|

Boletín Nyéléni #16 – La lucha de los Pueblos contra la OMC

Los alimentos y la agricultura son ejes  fundamentales  de nuestra vida como campesinas, campesinos y agricultores a pequeña escala. La agricultura no solo es nuestro sustento, sino toda nuestra vida, nuestra cultura y nuestra forma de relacionarnos con la Madre Naturaleza. La lógica del libre comercio es contraria a todo esto, pues convierte el alimento en una mercancía, en un siempre producto que se compra y se vende. Este principio de libre comercio está representado y fomentado por la Organización Mundial de Comercio ( OMC). El acuerdo sobre agricultura de la OMC pretende que las políticas agrarias de todo el mundo se orienten cada vez a los mercados para facilitar unos mayores flujos comerciales.

Por este motivo, nosotras y nosotros en La Vía Campesina hemos estado al frente de la lucha contra la OMC, desde su creación en 1995. No hemos cesado de pedir ´la OMC fuera de la agricultura´.  Salimos a las calles en Seattle, Cancún, Hong Kong, Ginebra y ahora Bali.

La conversión de los alimentos y agricultura en mercancías por parte de la OMC ha provocado la muerte de muchos campesinos y campesinas: se la aniquilado el modelo de subsistencia de los agricultores al inundar  el mercado con productos agrícolas baratos, muy por debajo de sus costes de producción.

El agricultor coreano Lee Kyung Hae se suicidó frente a la sede de la reunión Ministerial de Cancún, llevando un cartel que decía. ´La OMC asesina  a campesinos´. Esta frase continúa estando vigente en la actualidad, a medida que el hambre aumenta, las corporaciones multinacionales acaparan tierras, los campesinos y campesinas entran en ciclos viciosos de deuda al no ser capaces de vender sus productos, los agricultores a pequeña escala son aniquilados por los enormes agronegocios y los organismos genéticamente modificados envenenan los alimentos.

Desde La Vía Campesina pensamos que la única solución a todo esto es luchar por la Soberanía Alimentaria. Todos los pueblos deberían tener el derecho a alimentos culturalmente adecuados, nutritivos y sanos, y sus sistemas alimentarios y agrícolas no deberán venir determinados por los caprichos del libre mercado.

Debemos exigir el fin de la OMC y Luchas por una economía basada en la justicia, con la Soberanía Alimentaria como núcleo central.

La mercantilización de la alimentación y de la agricultura a través de la Organización Mundial del Comercio destruye los medios de vida de los productores y de las productoras de alimentos a pequeña escala en todo el mundo. En el décimo aniversario del sacrificio de Lee Kyung Hae fuera de la OMC en Cancún, lea el boletín sobre la nueva amenaza del paquete de Bali de la OMC y de la resistencia de los movimientos populares.

Boletín Nyeleni 16: La lucha de los Pueblos contra la OMC