidad internacional ni social, esta condenada antes de 2013: la CPE propone otra PAC, imprescindible si se quiere mantener en Europa una producción agrícola campesina.
  • Con Vía Campesina, proponemos otras normas para el comercio internacional, respetando el derecho de soberanía alimentaria: son indispensables para la supervivencia de los campesinos del Sur como del Norte.

Cambiar la PAC antes de 2013 en vez de suprimirla.

Después de la cumbre UE y la conferencia de la OMC, es el año 2013 que sirve ahora de señal para la PAC. Más importante que el contenido de las decisiones tomadas en Bruselas y Hong Kong, son las presiones muy fuertes del mundo neoliberal económico, político, asociativo y de información para hacer de 2013 el ano de la desaparición de la política agrícola europea. Por ejemplo, la disparidad muy grande del apoyo agrícola, que la CPE ha denunciado sin descanso, y que muestra la falta de legitimidad social de la PAC actual,  se utiliza para pedir nada menos que la supresión de la PAC, en lugar de proponer una PAC mas solidaria.

Esta claro que si los europeos quieren mantener una producción agrícola en Europa, se necesita una política agrícola europea. Sino es en Brasil o en otros países que se producirá la base de nuestra alimentación.

La UE ha elegido desde 1992 de bajar los precios agrícolas, y de hacer depender el ingreso campesino de los subsidios. La UE ha elegido en 2003 desacoplar el apoyo agrícola de la producción para que sea aceptado por la OMC, sin modificar significativamente su distribución. La UE se comprometía así en un proceso que no podía dar lugar sino a la supresión del apoyo. ¿Quién podía creer que los contribuyentes iban a seguir pagando mucho tiempo un apoyo masivo desacoplado?

La cumbre europea previo una reconsideración presupuestaria en 2008: proponemos que en dicha fecha la UE refunda la PAC a partir de un debate clarificado  sobre los precios, el apoyo agrícola, , el control de la producción, el comercio internacional.

Hong Kong: La OMC evitó el fracaso pero la resistencia internacional se refuerza

Después de los fracasos de Seattle y Cancún, y ante la resistencia creciente de numerosos países del Sur, los países más potentes, y, en particular, la UE, los EE.UU, Brasil y la India hicieron todo para imponer la continuación de la negociación, sin preocuparse de democracia, con bases opuestas al "desarrollo". Pero no hay aún decisiones importantes.
 La fecha de 2013 aceptada por la UE para el fin de las subvenciones a las exportaciones no es una "concesión" significativa, puesto que la UE ya utilizó 3 reformas de la PAC para transformar sus subvenciones para la exportación en ayudas directas ocultadas cada vez más en la caja verde de la OMC. Se trató más de una maniobra de comunicación, al igual que el paquete "ayuda para el comercio", casi vacío de contenido pero utilizado para mantener la ilusión del dichoso ciclo  de desarrollo. En realidad numerosos países del Sur debieron ceder frente a las amenazas de supresión de las ayudas del Banco Mundial.

Una disminución generalizada de las tarifas aduaneras arruinaría la capacidad de gran mayoría de los campesinos del Sur como del Norte a resistir ante de importaciones a bajo precio. Mataría la posibilidad de cambiar la PAC en la buena dirección.

Producir lo mas barato posible en el mundo, con 2 o 3 euros por un día de trabajo, no no puede ser considerado competividad sino esclavitud.

Los millares de manifestantes campesinos de Vía Campesina, en particular los de Corea del Sur y Sudeste asiático, con el apoyo ganado de la población de Hong Kong, supieron expresar el desamparo y la determinación de más de mil millones de campesinos ante estas negociaciones que los dedican a desaparecer. Todos nos negamos a ser sustituidos por grandes plantaciones y ganaderías industriales que producen a bajo precio para la exportación, que no responderán a los problemas del hambre ni del medio ambiente.

Con la crisis energética que se anuncia, las políticas agrícolas y de comercio actuales, supervisadas por la OMC y centradas en exportación/importación, no tienen futuro y es necesario de refundir las.

Fuera claro en Hong Kong  que los mismos peligros amenazan los servicios esenciales por las poblaciones: agua, salud, educación,… Por la CPE y Via Campesina, la OMC  debe salir de estos sectores, como de la agricultura.
 El fracaso de la Ronda de Doha en 2006 es necesario para poder fundar normas del comercio internacional sobre el derecho de soberanía alimentaría. Éste gana el terreno, al ejemplo de Malí, que lo inscribió en su constitución.

Ahora la CPE, Vía Campesina, y sus numerosos aliados en las poblaciones trabajan por que este derecho se imponga. Políticas agrícolas y de comercio centradas en la soberanía alimentaría son nuestra solución ante el dogma del "libre"-comercio, y una respuesta importante en la lucha frente la pobreza, el hambre y la migración obligada.

Coordinadora Campesina Europea
Bruselas, 26 de enero 2006

Este artículo está disponible en