Comunicado Via Campesina-FIAN Sobre Banco Mundial

Comunicado sobre la revisión de las políticas de tierra del Banco Mundial 17 de abril de 2003 Día Mundial de la Lucha Campesina
En homenaje a los 19 trabajadores sin tierra que fueron asesinados el 17 de abril de 1996 por la Policía Militar en Eldorado dos Carajás/Brasil, La Vía Campesina declaró este día como el Día Mundial de la Lucha Campesina. La Campaña Global por la Reforma Agraria se suma a todas las actividades planeadas para este día en favor de la reforma agraria y el fortalecimiento de la agricultura campesina dando a conocer a la opinión pública su posición frente al proceso de revisión de las políticas de tierras que el Banco Mundial está realizando actualmente. Aplaudimos que… en el proceso actual de revisión de su política de tierras el Banco Mundial finalmente cede ante algunas de las críticas que habíamos hecho desde hace varios años. Pero… seguimos preocupados por la manera como el Banco Mundial está redefiniendo sus políticas. Las organizaciones campesinas y de sin tierra, de mujeres y de pueblos indígenas no han sido protagonistas de este proceso. Además, la falta de claridad sobre los objetivos y las consecuencias de este informe siguen siendo el meollo del asunto. ¿Cómo va a ser traducido este informe a operaciones específicas? ¿Quién y cómo vigilará que la aplicación de las políticas se ciña a los principios acordados? A estas preguntas solo hay respuestas nebulosas.

Destacamos que… el informe acepta el fracaso de los programas de reforma agraria de mercado en Colombia y en Suráfrica. En el caso colombiano el informe afirma que todas las granjas establecidas no pueden pagar sus deudas, mientras que en el caso surafricano el informe admite que durante los tres primeros años del programa solo se transfirió una cantidad mínima de tierras.

Pero… el reconocimiento del fracaso se restringe sólo a dos casos a pesar de que la situación es similar en otros países. Por otra parte, el informe no hace un análisis autocrítico de las razones por las que fallaron estos programas. En ningún momento se habla de que las políticas responsables del fracaso fueron diseñadas y promovidas por el mismo Banco. Las consecuencias de este reconocimiento del fracaso para la operaciones del Banco son inciertas. Los indicios apuntan a que el Banco continuará financiando el modelo de redistribución vía mercado.
Apreciamos que… el informe reconozca que se ha prestado muy poca atención a la aplicación de reformas agrarias integrales con respecto al acceso a créditos, a los mercados, a la asistencia técnica y a la infraestructura.

Pero… el informe toca el asunto sin tratarlo a fondo: no problematiza el hecho de que hayan sido las políticas de ajuste estructural en el sector agrícola las que han imposibilitado la realización de reformas agrarias integrales. El Banco ha promovido vehementemente la privatización de los servicios de extensión rural y la liberalización del comercio, y ha desmantelado las políticas que protegían y apoyaban a pequeños productores. Estas políticas han beneficiado a los grandes productores, al mismo tiempo que han excluido y/o despojado a los grupos más marginalizados de su acceso a los recursos productivos.

Saludamos que… el informe intente trascender el aspecto meramente económico y destaque la relación entre la privación del derecho a tierras y los conflictos sociales.

Pero… lamentablemente el informe no tiene en cuenta ni para el tratamiento de los conflictos de tierra, en particular, ni para el tratamiento de las políticas de tierra en general, la perspectiva de derechos humanos. Con esto, el informe desconoce normas legales existentes como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales que son vinculantes para las actuaciones del Banco y los gobiernos. Por otra parte, el informe ignora un factor que ha sido clave en los procesos recientes de reforma agraria: la organización autónoma de los movimientos sociales del campo, así como la alta capacidad de movilización de sus miembros para luchar por sus derechos.

Constatamos que… el informe propone impulsar políticas nacionales marco de tierras que permitan guiar las intervenciones estatales en el sector y traducir las políticas en programas concretos en contextos específicos.

Pero… esta propuesta solamente sería interesante si realmente devolviera la responsabilidad a las instancias nacionales. Sin embargo, en las últimas décadas ha ocurrido justamente lo contrario: el Banco Mundial ha impuesto sus políticas "panacea". En muchos casos, las intervenciones del Banco han perjudicado gravamente a los movimientos campesinos conllevando violaciones a los derechos humanos de comunidades rurales. Tomar en serio esta propuesta implicaría cambios tan radicales en la forma como opera el Banco que hay dudas fundadas de que el Banco esté en capacidad de autoreformarse.

Movilizaremos a nuestros miembros y aliados para exigir a los gobiernos nacionales y a los gobiernos responsables de las decisiones del Banco Mundial y la cooperación internacional la suspensión definitiva de los créditos para reforma agraria de mercado, así como la necesidad de lanzar un nuevo debate nacional e internacional sobre políticas de tierra y desarrollo rural que dé respuesta a las cuestiones clave: ¿Cómo incluir a las comunidades rurales en la formulación de las políticas y programas a nivel nacional e internacional? ¿Cómo vigilar que la aplicación de las políticas se ciña a los principios acordados? ¿Qué mecanismos hay que crear para que las comunidades rurales puedan quejarse y exigir reparación cuando consideren que las medidas tomadas son adversas para el disfrute de sus derechos?

Este artículo está disponible en