Transnacionales festejan con el resultado final de la MOP 3

El ambiente era de fiesta al finalizar la 3ª Reunión de las Partes del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad, realizada entre los días 13 y 17 de marzo en la región metropolitana de Curitiba (PR). La coordinación del evento recordaba que éste fue el mayor encuentro sobre biodiversidad de la historia mientras la comitiva brasileña, presidida por la ministra Marina Silva (Medio Ambiente), se mostraba aliviada por el hecho de que el encuentro culminó con un acuerdo temporal en relación al comercio de transgénicos. “Quedó establecido en el Protocolo una vía clara con respecto al término ‘contiene’ Organismos Vivos Modificados (OVMs)”, expresó Luiz Alberto Figueiredo Machado, jefe del Departamento de Temas Especiales del Ministerio de las Relaciones Exteriores. Marina Silva sostuvo que el acuerdo permite la convivencia entre cultivos transgénicos y convencionales.

Sin embargo, quienes tuvieron motivos para festejar fueron los representantes y accionistas de las transnacionales de las semillas. En el artículo 18.2(a) quedó definido que los países con capacidad técnica para identificar y clasificar los OVMs de los contenedores deben utilizar la expresión “contiene”. Quién no están en estas condiciones, continuarán empleando el término “puede contener” hasta el 2010, cuando la discusión para la implementación definitiva de la expresión “contiene” será retomada por todas las partes.

Cabe anotar que el Protocolo fue creado en 2000, o sea, hace seis años. Tiempo más que suficiente para que los países implanten la técnica de identificación que, en el caso de la soya exportada, representa un 0,023% de su valor.

Luis Brasilino – Minga Informativa/ Brasil de Fato

Este artículo está disponible en