Colombia: Finaliza con éxito la Convención Nacional Campesina

Organizaciones miembro de La Vía Campesina Colombia participaron como parte de su proceso de lucha por la Reforma Agraria y los Derechos Campesinos.


Más de 2.500 delegadxs de organizaciones campesinas de toda Colombia se reunieron en Bogotá del 2 al 4 de diciembre en la Convención Nacional Campesina, un espacio en el que el Estado y el campesinado dialogaron en torno a propuestas de política agraria para su inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo, que es la hoja de ruta que establece objetivos de gobierno y metas para el período 2022-2026.

Lxs delegadxs fueron recibidos por el presidente Petro, quien impulsó la propuesta de la Convención luego de una reunión con líderes campesinxs el pasado 26 de octubre. “(…) propuse la realización de una Convención Nacional Campesina, con el objetivo, no sólo de aumentar las coordinaciones entre las diferentes formas de organización existente del campesinado, sino de empezar a revivir un movimiento nacional campesino capaz de soportar reformas fundamentales que necesita la sociedad colombiana y tiene como ejes la tierra, el agua, la mujer, la democracia, la paz y la producción de alimentos”, afirmó el presidente en su intervención el pasado 2 de diciembre.

Robert Daza, congresista y dirigente campesino, señala también que “uno de los objetivos de la Convención Nacional Campesina es articular toda la dispersión organizativa que tiene el campesinado a nivel nacional. Con esa articulación se debe establecer un mecanismo claro para dialogar y negociar a nivel nacional”.

En la Convención se debatieron temas estratégicos para el campesinado en torno a 4 ejes: i) política agraria estructural; ii) derechos y reconocimiento del campesinado; iii) políticas públicas y Plan Nacional de Desarrollo y iv) acceso, redistribución y ordenamiento social del territorio.

Uno de los principales planteamientos fue sobre el enfoque de la Reforma Agraria, que debe ser Integral y Popular: integral porque contempla el desarrollo de la territorialidad campesina, popular porque es una apuesta de construcción del pueblo y para el pueblo.

Dentro de los compromisos asumidos por el Gobierno está la implementación de la reforma rural planteada en el punto 1 del Acuerdo de Paz, el reconocimiento de la deuda histórica por el aporte del campesinado a la sociedad y la incorporación en la Constitución Política de los derechos del campesinado establecidos en la declaración de Naciones Unidas. También se aprobó el compromiso de incluir en el plan nacional de desarrollo un capítulo específico dedicado a la implementación del Acuerdo de Paz y otro destinado al campo colombiano.

También se acordó la creación de un mecanismo de coordinación nacional campesino, el cual dará seguimiento a las conclusiones de la convención y constituirá el espacio de concertación entre el Gobierno y las organizaciones campesinas, será una instancia de diálogo permanente.

Joana Pinzón, vocera de la Asociación Nacional Campesina José A. Galán Zorro –Asonalca- de Arauca, aseguró que, aunque se logró avanzar en los compromisos del Gobierno Nacional con el campesinado no se incluyeron algunas propuestas que hicieron desde el territorio. “Para intentar subsanar el tema de soberanía alimentaria propusimos que desde la Reforma Agraria se destinen 10 millones de hectáreas únicamente para producir alimentos”.

A la Convención también llego un mensaje de las delegaciones negociadoras del Gobierno y del Ejército de Liberación Nacional – ELN, quienes invitaron al movimiento campesino a participar de las negociaciones de paz cuando las condiciones lo permitan.

Al día siguiente de finalizar la Convención, el Congreso aprobaba en cuarto debate el proyecto de acto legislativo que reconoce constitucionalmente los derechos del campesinado; si el proyecto es aprobado en los cuatro debates pendientes, para mediados de 2023 el campesinado colombiano será reconocido constitucionalmente.

Tal vez el principal logro de la Convención es el reencuentro de líderes campesinxs, la reconstrucción de canales de diálogo entre las distintas organizaciones y el reconocimiento de la necesidad de seguir forjando la unidad del movimiento campesino.


Conoce más del proceso de lucha de las organizaciones campesinas en Colombia en torno al proceso de Paz AQUÍ


Texto: La Vía Campesina Colombia

Este artículo está disponible en