Declaración de La Vía Campesina: Treinta años de luchas colectivas, esperanza y solidaridad #17Abril2022

Declaración Política de La Vía Campesina en el marco del 17 de Abril 2022 . Día Internacional de las Luchas Campesinas.

——————————————————————————————————————

Este 17 de abril, el Día Internacional de las Luchas Campesinas, conmemoramos los 26 años de la masacre de campesinos de Eldorado dos Carajás en Brasil y resistimos ante la criminalización, la opresión y la represión de las luchas por la vida. En este día, también damos inicio a las celebraciones por los 30 años de La Vía Campesina en la construcción de luchas colectivas, esperanza y solidaridad al servicio de la humanidad.

Nosotrxs, La Via Campesina, la voz internacional de millones de campesinxs, mujeres y hombres, jóvenes, agricultorxs de pequeña y mediana escala, agricultorxs familiares, trabajadorxs sin tierra, pueblos indígenas, migrantes y trabajadorxs agrícolas nos hemos rehusado a desaparecer y continuamos creciendo y fortaleciéndonos. A través de la persistencia, la perseverancia y la esperanza, hemos cosechado grandes victorias: el reconocimiento y la adopción de la Soberanía Alimentaria por algunos países, el reconocimiento y el apoyo a la Agroecología por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (la FAO, por sus siglas en inglés) y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de lxs Campesinxs y de Otras Personas que trabajan en las Zonas Rurales (UNDROP por sus siglas en inglés) adoptada por la Asamblea General de la ONU. Continuamos ocupando espacios multilaterales de gobernanza de la alimentación y a influir en el debate en apoyo a la Soberanía Alimentaria, la Agroecología y la Reforma Agraria Popular.

Estamos alerta ante el contexto global actual y la necesidad de fortalecer nuestra lucha. El conflicto geopolítico empeora conforme el orden liberal internacional es desafiado por las demandas de un orden mundial multipolar, y aumenta la ofensiva imperialista en contra de las masas y la criminalización de los movimientos populares. Las crecientes violaciones de los sistemas democráticos se dan por parte de los medios de comunicación corporativos a través de la censura y la vigilancia. Esto ocurre a la par con el empeoramiento de la crisis climática y de salud debido a la pandemia de COVID-19, durante la cual las instituciones de salud pública han estado poco financiadas y su privatización ha agravado el sufrimiento. Por lo tanto, somos testigo de niveles récord de pobreza, hambre y desigualdades a nivel global, además del incremento de la criminalización por demandas justicia social y dignidad. Así, millones de migrantes han sido forzados a abandonar sus territorios y países donde han enfrentado más injusticias.
El año pasado, en 2021, celebramos un cuarto de siglo de construir e impulsar la Soberanía Alimentaria, así como iniciamos el debate para reflejar críticamente nuestros logros, victorias y acciones propuestas para el futuro, como nuestra participación en Foro Global Nyèlèni en el 2023.

¿Qué necesitamos de los gobiernos e instituciones para continuar alimentando al mundo?

• Implementar una reforma agraria democrática y extensiva que permita la soberanía de los pueblos sobre sus recursos naturales y su comida, tanto en el proceso de producción como en el de distribución.
• Reconocer el trabajo que ya estamos haciendo y promover ejemplos exitosos de nuestra capacidad para alimentar a las mayorías. Mientras producimos e intercambiamos la mayoría de la comida del mundo, nuestros mercados son olvidados por los gobiernos, instituciones y transnacionales en la formulación de políticas. El comercio es necesario, pero otro tipo de comercio, que no esté basado en la explotación de la gente y la naturaleza, que beneficie a las comunidades y no a las corporaciones.
• Promover la Agroecología Campesina como una solución ante la crisis climática, la pérdida de la biodiversidad y de la fertilidad de los suelos. Ante las prácticas agrícolas industriales insostenibles, vemos una oportunidad única para la agroecología, ya que muchos países quieren hacer la transición a “métodos agrícolas sostenibles” y reducir el uso de agrotóxicos.
• Implementar la UNDROP, creando un procedimiento especial de la ONU e implementando la declaración en la FAO, así como en otras agencias basadas en Roma relacionadas con políticas de alimentos y agricultura y también en el Decenio de Agricultura Familiar de la ONU. Esto permitirá que la UNDROP sea referencia para políticas que reformulen o transformen nuestra sociedad.

¿Cómo proyectamos el avance de nuestras luchas desde La Vía Campesina?

•Haciendo formación y sensibilización masiva entre nuestros miembros sobre la UNDROP, para que lideren la amplia promoción de los componentes esenciales de las políticas públicas en sus países a favor de la Soberanía Alimentaria, la Agroecología y el reconocimiento y respeto de los derechos de lxs campesinxs.
• Construyendo y fortaleciendo la diversidad y la inclusión en contra de la violencia y la opresión. Adoptar la diversidad es clave para “Construir el Movimiento para cambiar el mundo”. Hoy en día, la juventud, las mujeres, las diversidades culturales y de género (LGBTQI) son mayoría y parte del liderazgo de nuestro movimiento.
• Construyendo el Feminismo Campesino y Popular para definir y darle forma a las relaciones de género en nuestro movimiento como herramienta política en contra de todas las formas de violencia.
• Fortaleciendo el Colectivo de Migración y de Trabajadorxs Agrícolas Asalariadxs como un espacio para visibilizar sus problemáticas.
• Avanzando nuestro trabajo en contra de la impunidad de las corporaciones transnacionales (CTNs) y contribuyendo al proceso de tratados vinculantes para regularlas.
• Para entender la complejidad y la fluidez de este mundo, adaptamos nuestras estrategias:

  • Construyendo nuevas alianzas y fortaleciendo las ya existentes dentro y a lo largo de cada frontera, para aprender y compartir nuestras experiencias a través del análisis colectivo y la formación, así como defender un futuro basado en la Soberanía Alimentaria.
  • Incrementando y fortaleciendo nuestra formación política y técnica. Vamos a promover métodos populares campesinos y ‘tecnologías’ que involucren a las mujeres y a lxs jóvenes en la defensa de los medios de vida campesinos. Otra vez, debemos dominar las nuevas formas de comunicación al servicio de la humanidad para llegar a muchas personas que defienden sus derechos y apoyan la Soberanía Alimentaria.

¡No hay futuro sin Soberanía Alimentaria! ¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Este artículo está disponible en