Chile: Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, ANAMURI, rechaza enérgicamente la ratificación del TPP

Compartimos nuestra Declaración Pública como Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, ANAMURI, frente a las celebraciones y despedida a la Presidenta Michelle Bachelet, posteriores a la Reunión Nacional de la Mesa de la Mujer Rural, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

En tiempos de afrentas a la soberanía nacional, y a la dignidad de las mujeres y de los pueblos que luchan, nos comprometemos a continuar luchando para detener la avanzada neoliberal y extractivista sobre nuestros territorios, y en especial sobre América Latina.

Reafirmamos nuestra decisión de luchar Contra el Acuerdo Transpacifico de Cooperación Económica, TPP, y sus nuevas caretas como el Comprehensive and Progressive Agreement for Trans-Pacific, CPTPP o TPP11.

¡Por el futuro, la dignidad y el bienestar de todas y todos, nos movilizaremos de forma permanente y amplia para impedir que el TPP sea ratificado por el parlamento!

¡En memoria de Macarena Valdés, Berta Cáceres, y las mujeres a las que se les ha arrebatado la vida por querer un futuro para todas y todos: seguimos en pie!

**********************************

ANAMURI informa a la opinión pública, a otras organizaciones amigas y a las autoridades, que ha tomado la decisión de no participar en las actividades organizadas para despedir a la Presidenta Michelle Bachelet, con posterioridad a la Reunión Nacional de la Mesa de la Mujer Rural. Nuestra decisión se origina en nuestro doble rechazo a que Chile firme el tratado comercial CPTPP (inicialmente denominado TPP) y que se haya elegido el 8 de Marzo, Día de las Luchas de las Mujeres del mundo entero, para realizar en Santiago la ceremonia de firma del tratado, con la Presidenta como anfitriona de los Jefes de Estado de los otros países firmantes.

No podemos celebrar y dar las gracias el mismo día que se da una bofetada a las luchas que las mujeres del campo llevamos adelante junto a nuestras hermanas de clase.

En más de una ocasión ANAMURI ha fundamentado su rechazo al TPP. Aquí quisiéramos, una vez más, explicar algunas de nuestras razones más importantes:

1. Chile perderá toda soberanía, ya que deberá consultar con las empresas transnacionales y con los gobiernos extranjeros sobre cualquier cambio en sus leyes, programas y políticas. Si el TPP se aprueba, no tendremos posibilidades de cambiar la constitución, terminar con las AFPs, lograr una reforma laboral de verdad o reconquistar una educación gratuita y de calidad.

2. Perderemos derechos laborales fundamentales. Aunque se nos ha dicho que los derechos laborales estarán protegidos por el TPP, la realidad es lo inverso. El TPP hace una definición muy estrecha y reaccionaria de qué son los derechos laborales. El derecho al salario mínimo, a vacaciones, al permiso pre y post-natal, a jubilación, entre otros, no caben dentro de la definición que el TPP hace de los derechos laborales y podrán ser eliminados en cualquier momento. Las mujeres en el campo ya sufrimos condiciones de trabajo degradantes y vergonzosas. Las condiciones que impondrá el TPP sólo empeorarán tales situaciones.

3. Privatizarán las semillas y campesinos y campesinas podrían ir a la cárcel si siguen guardando, reproduciendo e intercambiando semillas, como lo han hecho desde que se creó la agricultura. Este es un ataque directo a la existencia de la agricultura campesina e indígena, pero especialmente hacia nosotras las mujeres del campo, que somos las que hemos cuidado, intercambiado y mejorado las semillas, generación tras generación.

4. Agrava de manera irresoluble el problema de la monopolización del agua, el mar, la tierra y los territorios. Las empresas extranjeras no tendrán límite alguno para acceder y concentrar la propiedad de los bienes naturales, como el agua, el mar, la pesca o la tierra, y no se permitirá forma alguna de expropiación de estos bienes naturales, bloqueando cualquier posibilidad de una reforma al Código de Aguas, a la Ley de Pesca o de una nueva Reforma Agraria.

Las mujeres de ANAMURI estamos convencidas que Chile no será plenamente libre y democrático mientras no revierta los procesos de privatización y concentración del agua, la pesca y la tierra, los que sitúan al país vergonzosamente en un extremo de la escala de concentración y desigualdad. En este actual contexto chileno, el modelo extractivista de los bienes comunes, además de depredar los ecosistemas, se sustenta en la criminalización de toda forma de defensa de la naturaleza, siendo el Pueblo Mapuche, quienes han sido duramente castigados; criminalizados; formalizados bajo una ley antiterrorista que sólo se utiliza contra las y los mapuche; e incluso asesinados, por resguardar los territorios del lucro empresarial nacional y transnacional, amparados en la ya reducida y laxa legalidad ambiental vigente.

Podríamos continuar con una larga lista de razones para decir que no al TPP. Por ejemplo, se crearán condiciones para que las empresas estatales, como CODELCO, sean seriamente amenazadas e incluso desaparezcan. No podremos mantener a las transnacionales fuera de la salud, agravándose la privatización del sistema de salud y los precios absurdamente altos de los medicamentos. Se podrá ir a la cárcel, por ejemplo, por fotocopiar un libro para estudiar. Las empresas mineras transnacionales seguirán apropiándose del territorio en la frontera con Argentina, contaminando la mayoría, sino todas, nuestras fuentes de agua.

Por todas estas razones, ANAMURI rechaza enérgicamente la ratificación del TPP, llama a las parlamentarias y parlamentarios a votar en contra de él y lamenta profundamente que a las innegables agresiones contra las mujeres que contiene el TPP, se sume hoy el insulto de firmarlo el Día de Conmemoración de nuestras Luchas como Mujeres.

¡Por el futuro, la dignidad y el bienestar de todas y todos, nos movilizaremos de forma permanente y amplia para impedir que el TPP sea ratificado por el parlamento!

¡En memoria de Macarena Valdés, Berta Cáceres, y las mujeres a las que se les ha arrebatado la vida por querer un futuro para todas y todos: seguimos en pie!

ASOCIACIÓN NACIONAL DE MUJERES RURALES E INDÍGENAS
ANAMURI

Marzo, 2018

51 Compartir