Declaración de UAWC a raíz del ataque militar a nuestra sede

9 de julio de 2021

El miércoles 7 de julio de 2021 aproximadamente a las 3:00 am, fuerzas de ocupación israelí atacaron la sede de la Unión de Comités Agrícolas (UAWC, por sus siglas en inglés) en Ramallah/Al-Bireh, dejando al retirarse una orden militar estándar dictando la clausura de nuestra oficina central por 6 meses.

En su invasión, las fuerzas de ocupación israelíes demolieron nuestra puerta de entrada, generaron caos en la oficina y dañaron parte de nuestro amoblado (ver fotos y este video publicado en twitter). Además, robaron cinco discos duros, una computadora portátil, una grabadora de video digital y varios libros y documentos.

UAWC condena rotundamente el ataque israelí, el daño ocasionado a nuestra oficina y el cierre militar. Esta orden es ilegítima y con una clara motivación política. Tomaron como objetivo nuestra sede central para desarticular el funcionamiento de nuestra organización en su conjunto.

La redada y clausura representan un ataque particularmente provocador a la soberanía palestina si consideramos que nuestras oficinas están ubicadas en el área A de Cisjordania, y como tal bajo control de la Autoridad Palestina, a la cual respondemos.

Nos hemos mudado a otra oficina donde continuamos llevando adelante nuestro trabajo con plena determinación para cumplir con nuestras obligaciones y compromisos con miles de campesinxs palestinxs y sus familias en situación de extrema vulnerabilidad en el área C.

La redada israelí y orden de clausura deben considerarse como relacionadas con la agresiva campaña difamación y desfinanciamiento de parte del gobierno israelí y organizaciones afiliadas en contra de UAWC y la sociedad civil palestina en general. Estas campañas, documentadas por ONG internacionales, han sido reconocidas y repudiadas por la ONU.

Más específicamente, el ataque israelí a nuestras oficinas debe considerarse conectada con la ‘revisión externa’ del gobierno de holandés lanzada el año pasado contra UAWC en respuesta a las presiones del gobierno de Israel y sus organizaciones aliadas. Esta investigación tuvo un efecto catalizador en la campaña de difamación y recorte de fondos a la que UAWC ha estado expuesta desde hace años, que tiene el objetivo de impedir nuestro trabajo en el área C.

Si bien UAWC ha cooperado con la revisión holandesa, no podemos ignorar que ya ha generado un enorme perjuicio a nuestra organización, aliados y beneficiarios, todo esto sin que se haya constatado ninguna mala conducta ni negligencia de parte de UAWC.

Convocamos a nuestros aliados y donantes, y al gobierno holandés en particular, a repudiar la redada y orden de clausura israelí contra UAWC y a presionar a las autoridades israelíes a retractar esa orden para que podamos reestablecer nuestro funcionamiento como organización.

Esto también es relevante para la protección de la sociedad civil palestina en general contra la intensificación de las medidas y campañas de Israel que tienen como fin afianzar su ocupación y la anexión de Palestina y derrotar al pueblo palestino en su lucha por libertad, derechos humanos y dignidad.

Luego del ataque y orden de clausura israelí de nuestra sede hemos recibido incontables llamadas y correos expresando solidaridad de organizaciones de la sociedad civil tanto locales como internacionales y de misiones diplomáticas. Estamos profundamente agradecidxs y alentadxs por estas expresiones de apoyo a UAWC.

Además, recibimos gratamente todas las campañas internacionales de solidaridad y recaudación de fondos en apoyo a UAWC (Ver la campaña de recaudación de fondos de La Vía Campesina) : en este momento crítico, son de suma importancia.

Oficinas centrales de UAWC en Ramallah/Al-Bireh, luego de la redada israelí el 7 de Julio de 2021 aproximadamente a las 3:00am:

Este artículo está disponible en