Europa:”¡La alimentación es un asunto político!” 33,000 manifestantes exigen un cambio urgente de los sistemas agrícolas y alimentarios

Extractos del comunicado de prensa común redactado por las organizaciones de la sociedad civil alemana reunidas durante la marcha « We are fed up! » (¡Estamos hartos! Literalmente: estamos empachados ) del fin de semana pasado en Berlín. Haga clic aquí para leer el texto completo (solo en alemán).

“A inicios de la Semana pasada Verde en Berlín, 33.000 manifestantes reunidos para la marcha We are fed up! participaron en un cacerolazo para urgir al próximo gobierno alemán que ponga en marcha una nueva política agrícola. Hablando en nombre de las 100 organizaciones que convocar la marcha, Jochen Fritz – portavoz de We are fed up! – afirmó que ‘la agricultura industrial y la industria agro-alimentaria suponen problemas para los agricultores y las agricultoras, el clima, los animales y el medio ambiento, tanto a nivel local como a nivel global. Los políticos no pueden seguir aplazando su compromiso con una transición hacia un modelo agrícola respetuoso del medio ambiente, del bienestar animal y del clima’.

Frente al Ministerio federal de Economía, que acogía la cumbre de los ministerios de Agricultura, los manifestantes protestaron con un concierto de cacerolas y reivindicaron el respeto de los derechos humanos, condiciones comerciales justas y más apoyo a las comunidades rurales del mundo. Ya en la mañana, los 160 agricultores que encabezaban la marcha con sus tractores entregaron una nota de protesta a los 70 ministros venidos de todo el mundo para asistir a la cumbre. ‘ Queremos romper con la perniciosa lógica de exportaciones y con la concentración de tierras que pone una soga al cuello de los agricultores y las agricultoras del mundo entero’, indica Fritz sobre las consecuencias de las políticas agrícolas. ‘En los últimos 12 años, un tercio de nuestras fincas en Alemania han sido obligadas a cerrar.’

Fritz, portavoz de la alianza, continua: ‘La alimentación es un asunto político y son cada vez más numerosos los que son conscientes de ello. Sin embargo, nuestras políticas favorecen a la agroindustria mientras que son el medio ambiente, el clima y los animales los que pagan la cuenta. Para que no acabemos sufriendo las consecuencias de estas políticas, el gobierno de coalición alemán (GroKo – CDU/CSU-SPD) debe cambiar de dirección*. Son los que producen y consumen de manera sostenible los que deben ser recompensados.’

Además de la eliminación progresiva del glifosato y de la conversión adecuada de establos y corrales, durante la próxima legislatura, se tienen que tomar medidas concretas para que sea obligatorio el etiquetado de la alimentación animal, que se prohíban los antibióticos de último recurso en la ganadería y que se implementen regulaciones del mercado para proteger a las fincas. Además, hay que acabar de inmediato con el sistema de pago de subvenciones agrícolas de la UE a inversores no agrícolas, que acaparan las tierras de un número creciente de agricultores y agricultoras.

‘La política agrícola europea tiene que ser reorientada de manera radical. Son los que cultivan la tierra respetando al mismo tiempo el medio ambiente y el clima y los ganaderos que se preocupan por el bienestar de sus animales los que tienen que recibir pagos directos y no los que poseen la mayoría de las tierras. Los agricultores están listos para el cambio pero para operarlo, necesitan un marco legal. Nuestras zonas rurales necesitan especialmente sus pequeñas y medianas fincas ‘, declara Georg  Janßen, jefe de la oficina de Arbeitsgemeinschaft bäuerliche Landwirtschaft (AbL). ”

* De momento, los tres partidos alemanes más grandes (CDU/CSU-SPD) están negociando la formación del próximo gobierno.

****

Para saber más : www.wir-haben-es-satt.de

Fotos libres de derechos : www.wir-haben-es-satt.de/presse

Para ver más fotos de la marcha, haga clic aquí : https://www.flickr.com/photos/80493129@N08/39814067441/in/album-72157664841445708/

Esta entrada está también disponible en English.