Movimiento campesino europeo regresa de Colombia: ¿Cuál es el estado de la implementación de los acuerdos de paz entre las FARC.EP y el gobierno?

Comunicado de Prensa

De vuelta de una misión en Colombia y después de haberse reunido ayer con el Servicio de acción exterior de la Unión europea en Bruselas, los delegados y las delegadas de la Coordinadora europea Vía Campesina (ECVC) examinan la implementación de los acuerdos de paz entre las FARC y el gobierno colombiano en el marco del acompañamiento de este proceso por parte de la Vía Campesina, junto con la Unión europea y la FAO, particularmente con respecto a los puntos de la Reforma rural integral,  estrechamente vinculados con el Programa de substitución de cultivos.

 ****

Bruselas, 8 de diciembre de 2017 – Los acuerdos de paz firmados el 24 de noviembre de 2016 fueron recibidos con esperanza y alivio. Sin embargo, un año después de este evento histórico, no se concretiza su implementación sobre el terreno, lo que siembra desencanto y desaliento en las zonas rurales.

Uno de los puntos fundamentales del acuerdo ratificado por las FARC y el gobierno colombiano, es la implementación de la reforma agraria integral (punto 1 de los acuerdos), una cuestión subyacente al conflicto. Sin embargo, por un lado, no se está llevando a cabo la legalización de las propiedades y la redistribución de las tierras agrícolas a los y las excombatientes, lo que impide a las personas concernidas de construir un futuro económico comunitario e individual. Por otro lado, a menudo, las comunidades no son accesibles por vías terrestres, lo que dificulta la comercialización y el acceso de la producción agrícola a los mercados. Las personas afectadas pueden verse obligadas, para asegurar su situación económica, a trabajar en la producción de cultivos ilícitos – debido al descuido del gobierno colombiano a implementar la substitución voluntaria de los cultivos ilícitos (punto 4 de los acuerdos), como prevista  en los acuerdos. Esto desemboca a menudo en conflictos cuando intervienen el ejército y la policía para proceder a una erradicación forzada (arranque o destrucción química) de los cultivos. En este sentido, nuestra delegación denuncia el Programa Trump de erradicación de 50,000 ha de coca que no es conforme con los Acuerdos de paz. La solución a los problemas de cultivos ilícitos son cruciales para la construcción de un país integrado por comunidades sanas, sin crimen ni corrupción.

La delegación insiste firmemente sobre el hecho de que todavía se perpetúan violaciones de los derechos humanos, asesinatos, amenazas e inseguridad – instigados por grupos de derecha y  extrema derecha – que impiden la reincorporación de los y las excombatientes y la mejora de la vida campesina. Por último, denunciamos los obstáculos a la participación política (asesinatos de líderes sociales en las 16 circunscripciones electorales especiales).

Para Véronique Léon, miembro de la Confédération Paysanne, sindicato francés, y miembro de ECVC, «Las FARC han respetado sus compromisos, pero el gobierno pone en peligro el proceso de paz, por, entre otras, las demoras en la implementación de los acuerdos. Por ello, el rol de la UE ante las autoridades colombianas nos parece fundamental. Esperamos que la UE se comprometa realmente a monitorear el respecto de los compromisos y a denunciar los incumplimientos.»

La delegación pide igualmente que la UE se desinvierta de proyectos agro-industriales o extractivistas, destinados a la exportación.  Sino que más bien apoye la agricultura y la economía campesina, sectores que junto con el desarrollo local contribuirían a reducir la pobreza de las comunidades rurales.

CONTACTOS:

  • Geneviève Savigny (Comité de Coordinación ECVC): +33 625 55 16 87
  • Véronique Léon (Confédération Paysanne – Francia – ECVC): +33 622 16 13 99
  • Andres Arce Indacochea (contacto prensa ECVC): +32 489 55 22 97

  ____

Nota a los editores:

* Durante una segunda misión internacional del 21 al 27 de noviembre de 2017, organizada por La Vía Campesina y la CLOC (Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo/Colombia), 26 delegados y delegadas que han recibido un mandato por sus organizaciones miembros, de 19 países (América latina, Asia y Europa) han convocado reuniones en el terreno con las primeras personas afectadas por los acuerdos de paz: campesinos y campesinas, excombatientes, poblaciones rurales, comunidades indígenas y afrocolombianas. La delegación ha podido formular observaciones críticas acerca de temáticas esenciales tal como el acceso a tierras agrícolas, la salud, la seguridad, la educación, el acceso al trabajo, a la justicia social y la cultura.

38 Compartir