El derecho humano más violado en el mundo: el derecho a la alimentación

Mecanismo de la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas (CSM) para las relaciones con el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de las Naciones Unidas (CSA)

COMUNICADO DE PRENSA

Lanzamiento del nuevo Informe de la Sociedad Mundial en vísperas del Día Mundial de la Alimentación de 2018

Roma, 12 de octubre de 2018 – El derecho a la alimentación es un pilar fundamental del derecho a la vidaSin embargo, es posiblemente el derecho humano más violado a nivel mundial. Hoy en día, cientos de millones de niños, mujeres y hombres -821 millones de personas- siguen sufriendo inseguridad alimentaria. Un nuevo informe de la sociedad civil mundial presentado hoy en Roma proporciona datos y análisis exhaustivos sobre esta alarmante contradicción. El informe será presentado oficialmente en el Acto Temático Mundial sobre las Directrices del Derecho a la Alimentación* en el 45mo período de sesiones Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de la ONU la próxima semana.

El mundo no está bien encaminado para alcanzar el Objetivo de Hambre Cero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2030. Es el tercer año consecutivo, que se registra un aumento del hambre en el mundo. Según el último informe de las Naciones Unidas sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición (SOFI 2018), el número absoluto de personas subnutridas, es decir, las que sufren privaciones alimentarias crónicas, ha aumentado hasta casi 821 millones en 2017, frente a los cerca de 804 millones en 2016.

“Queremos que los políticos comprendan las tragedias humanas y las causas estructurales que hay detrás de estas cifras, y que son consecuencias de los fracasos políticos causados por el hombre que pueden y deben ser detenidos. Estos fracasos favorecen las inversiones a gran escala a expensas de las poblaciones empobrecidas y marginadas, como los pescadores y agricultores a pequeña escala”, dice Christiane Louwa, del Foro Mundial de Pescadores, Coordinadora del sector de pescadores y pescadoras artesanales del MSC, de Kenia. “

Es imposible alcanzar el Objetivo Hambre Cero sin un cambio radical y un compromiso totalmente renovado de los gobiernos hacia políticas que promuevan y protejan nuestros derechos, el derecho a la alimentación, los derechos de la mujer, los derechos de los campesinos, los derechos de los pueblos indígenas, los derechos de los y las trabajadores/as y todos los derechos humanos de las personas más expuestas o afectadas por la inseguridad alimentaria y la malnutrición”, dice Ramona Duminicioiu, de La Vía Campesina, Rumanía, Co-Coordinadora del sector de campesinos/as  y agricultores/as familiares del MSC.

El pleno respeto de los derechos de la mujer es una condición previa para una lucha eficaz contra las causas del hambre”, afirma Azra Sayeed, del International Women Alliance (IWA) y Coordinadora del Sector de mujeres del MSC, de Pakistán. “Todavía hay gobiernos que se oponen a nuestros derechos. Cada día lo hacen, prolongan las violaciones sistemáticas de nuestros derechos y aumentan trágicamente el hambre en el mundo. Además, la globalización, el militarismo, el feudalismo y el patriarcado están estrechamente relacionados con la actual crisis del hambre. Nuestras luchas son también para luchar y superar estas fuerzas grotescas”, añade.

El Informe Global de la Sociedad Civil monitorea un período de 14 años (2004-2018) de implementación mundial de las Directrices sobre el Derecho a la Alimentación. Las Directrices sobre el derecho a la alimentación fueron adoptadas en 2004 por consenso de todos los Estados Miembros de la FAO. El informe muestra cómo las Directrices sobre el derecho a la alimentación han sido fortalecidas desde 2004 por instrumentos e interpretaciones internacionales recientemente adoptados, y sobre la base de estos, se esboza un marco normativo enriquecido para la aplicación del derecho a la alimentación. El informe ofrece una visión general actualizada de los países que introducen el derecho a la alimentación en sus constituciones y marcos jurídicos y normativos. Por último, se analizan los patrones de las actuales violaciones del derecho a la alimentación.

“En este primer esfuerzo a nivel internacional para evaluar en qué punto nos encontramos con la realización del derecho a la alimentación, es evidente que los esfuerzos actuales no están funcionando. Nos hemos desviado y todavía queda mucho trabajo por hacer para garantizar la realización del derecho a la alimentación para cientos de millones de personas en todo el mundo. En un momento en el que el hambre y la discriminación van en aumento y en el que el cumplimiento del ODS 2 parece cada vez más difícil, es hora de intensificar y reafirmar los compromisos en materia de derechos humanos y de garantizar que la realización del derecho a la alimentación ocupe un lugar central en los esfuerzos por reducir la inseguridad alimentaria”, dice Nadia Lambek, de la Universidad de Toronto, miembro del equipo de redacción del informe.

“La 45ª sesión plenaria del CSA de la próxima semana (15-19 de octubre) será una oportunidad excepcional para entablar urgentemente un debate en profundidad sobre las causas y los factores que han conducido a la alarmante situación de hoy, y para movilizar un nuevo compromiso mundial para una salida”, dice Margarita Gómez, coordinadora del Sector de Jóvenes del MSC, de Argentina. “La situación actual no es una opción: seguiría destruyendo los medios de subsistencia de nuestras comunidades y los sueños de millones de jóvenes de nuestras generaciones y de las generaciones futuras”.

El nuevo informe de la sociedad civil mundial sobre el derecho a la alimentación está disponible aquí.

Para consultas de los medios de comunicación y más información

Para consultas de los medios de comunicación y más información
Teléfono: +39 334 342 1146 | +351 916 393 540
Números de WhatsApp: +258 822 605 010 | +39 334 342 1146
Dirección de correo electrónico: cso4cfs@gmail.com

Ver también adjunto:

El Kit de Prensa 

Agenda del Foro del MSC

NOTA A LOS/LAS EDITORES/AS

Las Directrices sobre el derecho a la alimentación (nombre completo: “Directrices voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional”) fueron negociadas mediante un proceso participativo en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) y adoptadas por unanimidad por todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 2004. Desde su adopción, las Directrices del DA se han utilizado para ayudar a los Estados a adoptar estrategias nacionales y cambios constitucionales y legislativos con miras a la realización progresiva del derecho humano a la alimentación.

75 Compartir