Ecuador: las armas del Estado no pueden ser el verdugo de su pueblo

La Vía Campesina | Bagnolet | 24 de junio de 2022

Comunicado de solidaridad de La Vía Campesina

La Vía Campesina expresa su más noble solidaridad con el pueblo ecuatoriano que en estos momentos resiste contra la represión, la persecución, y lucha contra las políticas neoliberales que ha arrastrado al país entero en una profunda crisis económica y de derechos humanos. Las movilizaciones se dan en el marco de un Paro Nacional, que empezó el 13 de junio, y que fue convocado por una plataforma amplia de movimientos sociales donde el sector indígena y campesino tiene especial liderazgo.

Como movimiento internacional que aglutina a millones de campesinxs en todo el mundo, y que integra a 5 organizaciones nacionales campesinas e indígenas en Ecuador, La Vía Campesina apoya su demanda y pide al Gobierno una inmediata respuesta a los 10  puntos de lucha que las organizaciones movilizadas han planteado. El pliego planteado es el siguiente:  

  • Reducir los precios del combustible;
  • Fijar una moratoria de un año en el sistema financiero para que las familias paguen sus deudas; condonación de la deuda de la banca pública hasta 10.000 dólares
  • Garantizar el empleo y los derechos laborales;
  • Que haya precios justos en los productos del campo;
  • No explotar la minería en los territorios indígenas;
  • Respetar los derechos colectivos;
  • No privatizar los servicios estratégicos;
  • Desarrollar políticas para controlar la especulación en los precios;
  • Otorgar mayor presupuesto para salud y educación;
  • Adoptar medidas para mejorar la seguridad.

Consideramos como justo este petitorio, en un momento en que según cifras oficiales 5 de cada 10 ecuatorinxs que viven en el campo se encuentra en situación de pobreza y 3 de 10 están situación de extrema pobreza. Dura realidad que están atravesando agricultorxs, pueblos y naciones originarias y poblaciones rurales del país; quienes directamente se han visto vulneradxs por las políticas de libre mercado que el Estado aplicó bajo influencia del FMI y otros organismos internacionales.

Demandamos urgentemente, el cese al uso de la fuerza y la represión que ya tiene en su haber 3 personas asesinadas, decenas de heridas y otras desaparecidas. Llamamos a los organismos internacionales de derechos humanos a seguir denunciando y visibilizando estos atropellos para que no queden impunes.

Hacemos también un llamado a la comunidad internacional a expresar solidaridad y dar visibilidad a las acciones en el marco del Paro Nacional.

Expresamos nuestro entero respaldo a los pueblos y nacionalidades indígenas y afrodescendientes que en estos momentos nos están dando lecciones de dignidad y resistencia ante los males nos afecta estructuralmente al campesinado del mundo.  

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Crédito de la foto : CONAIE