Marcha campesina por la reforma agraria en Jakarta

No la prometan, háganla!

El 17 de mayo, las calles de Jakarta se llenaron con miles de campesinos. Más de diez mil hombres, mujeres y niños se congregaron desde las aldeas remotas de Java hacia el centro de la ciudad con sus banderas, canciones, y el sonido de los tambores, en una de las mayores protestas por la reforma agraria desde el fin del “Nuevo Régimen” en 1998. Estuvieron acompañados por obreros, estudiantes, grupos de jóvenes, pobres urbanos y otros representantes de la sociedad civil.

La Federación Indonesa de Uniones de Campesinos (FSPI) y la Vía Campesina iniciaron esta movilización masiva para protestar en contra de dos principales eventos celebrados en Jakarta, decisivos para la dirección de la política agraria a nivel nacional y regional. 

En primer lugar, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), estaba realizando su vigésima octava Conferencia Regional para Asia y el Pacífico en Jakarta. Durante la conferencia los campesinos de toda Asia urgieron a la FAO a cumplir con su meta de reducir el hambre y la pobreza.  El 15 de mayo, cerca de 500 campesinos de la FSPI protestaron frente al sitio en el que se celebraba la conferencia para decirle a la FAO que la soberanía alimentaria, la reforma agraria ¾y no el libre comercio¾ son la clave para reducir la pobreza en las áreas rurales.

 Las calles son todavía el único lugar para que los campesinos y las organizaciones del pueblo se expresen. El 18 de mayo, a los grupos de la sociedad civil, les fue negado el derecho a dirigirse a la conferencia ministerial, después de que el director general de la FAO, Jacques Diouf se echó para atrás en su compromiso de permitírselos.  La conferencia regional de la FAO concluyó sin oírlos. En la declaración final de la conferencia, los ministros reafirmaron su fe en la liberalización comercial para aliviar la pobreza, “en línea con el espíritu de la Agenda para el Desarrollo de Doha de la OMC” ¾ una posición a la que La Vía Campesina y otros movimientos campesinos se han opuesto por años.

 
Tierra para los agricultores!
En segundo lugar, los agricultores de Indonesia están alarmados por el cambio actual del Departamento Nacional de Tierra, (una institución que depende directamente de la presidencia de al república) que propone revisar la Ley Agraria Básica (conocida como UUPA 1960). Esta ley fue desarrollada en 1960 bajo el gobierno de Soekarno con el fin de transformar la estructura social colonial inequitativa del país, en una más igualitaria. En ese momento, la propiedad de la tierra estaba fuertemente concentrada en pocas manos y la mayoría de los agricultores no tenía tierras.

Adoptada bajo la presión del movimiento campesino, la ley proporciona un marco importante para la reforma agraria en el país. Declara que el control último sobre la tierra, el agua, el cielo y los recursos del suelo y del subsuelo recae sobre el Estado. y éstos sólo pueden ser utilizados para la prosperidad del pueblo. También reconoce la igualdad entre mujeres y hombres, los derechos de los pueblos indios, así como el principio de que la tierra pertenece al agricultor.

 Esta ley dio valiosos fundamentos para la distribución de la tierra y la justicia social, pero su operación fue detenida con el ascenso de la dictadura de Soeharto en 1967.  Hasta hoy la distribución de la tierra sigue siendo extremadamente injusta, provocando malnutrición, pobreza, desempleo y hambre masiva, en un país muy rico en agricultura. Actualmente el 70 por ciento de los agricultores controlan únicamente el 13 por ciento de la tierra, mientras que el 30 por ciento de los granjeros controlan totalmente el 87 por ciento de la tierra agrícola.

 A pesar de que la Ley Agraria Básica nunca fue puesta en marcha, nunca ha sido formalmente desechada y continua siendo una base importante para la distribución de la tierra. Sin embargo está actualmente bajo amenaza con la obligación del Parlamento de debatir una reforma a la ley en julio o agosto del 2006. La reforma actual está inspirada por el concepto de “reforma agraria dirigida por el mercado” del Banco Mundial (1): se enfoca en la liberalización del mercado de tierras (a través de la titulación de la tierra) y no en la distribución de la tierra.

 

Coalición nacional en contra del nuevo imperialismo
En el contexto de la conferencia de la FAO y la amenaza a la ley agraria la FSPI invitó a otros movimientos sociales y ONGs en Indonesia a unir fuerzas para la reforma agraria.

Formaron la Coalición del Pueblo en contra del Nuevo Imperialismo para organizar la movilización de masas en mayo 17(2). La formación de esta coalición es un paso significativo en la unidad de los movimientos del pueblo porque las reformas a la Ley Agraria Básica 1960, en el pasado reciente  dividieron  a los movimientos sociales.

En el 2001 el parlamento adoptó un decreto sobre reforma agraria que abrió la puerta al desmantelamiento de la Ley Agraria Básica. Algunas organizaciones de la sociedad civil apoyaron el decreto, al verlo como una forma de poner de nuevo la reforma agraria en la agenda política. Pero algunos otros grupos como la FSPI se opusieron tajantemente porque lo vieron como abrir una caja de Pandora de políticas neoliberales. El decreto establece que la UUPA 1960 tiene que ser revisada y restringirse al tema de la administración  de la tierra, mientras que los otros recursos naturales de aquí en adelante deben ser regulados por nuevas leyes. Desde la adopción del decreto una serie de nuevas leyes, políticas, concesiones y regulaciones fueron adoptadas o enmendadas para promover una aproximación neoliberal (por ejemplo la Ley Forestal Básica, la Ley de Inversión Extranjera, la Ley de Minería, la Ley de Recursos de Agua). Están diseñadas para atraer inversión extranjera y para incrementar el comercio y las exportaciones de recursos naturales mientras desmantelan los derechos de la gente.  l

La movilización del 17 de mayo fue políticamente significativa para los movimientos sociales y las ONGs de Indonesia, porque fue la primera vez, desde la controversia sobre el decreto parlamentario, que realizaron juntos una campaña en contra de la revisión de la UPPA 1960. Ahora hay un acuerdo entre los varios grupos sobre que cualquier revisión de la ley podría ser peligrosa ya que podría alterar su filosofía.

 En el día de la protesta la coalición emitió una plataforma política conjunta demandando:

  1. La genuina ejecución de la reforma agraria .
  2. La puesta en práctica de la UPPA 1960 y el rechazo a la revisión de la ley.
  3. Detener cualquier tipo de criminalización y violación a la lucha del pueblo.
  4. Una solución a todos los conflictos agrarios con base en el principio de justicia social.
  5. Detener la liberalización del comercio agrícola y rechazar todos los compromisos adquiridos bajo la OMC.
  6. Rechazar las importaciones de arroz y poner en práctica la soberanía alimentaria

Esas fueron las demandas que la marcha pacífica y llena de colorido enarboló en las calles de Jakarta durante todo el día.  Las protestas salieron en la mañana temprano desde la mezquita Istiqlal y caminaron hacia el Palacio Presidencial. Ahí, el presidente envió una delegación oficial (el ministro de Agricultura, el jefe del Departamento Nacional de Tierras, el secretario del consejo de ministros y su vocero) para reunirse con los dirigentes de los campesinos. La delegación oficial dijo a quienes protestaban que ellos tenían “el mismo pensamiento y corazón” que los campesinos, pero a pesar de que el poder estaba en sus manos no lo podían usar solos.  Los campesinos replicaron que si no se daba un paso concreto hacia una reforma agraria genuina ellos organizarían más acciones de masas y ocupaciones de tierras en el futuro.

Frente al Palacio Presidencial varios dirigentes sociales, hablaron a la multitud. Entre ellos un representante de la Liga Campesina Coreana dio un breve mensaje de solidaridad a los campesinos de Indonesia. Él era parte de una delegación internacional de organizaciones campesinas miembros de La Vía Campesina, quienes habían venido de diez países asiáticos para participar en la conferencia de la FAO y en la Conferencia del Pueblo sobre el Arroz y la Soberanía Alimentaria  (14-18 de mayo, Jakarta) (4) 

Los manifestantes marcharon después a un área central (el Hotel Bundaram de Indonesia), para difundir entre el público que pasaba por ahí, información sobre la reforma agraria. Durante todo el día de protesta, las calles de Jakarta resonaron con muchas canciones de esperanza y protesta. Franky Sahilantua un famoso cantante pop de Indonesia conocido por sus canciones sobre la vida de los campesinos, de los migrantes y de los obreros, cantó con los manifestantes. El ha estado cantando para los movimientos campesinos de Indonesia desde que acompañó a la FSPI y la protesta contra la OMC en Hong Kong en diciembre del 2005

La marcha se dirigió al edificio del Parlamento en donde representantes de varios partidos (5) se dirigieron a los campesinos. Desde el techo de un camión de carga les prometieron poner en marcha la reforma agraria, pero los campesinos ya habían oído eso antes. Y gritaron a los legisladores: “!No la prometan, háganla!”. También reclamaron: Vengan a nuestras aldeas y vean por ustedes mismos cómo vivimos!

El mayor grupo de manifestantes definitivamente fue Serikat Petani Pasunda (SPP), una organización campesina del oeste de Java, miembro de FSPI. 7500 campesinos de SPP vinieron a Jakarta en 120 camiones (6). Después de un día exhaustivo de protestas bajo el sol, pasaron la noche en la ciudad, y se fueron de regreso a sus aldeas al amanecer. Ese mismo día los manifestantes de SPP  de Ciamis (oeste de Java) ocuparon 300 hectáreas de tierra propiedad de una plantación de teca. Un signo de que la reforma agraria en Indonesia no puede esperar más.

Achmad Ya'kub,

Estudios de política y campañas FSPI

 
Yakarta, 23 de mayo 2006

(1)      El Banco Mundial ha puesto en marcha el Proyecto de Administración de la Tierra I y II desde 1995 a 2004. Esta actualmente ejecutando el proyecto: Política y Desarrollo de la Administración de la Tierra. (2004-2009) con un presupuesto de 65.5 millones de dólares.

(2)     Los miembros de la coalición son: Federasi Serikat Petani Indonesia (FSPI), Aliansi Petani Indonesia, Kosorsium Pembaruan Agraria, Front Perjuangan Pemuda Indonesia, Komite Persiapan-Serikat Mahasiswa Indonesia, Front Aksi Mahasiswa-Universidas Indonesia, Sekretariat Bina Desa, Perhimpunan Bantuan Hukum dan HAM Indonesia, Aliansi Buruh Menggugat, Pergerakan, Peersatuan Pejuangan Rakyat Tani Subang

(3)     Decreto Parlamentario sobre la reforma agraria y manejo de recursos naturales (TAPMPR IX 2001)

(4)     Más información sobre la Conferencia de los Pueblos de Asía Pacífico sobre el arroz y la soberanía alimentaria (declaración final y documentos por país) www.viacampesina.org

(5)   . PDIP, PKB, PKS, DPD

(6)   El segundo grupo más numerosos fue el sindicato Aliansi Buruh Mennggugat que movilizó a más de mil personas. Después PPRTS (campesinos- cerca de 500 personas) API (campesinos- cerca de 500 personas), AMPTB (estudiantes, cerca de 400 personas) AGRA-Lampung (campesinos-cerca de 300 personas) otros miembros de FSPI (300 personas, incluyendo dirigentes de 12 uniones provinciales miembros de FSPI) y varias otras organizaciones nacionales e internacionales.

Este artículo está disponible en