Conmemorar el 25 de julio es celebrar la lucha

Brasil es uno de los pocos países del mundo que aún no pasó por un proceso de reestructuración de la estructura agraria, viviendo desde hace por lo menos 400 años una contradicción entre los avances tecnológicos en el campo de la producción y el creciente avance de la pobreza rural que aliado al éxodo ha influenciado de forma definitiva la situación de millones de brasileros en el campo y en la ciudad.

La contradicción histórica entre la formación y el fortalecimiento de una clase poderosa, tanto económica como política en el Brasil, convivió directamente con la constitución de otra clase campesina, atrapada en el latifundio, sin derechos, sin concesiones y sin apoyo, apenas con uno de los elementos de la economía de producción capitalista: su fuerza de trabajo.  Durante la historia de la lucha por la democratización de la tierra en el Brasil, se han vivido picos de calentamiento de la lucha política y otros momentos de grande letargo de la lucha de clases principalmente de los movimientos y fuerzas políticas del campo. Se puede afirmar que en los últimos años se vive un período de olas cíclicas de altos y bajos de la lucha política por la democratización de la tierra en el Brasil.

 El FNRA – Foro Nacional para la Reforma Agraria y la Justicia en el Campo creado a mediados de la década de 1990, le viene dando otra lógica a las luchas, articulando las acciones y construyendo unidad en las luchas de los movimientos y organizaciones del campo, es ejemplo de esto la Campaña por el Límite de la Propiedad de la Tierra que movilizó la sociedad, debatiendo y afirmando que la Reforma Agraria es una necesidad económica, una salida social y una trinchera ambiental para combatir la forma explotadora con que el agro negocio ha atacado todos los biomas del país.

Aún en una coyuntura desfavorable, el año de 2007 viene siendo escenario de una serie de movilizaciones que van a continuar, contribuyendo para la construcción de la conciencia colectiva de la sociedad brasilera. Las movilizaciones contra el desvío del río San Francisco junto con las históricas movilizaciones de las mujeres el 8 de marzo motivaron y unificaron las luchas y las organizaciones en una acción más contra el latifundio y el agro negocio. De la misma forma, el Abril Rojo e Indígena de la Vía Campesina y de los pueblos indígenas, así como la jornada de luchas de la Fetraf y el Grito de la Tierra de Contag y la heroica huelga de los servidores del Incra son algunos ejemplos nacionales de como la lucha cuando es articulada puede construir resultados.

De esa forma, El Foro Nacional por la Reforma Agraria y la Justicia en el Campo recuerda, en esa fecha, todas las luchas de los trabajadores y trabajadoras del campo como inspiración para los próximos pasos y como forma de renovar las fuerzas en el camino en busca de la Reforma Agraria y de la plena democracia brasilera.

Viva a los campesinos y trabajadores del campo y a la lucha del pueblo!

Brasília/DF, 25 de julio de 2007

CONTAG – MST – FETRAF – CUT – CPT – CÁRITAS – MMC – MPA – MAB – CMP – CONIC – CONDSEF – Pastorais Sociais – MNDH – MTL – ABRA – ABONG – APR – ASPTA – ANDES – Centro de Justiça Global – CESE – CIMI – CNASI – DESER – ESPLAR – FASE – FASER – FEAB – FIAN-Brasil – FISENGE – IBASE – IBRADES – IDACO – IECLB – IFAS – INESC – MLST – PJR – REDE BRASIL – Rede Social de Justiça – RENAP – SINPAF – TERRA DE DIREITOS

Este artículo está disponible en