|

Crisis láctea: la Coordinadora Europea Via Campesina apoya a los productores de leche en huelga

La crisis láctea en la Unión Europea se está agravando. La inercia y la ausencia de voluntad política de los Gobiernos y de la Comisión Europea generan la cólera y la desesperación de los productores1. En este contexto, este jueves una huelga de la leche fue lanzada en Francia, a la iniciativa del European Milk Board.

La Coordinadora Europea Via Campesina sostiene y sostendrá a l@s productor@s de leche en huelga.

  • Llama a las organizaciones campesinas a bloquear las industrias lácteas, las fábricas de leche en polvo y los centros de almacenamiento de leche en polvo (para evitar que se quiebre la huelga).
  • Llama a los consumidores a apoyar la reivindicación de l@s productor@s por un precio de la leche a la producción que reconoce el valor de su trabajo y por una limitación de los márgenes entre la producción y el consumo.
  • Llama a los contribuyentes a rechazar que el presupuesto de la UE sirva para exportar productos lácteos a precios por debajo de los costes de producción (dumping), que arruinan la producción lechera local en los países del Sur.

La mala política lechera es responsable de la situación de superproducción: es necesario cambiarla, como nosotros lo hemos propuesto estos últimos meses. Primero hay que reducir la producción con un porcentaje que permite equilibrar el mercado y precios a la producción más altos. Se trata de hacerlo proporcionalmente al volumen de producción por activo de la explotación, sin reducción por parte de los pequeños productores.

También hace falte lanzar un debate europeo sobre los métodos de producción lechera. Estamos a algunos meses de la conferencia climática de Copenhague y la UE ya no puede defender un modelo de producción intensivo basado en la importación de soja de América Latina, transformada en un excedente de mantequilla y de leche en polvo. Esta dependencia no solamente causa que la UE sea muy vulnerable a nivel estratégico, sino también provoca daños medioambientales y sociales tanto en América Latina como en Europa.

La UE no tiene el derecho de apostar por la resignación de l@s productor@s. Puede, debe solucionar rápidamente esta grave crisis. Debe cambiar la política lechera para obtener la legitimidad económica, social, medioambiental, e internacional necesarias para enfrentar los retos inmensos que nos esperan.

contactos : Lidia Senra   +34 609 84 5861  –  René Louail +33 6 7284 8792,  miembros del comité coordinador


1

 

 

 

Ver la carta abierta de ECVC a la UE del 1 de sept. y el comunicado del 8 de sept.