Mozambique: Solidaridad de la UNAC con las víctimas del ciclón IDAI

Comunicado de Prensa

La Unión Nacional de Campesinxs, UNAC, movimiento de campesinos y campesinas de Mozambique miembro de La Vía Campesina, creado por los propios campesinos hace más de treinta años, como plataforma de lucha por la defensa de sus derechos e intereses sociales, económicos y culturales; manifiesta su profunda preocupación y consternación por el violento impacto del pasaje del ciclón IDAI y de las adyacentes lluvias torrenciales con claros rastros y marcas de destrucción y luto a lo largo de su paso.

En efecto, la Unión Nacional de Campesinxs lamenta constatar que a pesar del cese de las torrenciales lluvias,  en el centro del país se ha intensificado el pasaje del ciclón IDAI gradualmente desde el inicio del año afectando, sobre todo, las zonas históricamente vulnerables, con impacto histórico en la ciudad de Beira (y alrededores). Las fuertes lluvias y vientos que devastaron prácticamente todo, junto con la corriente de las aguas provenientes de los países vecinos igualmente afectados sorprendieron, incluso, a los campesinos y las campesinas que esperaban alguna cosecha de la producción de la campaña agrícola 2018/2019.

De los datos disponibles en los canales oficiales de información, en permanente actualización, esta catástrofe destruyó hasta ayer, en el país, la vida de cerca de 250 personas, hirió cerca de 1500, desabrigó a más de 23 mil familias y dejó más de 350 mil personas en situación de riesgo, incluyendo familias campesinas, en su mayoría residentes en las zonas rurales.

Cientos de miles de familias campesinas, incluyendo niñxs, mujeres y personas con discapacidad, fueron forzadas a desintegrarse y/o a dejar sus casas y cultivos, perdiendo sus bienes y sus fuentes de subsistencia. Otros cientos perdieron su propia vida.

Las imágenes que circulan por las redes sociales y TV nos muestran un escenario preocupante y desolador, con miles de compatriotas nuestros, sus animales y bienes flotando o colgados en árboles y techos de casas, clamando desesperadamente por el rescate. A lxs rescatadxs les falta casi todo, hasta una sonrisa, o la información sobre el paradero de los restantes miembros de sus familias.

En este momento crítico de consternación, miedo, desolación y luto, en el seno de las familias campesinas repartidas, sobre todo, por las provincias de Sofala, Manica, Tete y Zambézia, nosotrxs campesinos y campesinas, lxs líderes, lxs miembros y todxs lxs colaboradores y militantes de la Unión Nacional de Campesinxs, aunque seamos también las principales víctimas, reiteramos nuestra solidaridad a lxs compañeros y compañeras que, con coraje y determinación estén comprometidos en la mitigación de los efectos de esta catástrofe humanitaria.

Consecuentemente, nosotrxs, familias campesinas, nos felicitamos por los diferentes gestos de solidaridad manifestados en diferentes frentes y cuadrantes, desde el nivel nacional hasta el internacional, que está siendo realizado sin medir esfuerzos.

Igualmente, reafirmamos nuestro compromiso inalienable con la consolidación de las prácticas agroecológicas, con la soberanía alimentaria de las familias campesinas y por la agricultura campesina. Reafirmamos también nuestro compromiso en la lucha por la conquista de los derechos e intereses de los campesinos y campesinas y continuamos firmes en nuestra lucha, orientados y en total acuerdo con el precepto constitucional según el cual “la agricultura es la base del desarrollo de nuestro país”.

Lanzamos una corriente solidaria campesina, movilizando a colaboradorxs, militantes y campesinos y campesinas de las Uniones Provinciales de Cabo Delgado, Niassa, Nampula, norte de Zambezia, Tete, Inhambane, Gaza y Maputo, para que presten todo el apoyo posible a los compañeros y compañeras de las provincias afectadas, usando también los espacios de las asociaciones/cooperativas, uniones distritales y provinciales para tales efectos.

Finalmente, la Unión Nacional de Campesinxs se solidariza con todos lxs campesinos y campesinas, familias y ciudadanxs víctimas de esta calamidad. A lxs compañerxs de luto, nuestras más sentidas condolencias, y al pueblo mozambiqueño en general, un apelo para la continua precaución en virtud de los permanentes alertas sobre la posibilidad de nuevas tempestades.

¡Campesinxs unidxs, Siempre Venceremos!

Maputo, 21 de Marzo de 2019

Este artículo está disponible en