|

Basta de violencia, basta de criminalización contra el movimiento campesino ¡Luchar no es un delito!

(Bagnolet, 25 de Febrero de 2021) Teófilo y Jorge, líderes campesinos del Coordinador Nacional Agrario (CNA), organización miembro de LVC en Colombia, fueron asesinados el día 22 de febrero por unos hombres que llegaron a la vivienda donde se encontraban y dispararon contra ambos.  Dos muertos más en Colombia, un país que está asesinando a sus líderes, creyendo que matándoles acabaría su lucha.

ASESINARON A TEÓFILO ACUÑA fue presidente de la Federación Agrominera del Sur de Bolívar, vocero del Congreso de los Pueblos y destacado dirigente campesino. Está siendo perseguido y procesado por la Fiscalía General del Estado, y actualmente se enfrenta a un juicio por el delito de rebelión.

ASESINARON A JORGE TAFUR fue sindicalista, dirigente campesino y vociferante, representante de su región y actual parte de la dirección de la CNA.

Recientemente habían denunciado que la policía y el alcalde de San Martín (departamento César) estaban amenazando y hostigando a las comunidades víctimas de la violencia y actuando junto al agricultor Wilmer Díaz.

Expresamos nuestra solidaridad internacional, desde los 82 países donde se organiza La Vía Campesina y la dirigimos hacia LVC Colombia y el CNA, organización que constituye un importante movimiento de lucha por la tierra, el territorio y la Soberanía Alimentaria en Colombia.

Alertamos y denunciamos que el Estado colombiano sigue matando y permitiendo el asesinato de líderes, aumentando el tenor de la guerra, y manteniendo su estrategia de destrucción y exterminio del movimiento social y de los derechos sociales.

Exhortamos a las organizaciones sociales nacionales e internacionales a mantenerse en pie de lucha, atentas y en unidad.

Mostramos nuestra preocupación y hacemos un llamado a la comunidad internacional sobre el nivel de impunidad que existe con relación a la violación de derechos humanos, acoso y criminalización hacia el movimiento campesino a nivel global. Son ejemplos dolorosos lo que ocurre en Colombia, Honduras, Palestina, Kenia y otros tantos territorios en la actualidad.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Nota: Invitamos a que se sumen las muestras de solidaridad y exigencias de justicia dirigidas a la Defensoría del Pueblo de Colombia Defensoriapublica@defensoria.gov.co