EL FANTASMA HA REGRESADO

PAN, PAZ, TIERRA Y LIBERTAD

La Reforma Agraria viene de regreso, otro fantasma ha vuelto después de recorrer el mundo, unos la denominan ahora Revolución Agraria, al final el objetivo es el mismo, se trata de un proceso permanente a corto, mediano y largo plazo de transformaciones de la propiedad, la tenencia y uso de la tierra y sus recursos de millones de familias campesinas que se debaten entre la vida y la muerte por resolver sus necesidad más elementales, tener tierra, espacio y territorio para sobrevivir y contribuir al desarrollo de los pueblos.

A la par de aquellos primeros levantamientos populistas de la Rusia zarista, los (Narodnik), cabalgaban los mexicanos junto a Emiliano Zapata y después Augusto César en su gesta libertaria, la demanda emergente de pan, tierra y libertad, incorporó nuevos matices a la lucha nacionalista. Pan, Tierra y Libertad pasó a ser no sólo un slogan de lucha popular, sino una estrategia de sobre vivencia, de esperanza, y en el amanecer de de luchas modernas desde las marchas del MST, hasta las movilizaciones Zapatistas, la lucha por la tierra, alcanza derroteros más amplios, hoy no basta con la superficie, el área física, ahora se lucha por el espacio, por el territorio y el mar por una cosmovisión integral.

En los últimos años hemos participado en diferentes eventos, desde el encuentro de los sin tierra en Honduras, las jornadas de resistencia y ocupación en Brasil, las tomas de tierra en Indonesia, y el sur de África, hasta definición de desencadenar una Campaña Global por la Reforma Agraria, la realización del Foro Mundial que se realizó en Valencia España y finalmente por la Conferencia Mundial de Reforma Agraria y Desarrollo Rural.

Los propósitos del banco mundial de promover una reforma agraria de mercado fracasan, debido a que no se puede resolver un problema humano a través de la “mano invisible del mercado”. Este es un cambio de look para preservar el latifundio, obtener las mejores tierras y desplazar al campesinado e indígenas a la exclusión social.

Finalmente, la vinculación entre soberanía alimentaria y reforma agraria, es el principal aporte de los últimos años, reconociendo que sólo hay una forma de para eliminar el hambre y reducir la pobreza a través de producir alimentos y para ello se necesita tierra de buena calidad y el aporte del estado, una aplicación concreta de la soberanía alimentaria, para abastecer a los mercados locales única fórmula que ha sobrevivido a través de la historia.

Vigencia de la Reforma Agraria
 
En el despertar del nuevo milenio, muchas voces intentaron congelar los procesos de Reforma Agraria, parecía inconcebible que en el apogeo de la fase actual del capitalismo internacional se hablara de Reforma Agraria, el neoliberalismo trataba de  enviar a los museos de historia la denominada “cuestión agraria”, otros conceptos entraron en agenda: los Agronegocios, los clúster del mercado agrícola y el dumping como práctica comercial, ah la llamada Reforma Agraria._ bueno eso es asunto en agenda del banco mundial a través del mercado, el mecanismo ideal es la venta de tierras por parte de los latifundistas a los trabajadores con poca o sin tierra y así se hace justicia social, esta es la lapidaria sentencia que pretenden instaurar.

Hasta algunos que comulgaban con las izquierdas, dejaron a medio camino esta reivindicación social,  los viejos esquemas de la tenencia de la tierra, los cambios de las formas de propiedad de la tierra y el papel protagónico del campesinado, se asfixiaron con la caída del muro de Berlín, pero, mientras los sepultureros de la historia se niegan a reconocerlo: “Reforma Agraria viene de regreso”.

Las teorías no han sucumbido, la historia sigue siendo implacable, mientras los estados en todo el mundo abandonan el campo, el hambre aparece como la forma más indeseable de violencia hacia a los más pobres en el campo.

Campaña Global Por la Reforma Agraria (CGRA)

Un paso adelante en la lucha por la Reforma Agraria, fue el surgimiento de la “Campaña Global por la Reforma Agraria” (CGRA) bajo el lema de “Pan, Tierra y Libertad” que La Vía Campesina, FIAN organización de derechos humanos y el grupo de estudios e investigación de temáticas de la tierra (LRAN) quienes desde 1999 construyen una plataforma común de lucha por la Reforma Agraria, genuina e integral.

Una Campaña no hace Reforma Agraria, pero, la promueve, y sus retos son:

  • Luchar porque las y los campesinos (as) tengan pleno acceso y el control sobre los recursos naturales y productivos – como la tierra, las semillas, el agua, los bosques, el crédito, la investigación, la asistencia técnica y los mercados de modo tal que puedan vivir dignamente una efectiva soberanía alimentaria.

  • Garantizar a igualdad de derechos de las mujeres campesinas.

  • Asegurar de modo sostenible los medios de subsistencia de las generaciones futuras, produciendo alimentos sanos.

  • Fortalecer a la organización campesina e indígena, como actores centrales de estos procesos de Reforma Agraria.

La CGRA, promueve además investigaciones, estudios y misiones de solidaridad en cualquier lugar del mundo donde se hace Reforma Agraria, y existen luchadores sin tierra, campesinos, indígenas y afro descendientes que viven en el medio rural.

La Reforma Agraria y la participación de las mujeres

Un apartado especial es el tema de la participación de las mujeres en los procesos de Reforma Agraria, Sofía Monsalve de FIAN, retomando la declaración de Cochabamba Bolivia dice “Los procesos de auto-organización y auto-empoderamiento de mujeres son la nueva fuente que alentará nuestra lucha por la reforma agraria”.

Las mujeres tienen los mismos derechos, oportunidades y responsabilidades en la consecución de la Reforma Agraria, el elevado aumento de mujeres en la producción campesina hace ineludible reconocer este derecho y no sólo reconocerlo sino avanzar en un  proceso equitativo.

Una de las campañas más fuertes de la Vía Campesina es la campaña de Semillas, las mujeres son las preservadoras de las semillas nativas, ellas son la salvaguarda del futuro, en una economía familiar campesina, no se puede hacer reforma agraria sin la participación activa de las mujeres, el reconocer este principio es una tarea de toda la sociedad.

El mejor ejemplo de participación es entender que la Reforma Agraria transfiere poder y otorgar ese derecho a las mujeres, derecho que no es un regalo, es una reivindicación que clama ante su incumplimiento y por el cual nos unimos hombres y mujeres para construir mejores formas de convivencia.

Soberanía Alimentaria y Reforma Agraria

Desde que entendemos que sólo la distribución de la Tierra, no es Reforma Agraria, es urgente promover que a la par de la Reforma Agraria construyamos un modelo de producción agrícola, con el aporte de la organización social en el campo.

Una Reforma Agraria y Soberanía Alimentaria que lucha contra los efectos de la Revolución Verde, y que antes bien promueve la Agro ecología, la armonía entre la producción, la naturaleza y el medio ambiente.

Estos dos conceptos son vinculantes. El Dr. Peter Rosset; afirma que se trata del “choque de modelos”, por un lado el modelo agroexportador depredador y en el ocaso de su ciclo de vida, pero que mientras se niega a morir destruye la capacidad de producción de los y las campesinas en el mundo, un modelo agotado e inviable, frente a una apuesta que se ha construido desde la Vía Campesina, llamada Soberanía Alimentaria, que en síntesis es: Desarrollo Rural Sustentable, es transformación social, mayor aporte del estado, fortalecimiento de la organización campesina, igualdad entre hombres y mujeres, respeto al medio ambiente, identidad y cosmovisión indígena, .

Tareas de seguimiento a la conferencia Internacional de Reforma Agraria y Desarrollo Rural (CIRADR)

No es mucho lo que podemos esperar de la FAO, no obstante reconocemos el logro de legitimar ante los gobiernos una declaración final con aspectos positivos entre éstas:

La vigencia del terma de Reforma Agraria y la poca importancia de los estados ante el tema, se visibilizan las luchas de diferentes sectores rurales como las mujeres, las comunidades campesinas, sin tierra, indígenas, forestales, pescadoras, pastoras nómadas, hay un reconocimiento de la brecha  de la pobreza y la depredación de los recursos naturales., además es importante el reconocimiento a la soberanía alimentaria.

Ahora ante esa oportunidad, nos proponemos lo siguiente:

Acciones a desarrollar:

  1. Estudiar, y analizar las declaraciones finales de la Reforma Agraria y Desarrollo Rural de Porto Alegre, Marzo del 2006, la oficial de los gobiernos y la de los movimientos sociales.
  2. Establecer un plan de acción en cada país para dar a conocer a las instituciones del gobierno, la FAO y organizaciones del movimiento social la declaración de la Sociedad Civil en el marco de la Conferencia Internacional de Reforma Agraria en Porto Alegre y la declaración final de Desarrollo Rural y Reforma Agraria y asumir acuerdos de seguimiento en cada país.
  3. Fortalecer el papel de la Campaña Global por la Reforma Agraria en cada una de las regiones en donde funciona la Vía Campesina.
  4. Llevar los resultados de la CIRADR a las sesiones oficiales de la FAO y otras organizaciones mundiales de naciones unidas.
  5. Discutir dentro de nuestras organizaciones, y con organizaciones aliadas cómo vamos a confrontar y exigir a los gobiernos nacionales y a la FAO en nuestros países la implementación de esta declaración.
  6. Identificar qué gobiernos nacionales en el Sur y en el Norte estarían dispuestos a apoyar la creación de un “Programa Especial de Reforma Agraria” en la FAO. Hacer trabajo de incidencia con estos gobiernos.
  7. Lograr un análisis más a fondo de las reformas agrarias del pasado tratando especialmente el papel de los movimientos sociales y el Estado.
  8. Profundizar en la práctica, estudio y desarrollo de las políticas de reforma agraria y desarrollo rural desde la participación de Mujeres y Jóvenes agricultores.
  9. Asegurar ante los gobiernos, el FIDA y la FAO un “Programa Especial de Reforma Agraria”, en el marco los nuevos enfoques de la Reforma Agraria genuina e integral y sin la presencia orientadora del Banco Mundial.
  10. Garantizar un monitoreo permanente de los acuerdos suscritos en la Conferencia.

Fausto Tórrez
ATC, CLOC-Vía Campesina

Nicaragua, Julio del 2006.

Este artículo está disponible en