“Nuestra estrategia es globalizar la lucha por la defensa de la vida”

Durante la reunión de colectivos de trabajo las y los delegados coreaban con sus puños en alto “Alerta, alerta, alerta que camina la lucha por la vida de La Vía Campesina”.

(Marbella, 23 de Febrero de 2018) Organizaciones miembros de La Vía Campesina que participan de los Colectivos de Trabajo de Tierra, Aguas y Territorios, Justicia Climática, Comercio y Luchas contra las Transnacionales se reunieron del 16 al 20 de Febrero en Andalucía, España, para concretar estrategias y tácticas comunes del campesinado frente a desafíos globales, luego de haber realizado su VII Conferencia en el País Vasco en Julio del año pasado.

Este espacio de evaluación y planificación se realizó en la provincia de Andalucía por ser bastión histórico de luchas campesinas, y sede del Sindicato de Obreros del Campo (SOC – SAT/Sindicato Andaluz de Trabajadores) quienes llevan la vanguardia en defensa de jornaleras y jornaleros y la distribución de la tierra a nivel de la región.

“En Andalucía defendemos una reforma agraria integral, para que no se le siga negando a nuestra gente campesina su derecho a labrar la tierra, para que la tierra fértil de Andalucía pueda dar sus frutos. Por esto, y ante el apetito voraz del capitalismo, son necesarias nuestras luchas, las luchas de La Vía Campesina. Somos hermanos y hermanas unidos en la lucha por un mundo mejor, con la aspiración de una sociedad sana, con justicia, donde se respete la dignidad de mujeres y hombres” expuso ante la delegación internacional el portavoz nacional del SOC- Sat, Oscar Reina.

Durante 4 días el Seminario de Colectivos de Trabajo buscó profundizar el análisis frente a la coyuntura y los desafíos que tiene La Vía Campesina, referente internacionalista, a favor de la Soberanía Alimentaria como derecho de los pueblos del mundo.

“Estamos aquí porque La Vía campesina nace y su columna vertebral es la lucha por la tierra, y no como la manejan los gobiernos o instituciones, nosotras y nosotros defendemos la reforma agraria popular e integral porque aquí descansa la Soberanía Alimentaria y la Agroecología Campesina, y en este sentido, el trabajo de los Colectivos es fundamental para conquistar este  y otros derechos. La reforma agraria es una tarea inconclusa del modo de producción capitalista, en la acumulación original del capital se pensó que el capitalismo iba a solucionar los problemas del campo, en especial de la tenencia de la tierra, sin embargo, a lo largo de estos años esto va de mal en peor, hoy problemáticas como el acaparamiento de tierras, el extractivismo, los grandes megas proyectos y el agronegocio son nuestros principales enemigos del campesinado” afirmó Zainal Arifin del SPI (Organización Campesina) de Indonesia.

Por su lado, Nury Martínez de Fensuagro de Colombia, enfatizó  que este encuentro tuvo como objetivo “tener una mirada más integral de las luchas de La Vía Campesina frente a cómo plateamos estrategias conjuntas por la defensa de la tierra, agua, semillas, vinculados con los graves efectos del cambio climático, degradación de suelos, sequias, inundaciones, etc.  Y el papel que juega la ofensiva del capital a través de las transnacionales, el agronegocio, que promueven  el acaparamiento de tierras y los Tratados de Libre Comercio que se expanden a nivel global. Es por eso que  consideramos que nuestra tarea como movimiento social es globalizar la lucha por la defensa de la vida,” enfatizó.

En esta jornada también se hizo un análisis de contexto del momento socio – político del mundo expresado en las privatizaciones, golpes de estado y luchas que se realizan en los territorios. Además, se debatió sobre el modelo de agricultura y la ofensiva del capital, los distintos continentes expusieron sobre sus formas de resistencia contra este modelo de muerte y despojo.

Así mismo,  se abordaron los principales riesgos que enfrentan los bienes naturales como la tierra, agua, semillas, y que atenta  la  Soberanía Alimentaria. El feminismo y la lucha contra el patriarcado también fueron pautados como prioridad política en el horizonte de construir nuevas relaciones de género y un nuevo proyecto de sociedad.

La lucha por la Soberanía y la agroecología campesina, tema transversal de los diferentes colectivos de trabajo, fueron aludidas con particular énfasis durante el Seminario por Guy Kastler, de la Confederation Paysanne (Francia): “Estamos en un momento en el cual el sistema se desploma, tanto el sistema capitalista como el sistema de gobernanza mundial. Ya no gobiernan los gobiernos sino directamente las empresas transnacionales. País por país se están destruyendo. También hay las personas que viven en países en guerra, países en peligro de huracanes que pierden cosechas, todas estas personas están excluidas y ya están viviendo el derrumbamiento. Cuando un sistema se desploma lo que hay que hacer es no ponerse debajo. Uno de los puntos fuertes de La Vía es promover una alternativa llamada Soberanía Alimentaria con un modelo de producción agroecológica, hoy lo llamamos Agroecología Campesina, porque incluso el sector corporativo también usa el término agroecología.

A lo largo del Seminario también se discutió sobre la organicidad de los Colectivos de Trabajo, desarrollando metodologías de coordinación y división de tareas para garantizar acciones de masas y luchas desde los territorios, tanto a nivel nacional como internacional. Otro punto a destacar  fueron las  alianzas con la clase trabajadora  tanto del campo como de la ciudad, se resaltó la importancia de la unidad y la solidaridad.

La Lucha concreta

El  Seminario de Colectivos de Trabajo de La Vía Campesina  concluyó con visitas de campo donde las y los participantes conocieron experiencias de trabajo cooperativo y ocupaciones de tierras en Andalucía, como Somonte en Palma del Río (Córdoba),  Marinaleda (Sevilla) y Cerro Libertad (Jaén).

La finca de Somonte, perteneciente a la Junta de Andalucía,  fue ocupada por militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores en 2012, ante el riesgo de subasta y consiguiente privatización, desde entonces se están recuperando en ella variedades tradicionales de trigo. Por otro lado, el Cerro Libertad es una finca de 75 hectáreas de olivar perteneciente al banco BBVA, ocupada desde abril de 2017, la misma que este próximo 19 de Marzo enfrentará una tentativa de desalojo.

Miren registro fotográfico, aquí.

Esta entrada está también disponible en English.