Colombia: Carta de un Campesino a Barack Obama

Colombia noviembre 5 de 2008.

Señor:
BARACK OBAMA
Presidente electo de los Estados Unidos de Norteamérica. E.S.D.

Respetado señor Obama:
“El cambio a llegado a los Estados Unidos” Palabras suyas en su primer discurso como presidente electo; palabras que reflejan sus intenciones, sus deseos,  quizás sus sueños, esperanzas,  también realidades futuras, que inciden e incidirán no solo en el pueblo norteamericano sino también en los pueblos del mundo.

Soy  campesino y no comprendo mucho de la política mundial, de las  caídas de las bolsas, de las crisis económicas;  pero si conozco  los efectos de la guerra, del hambre, del desplazamiento,  de la pobreza, de  la exclusión y de la explotación,  conozco  como los afrodescendientes, los pueblos originarios, los campesinos y los hermanos pobres de las ciudades vemos cada vez mas perdidas las oportunidades de una vida digna y  vulnerada nuestra permanencia en nuestros territorios.

Conozco   una guerra que en el caso colombiano ha sido financiada y apoyada  por su país en la aplicación del plan Colombia donde se violan todos los derechos humanos y nos  someten  a los peores atrocidades que pueda sufrir el ser humano;   igual sucede en otros rincones del planeta.
Conozco el hambre que tenemos que padecer porque no tenemos la  oportunidad de producir nuestros propios alimentos, porque nos imponen grandes monocultivos,  porque nos imponen producir alimentos para los carros y no para los humanos,   porque los alimentos están concentrados en empresas transnacionales, porque  son un negocio en las grandes bolsas de valores lo que los hace inalcanzables para los pobres,  condenándonos a morir de desnutrición y de hambre.

Conozco el  desplazamiento  causado por  la militarización y  el terror de las balas disparadas por aviones,  helicópteros y hombres entrenados para matar apoyados desde su país, para implementar en nuestros territorios  megaproyectos que saquean indiscriminadamente nuestros recursos naturales afectando la biodiversidad, acabando con nuestra madre tierra, rompiendo nuestros tejidos organizativos, vulnerando nuestra cultura e identidad, robándose nuestros saberes tradicionales, ancestrales y  nuestras semillas que son patrimonio de la humanidad.
Conozco  la pobreza que aumenta cada día por la concentración en unos pocos  que niegan las oportunidades a  todos los otros y otras, vulnerando principios universales  de la igualdad, de la soberanía y autonomía de los pueblos y naciones,

Hoy señor Obama espero y esperamos  que el cambio no solo llegue a los Estados Unidos de Norteamérica sino que también  el cambio llegue todos los rincones del mundo, beneficiando a todos los habitantes del planeta.
Soy consciente; que un hombre, ni aun Usted con la investidura de presidente de un país considerado como el mas poderoso del mundo, puede cambiarlo todo, pero si estoy seguro que todos los hombres y mujeres del mundo podremos cambiarlo si alguien con las posibilidades que tiene Usted, facilita las  oportunidades para hacerlo.

Tiene Usted señor Obama  la oportunidad histórica de comenzar materializar los cambios que esperan sus millones de electores que confiaron en sus propuestas.
Tiene Usted la oportunidad de comenzar a saldar la deuda que tiene su país con muchos pueblos y naciones del mundo, no invirtiendo  mas dinero para la guerra ni mas dinero para las armas, invirtiendo  si mas dinero para resolver los problemas sociales y económicos que requiere su país, y aportando en las  políticas y la  solidaridad internacional para frenar el hambre y la miseria que padecemos.

Tiene Usted la oportunidad de  parar la guerra y las ocupaciones militares que su país tiene en diferentes partes del mundo,   respetando  la soberanía  y autonomía de los pueblos  y  naciones del mundo.

Tiene usted la oportunidad de   poner fin de una vez por todas a lo que considero es el más  injusto bloqueo impuesto al pueblo cubano por su país.

Tiene usted la oportunidad de   garantizar el  bienestar real y solución real  a la problemática de millones  de inmigrantes que viven en su país  quienes  han trabajado,  trabajan y aportan en la construcción y desarrollo de  su país.

Tiene usted la oportunidad de  no continuar construyendo  muros que impiden el flujo e intercambio entre los pueblos, muros que vulneran la libertad y la igualdad entre los humanos.

Tiene usted la oportunidad de  incentivar y fortalecer las leyes  en la preservación conservación de nuestra madre tierra  que garantizaran la continuidad de la nuestra vida y nuestros descendientes.

Tiene usted la oportunidad de revisar y cambiar  los acuerdos  comerciales  que  vulneran y afectan los pueblos de los países con quienes se han firmando o se pretenden firmar por acuerdos donde exista el beneficio común de los pueblos,  el respeto  la soberanía autonomía y  la igualdad.

Señor obama, usted como  descendiente de negros y de antepasados africanos debe  contribuir para erradicar  el hambre, el abandono y  la miseria,  de los pueblos africanos.

Debe liderar políticas de carácter mundial que acaben con el hambre, la explotación,  la pobreza que vaya generando  una verdadera igualdad, entre los hombres y mujeres del planeta.

Para lograr los cambios que requiere la humanidad  estoy seguro puede contar  con millones de hombres y mujeres como yo,  en su país y en el mundo que soñamos y luchamos  con un mundo mas justo igualitario, donde vivamos  en armonía  hombres y  mujeres con los mismos derechos y  oportunidades; en  una plena armonía con la naturaleza y respetando y amando nuestra madre tierra como herencia que dejaremos a nuestras futuras generaciones.

Tiene usted hoy señor Obama la oportunidad de pasar a la historia no solo como el primer presidente negro de los Estados Unidos de Norteamérica, sino también como el hombre que contribuyó  con sus esfuerzos para cambiar la vida de los habitantes del mundo y materializar la esperanza y los sueños  de millones de seres humanos.

Con mucho respeto

German Bedoya.
Campesino Colombiano.

COORDINADOR NACIONAL AGRARIO – C.N.A.
“POR LA DEFENSA Y RECUPERACION DEL CAMPO COLOMBIANO, VIDA DIGNA Y SOBERANÍA POPULAR”
Miembro de REDHER, CLOC, VIA CAMPESINA y COMPA.

Este artículo está disponible en