Perú: solicitamos la intervención de los mecanismos de protección de derechos humanos de la ONU

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo CLOC – Vía Campesina, expresa su preocupación por las vulneraciones a derechos humanos que se están provocando en Perú en el marco de la crisis política generada por la destitución del presidente Pedro Castillo.

Las acciones de represión y criminalización de la protesta social se están acentuando en el país. Tras el decreto de estado de emergencia promulgado por el Ejecutivo el 14 de diciembre 2022, el uso excesivo de la fuerza por parte de agentes estatales mediante el empleo de armas de fuego para contener las movilizaciones sociales se ha saldado hasta ahora con la muerte de al menos 49 manifestantes, entre ellos menores, y cerca de 500 heridos. La represión por parte de agentes del orden está llegando a tal nivel de intensidad que, en un solo día, el pasado 9 de enero, fueron asesinados 17 manifestantes.

Se están presentando graves hechos de criminalización y deslegitimación del movimiento campesino y popular, como lo sucedido el 17 de diciembre, cuando un grupo de ochenta efectivos de la unidad antiterrorista de la policía nacional de Perú allanaron la sede de la Confederación Campesina del Perú (CCP) en Lima, organización miembro de La Vía Campesina y de la CLOC, deteniendo a 26 dirigentes y campesinos de la organización. Estos campesinos, procedentes en su mayoría de regiones quechuas, se encontraban en Lima para ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión y de asociación política. Además de permanecer detenidos más tiempo del permitido por la ley, tuvieron acceso limitado a abogados y traductores, y tras su liberación siguen siendo investigados por “terrorismo”.

Solicitamos el fin de la violencia y de la represión estatal contra el movimiento social que exige legítimamente sus demandas, así como la restauración del orden democrático y legal en el país, asegurando la participación popular en los procesos políticos y en las tomas de decisiones presentes y futuros.

Solicitamos la verificación de la situación en materia de derechos humanos en Perú, particularmente de las comunidades campesinas e indígenas que lideran las protestas.

Solicitamos la intervención de los mecanismos y órganos de la ONU para garantizar la protección de los derechos de los campesinos y otros civiles que se están movilizando en el país.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Foto: Víctor Moriyama/The New York Times

Este artículo está disponible en