“No retrocederemos”

Importante movilización de La Vía Campesina en Durban

“El cambio climático no es algo inevitable, se lo puede enfrentar, puede ser frenado”, diría la campesina zimbabwense Elizabeth Mpofu a cualquier representante oficial de un país industrializado si se lo cruzara en las instalaciones del Centro Internacional de Convenciones de Durban, Sudáfrica, en la COP-17 de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Y Mpofu agregaría algo más si tuviera la posibilidad de tener en frente a un negociador de una nación rica: “¿Puedes por favor quedarte con tu dinero y yo con mi tierra?”.

Así respondió la integrante de La Vía Campesina Zimbabwe al planteo de Radio Mundo Real de que se imaginara esa situación de encuentro y nos contara qué diría.

Este lunes La Vía Campesina realizó una marcha por las calles de Durban, en el marco de lo que llamó como “Día Internacional de la Soberanía Alimentaria para enfriar la Tierra”. Unas 2000 personas se sumaron a la manifestación.

“La Vía Campesina ha llamado a movilizaciones en Durban y en todo el mundo para demandar un cambio de todo el sistema capitalista”, rezaba un comunicado de convocatoria a la marcha. “La lucha contra el cambio climático es una lucha contra el capitalismo neoliberal, la falta de tierras, el despojo, el hambre, la pobreza y la desigualdad”, agregaba el texto.

Durante la marcha, que Radio Mundo Real acompañó, se escucharon y leyeron demandas como: “la agroecología enfría el planeta”, “la agricultura no está en venta, soberanía alimentaria ahora” y “Cochabamba SI, REDD NO”, en referencia al Acuerdo de los Pueblos firmado en esa ciudad boliviana en abril de 2010, en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.

La protesta pública de La Vía Campesina en Durban incluyó la denuncia a grandes corporaciones transnacionales como Monsanto, que se adueñan de las semillas con procesos de patentamiento y vulneran los derechos de los campesinos a usar e intercambiar sus propias semillas.

En la charla con Radio Mundo Real, Elizabeth Mpofu advirtió que los nuevos comportamientos del clima afectan los sistemas de producción campesinos, muchas veces con eventos absolutamente inesperados en determinados momentos del año y sin antecedentes cercanos en el tiempo. La campesina contó que en octubre una ola de calor que afectó Zimbabwe hizo que el mercurio de los termómetros trepara hasta los 40 grados Celsius, lo que la dirigente de 52 años no recuerda haber vivido antes.

La Vía Campesina promueve la agricultura campesina y la agroecología como alternativas sustentables para enfriar el planeta. “Con nuestro sistema agroecológico encontramos muy fácil mantener nuestros suelos y producir lo que realmente queremos”, manifestó Mpofu, que agregó que los campesinos logran obtener granos suficientes para consumo e inclusive venta a pesar de las inclemencias del clima.

La dirigente zimbabwense reconoció que los gobiernos generalmente no implementan las propuestas campesinas, pero aseguró que los trabajadores del campo continuarán la lucha. También lamentó la idea de una “agricultura inteligente para el clima”, promovida desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Fue catalogada como un “sin sentido” por Mpofu. Esa propuesta incluiría paquetes tecnológicos y financieros que preocupan especialmente a los campesinos, como nuevas olas de aprobaciones transgénicas y la extensión de los mercados de carbono a la agricultura.

Sobre el final la dirigente de Zimbabwe quiso compartir una reflexión con sus compañeros de La Vía Campesina: “la lucha es nuestra, nadie puede venir y rescatar a los africanos, a los pequeños campesinos, nos tenemos que unir, tenemos que luchar hasta que ganemos”. Mpofu admitió que se trata de un desafío durísimo porque es la lucha de los pueblos pobres contra los poderosos, pero aseguró que “no retrocederemos”.

 

Este artículo está disponible en