La Vía Campesina reafirma su compromiso con la paz en Colombia

Bagnolet, 22 de agosto de 2022. Declaración oficial de La Vía Campesina

La delegación internacional de La Vía Campesina, con presencia de millones de Familias Campesinas, Trabajadores del Campo, Pueblos Originarios, Pescadores, Aliados del Movimiento Social y Académicos, acompañamos al pueblo de Colombia los días 07 al 10 de agosto del 2022, en un contexto de vital importancia debido al ascenso de un nuevo gobierno progresista comprometido con la paz en Colombia.

Animados y animadas, junto a miles de colombianos y colombianas, saludamos al nuevo Gobierno rodeados de color, simbolismo y deseos de lograr paz, la estabilidad y dejar las armas en las nebulosas del pasado. Compartimos el sentir profundo de las mayorías y nos sumamos al deseo de que este nuevo gobierno acompañe los cambios que necesita el país.

Como acompañantes internacionales a la implementación de la Reforma Rural Integral, según lo dispuesto en el punto 6.4.2. del Acuerdo, reconocemos la importancia del nuevo momento en el proceso de construcción de paz en el país y reafirmamos nuestro compromiso con el mismo.

A partir de este ánimo, delegados/as de Indonesia, Francia y Nicaragua de La Vía Campesina, nos dimos cita los días 07 al 10 de agosto de 2022 en Bogotá, a fin de reunirnos con distintos actores sociales y autoridades. Aprovechando el nuevo gobierno y su disposición a construir la Paz, llamamos a la comunidad nacional e internacional a lo siguiente:

  1. La creación de una agenda de alianzas alrededor del cumplimiento del Acuerdo de Paz. Es necesario fortalecer el componente de acompañamiento internacional a la implementación del Punto 1 del Acuerdo, compuesto por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Unión Europea y La Vía Campesina (LVC).
  2. Rodear y acompañar las reformas contempladas en el Acuerdo de Paz que permitan materializar la reforma rural integral, la apertura democrática, el fin del conflicto, la solución al problema de las drogas ilícitas y la reparación de las víctimas del conflicto armado.
  3. Trabajar en las relaciones de cooperación junto a las organizaciones acompañantes para promover el respeto de los Derechos Humanos, la aplicación de las Directrices Voluntarias de Gobernanza de la Tierra, la Agricultura Familiar y la Aplicación de La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos, en beneficio de las personas en proceso de reincorporación y las familias que habitan en zonas rurales.
  4. Acompañar y promover el proceso de diálogo y sometimiento a la justicia de los distintos grupos armados ilegales que siguen activos en el país.

Luchamos por la Paz, la estabilidad social, seguridad ciudadana y la Soberanía Alimentaria de miles de familias que habitan los campos, las aguas y los bosques.

¡¡¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!!!

Este artículo está disponible en