Carta de Solidaridad y Un llamado para el Alto a la Guerra en Gaza

El final del año 2008 presencio una nueva ola de violencia en contra la humanidad con la Guerra de Israel en contra del pueblo Palestino en Gaza. El ataque  por la fuerza ocupadora de Israel comenzando el 27 de diciembre – bajo el pretexto de la guerra en contra de Hammas – ha matado a centenares de palestinos y herido a miles de personas, muchas de ellas mujeres y niños.

La guerra en Gaza está destruyendo casas, escuelas, hospitales y también campos agrícolas Palestinos. El pueblo Palestino en Gaza presentemente está enfrentando una carencia de medicinas, agua, alojamiento y comida. Mientras que al mismo tiempo campesinos Palestinos no pueden producir su propia comida. La situación se está volviendo más trágica cada día.

En nuestra lucha por los derechos humanos y en contra de la guerra, nuestro Movimiento Campesino Internacional condena los ataques militares crueles por Israel.  La Vía Campesina ve esta guerra como un acto de violencia extrema en contra de la humanidad cual debe parar inmediatamente.

La Vía Campesina como movimiento solidario internacional de campesinos, pequeños agricultores, desposeídos y pueblos indígenas presentamos nuestro más profunda preocupación y solidaridad con los campesinos y el pueblo Palestino quienes están sufriendo muerte y sufrimiento en esta guerra. Hacemos el llamado a todos los miembros de La Vía Campesina y otros movimientos progresistas y solidarios tomar mayores esfuerzos para poner un alto a la guerra y dar apoyo a los campesinos y pueblo Palestino in su demanda para

  1. Organizar marchas en solidaridad con el Pueblo Palestino y demandar que el mundo intervenga en poner un alto a la agresión Israelita en contra del pueblo Palestino.
  2. Acelerar la provisión de apoyo económico y en especie en beneficio de Gaza

(ver la carta anexada de la Unión de Campesinos Palestinos).

Unamos nuestros esfuerzas y luchemos para poner un alto a la guerra y violencia en Palestina.

¡Globalicemos las Lucha – Globalicemos la Esperanza!

En solidaridad,

Henry Saragih
Coordinador General de La Via Campesina

Este artículo está disponible en