La Vía Campesina condena el nuevo ataque de Israel a Gaza

(8 de agosto de 2022) La Vía Campesina – el movimiento campesino internacional que representa a unos 200 millones de productorxs de alimentos en todos los continentes unidxs en la lucha por la Soberanía Alimentaria y los Derechos Campesinos – condena categóricamente los renovados ataques israelíes contra Gaza y toda la Palestina ocupada. Pedimos el cese inmediato de los ataques y que la Ocupación israelí responda por sus crímenes. Una vez más, la ocupación israelí libra una guerra contra el pueblo de Gaza utilizando las armas más letales y matando a 44 civiles palestinos (un tercio de los cuales eran niños pequeños).

En la asediada Franja de Gaza -la zona más densamente poblada del mundo- viven unos dos millones de palestinxs. Ha sido objeto de un ataque tras otro en los últimos años, seis grandes asaltos desde 2009. En estos ataques, la ocupación israelí ha matado a un total de 4.245 palestinxs, entre ellos 621 mujeres y 1.128 niñxs. Otros 22.800 palestinxs han resultado heridxs, de forma moderada o de otro tipo, causando discapacidades permanentes a muchxs de ellxs. Se han cometido masacres contra más de 144 familias palestinas, con decenas de miles de hogares total o parcialmente destruidos. La Ocupación ha utilizado armas prohibidas internacionalmente, como bombas incendiarias de fósforo.

El viernes 5 de agosto de 2022 la Ocupación israelí inició su última agresión. Independientemente de lo que diga la Ocupación, se han vuelto a cometer crímenes de guerra. Para nosotros, la Ocupación y sus Fuerzas Armadas se han embarcado en otra aventura militar que sirve a los objetivos políticos y electorales israelíes del próximo mes de noviembre. Como se ha convertido en la norma en las elecciones israelíes, la sangre palestina es material electoral.

Como La Vía Campesina, hacemos un llamamiento a amigxs y aliadxs por igual para :

  1. Exigir a la comunidad internacional y a todos los pueblos del mundo defensores de la paz que condenen esta nueva agresión por lo que es: terrorismo de Estado organizado por una potencia ocupante. Las personas, organizaciones e instituciones por igual deben decir la verdad donde y cuando puedan: ¡La ocupación es un crimen!
  2. Únase al Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones [https://bdsmovement.net/], rechazando la Ocupación israelí y su guerra en curso contra el pueblo de la Palestina ocupada, tratando a Israel como un estado de apartheid, persiguiendo a sus líderes, impidiéndoles moverse y viajar, y procesándolos en tribunales internacionales de crímenes de guerra;
  3. Pedir el levantamiento inmediato del asedio a la Franja de Gaza y el suministro de las necesidades y servicios básicos de la población, especialmente a la luz del asedio en curso desde 2006;
  4. Reiterar que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinxs y Otras Personas que Trabajan en Zonas Rurales (UNDROP) garantiza a los campesinxs y a los pueblos indígenas la soberanía sobre sus propios recursos y su derecho a la autodeterminación, algo que la ocupación israelí y los sucesivos gobiernos ocupantes niegan al pueblo palestino;
  5. Normalizar la aplicación de los procesos de crímenes de guerra para los violadores de los derechos humanos en todo el mundo, imponiendo sanciones al gobierno de ocupación y criminalizando sus acciones en los foros internacionales. Es totalmente inaceptable que Palestina siga sometida a las violaciones diarias de la ocupación, incluyendo oleada tras oleada de asentamientos ilegales, durante más de 70 años. La injusticia debe terminar.

¡No más guerra contra el pueblo de Palestina! ¡Los derechos de lxs palestinxs son derechos humanos! ¡Fin del asedio a Gaza! ¡Fin de la ocupación!

¡Globalicemos la lucha! ¡Globalicemos la esperanza!

Este artículo está disponible en