Negociaciones Tratado Sobre Recursos Geneticos En Spoleto

CARTA PUBLICA Tegucigalpa, 24-4-2001
Los Recursos Genéticos son patrimonio de la humanidad. No a los Derechos de la Propiedad Intelectual sobre la vida.

DE : VIA CAMPESINA, Movimiento Internacional de Campesinos y Campesinas de Pequeños y Medianos Agricultores, Mujeres Rurales, Pueblos Indígenas y Trabajadores Agrícolas.

PARA : Grupo de contacto negociador del texto de Compromiso Internacional sobre Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO.

ASUNTO : POSICIÓN Y LLAMAMIENTO DE LA VIA CAMPESINA para la reunion del Grupo de Contacto en SPOLETO, ITALIA

FECHA : 24 de Abril del 2001. Estimados/as Señores/as:
La Via Campesina está muy preocupada por el proceso de negociación que llevará a cabo ese Comité del 23 al 28 de abril del presente año en Spoleto, Italia y quiere expresar sus puntos de vista sobre este tema. En esta carta que les estamos enviando les hacemos un llamamiento con el debido respeto pero con energía para que dichas negociaciones se realicen en el contexto del bienestar y los derechos de las comunidades, los pueblos, los campesinos/as e indígenas de todo el mundo, pues consideramos que los Recursos Genéticos son Patrimonio de la Humanidad.
Uno de los elementos centrales del Compromiso es un sistema multilateral para regular el acceso a los recursos fitogeneticos. Las propuestas que estan ahora en la mesa establecerian un sistema de "acceso facilitado" a estos recursos entre los paises participantes y propone varias medidas para compartir el beneficio, resultado de su uso. Via Campesina apoya el principio que los recursos fitogeneticos tienen que compartirse de manera libre entre agricultores y paises. En fin, el intercambio de semillas entre agricultores fue durante milles de años la fuerza impulsiva détras de la creacion de una diversidad tremenda en la agricultura. La Via Campesina está muy preocupado sobre la dirección del proceso de negociacion actual y por este razon quiere adelantar esta carta pública.

Via Campesina se opone a cualquier forma de propiedad intelectual sobre cualquier forma de vida. Queremos elevar a principio universal que los genes como esencia de la vida no pueden tener dueño. El único dueño de la vida es quien la porta, quien la detenta, quien la vive, quien la alimenta y quien la conserva. El texto de negociacion, que los delegados en Spoleto tienen en la mesa, permite especificamente los Derechos de Propiedad Intelectual sobre materiales obtenido de recursos geneticos cubiertos por el sistema multi-lateral. En varias ocasiones exige de los paises, respetar los Derechos de Propiedad Intelectual sobre materiales vegetales existentes y acuerdos de Derechos de Propiedad Intelectual existentes. Resulta aberrante que los materiales genéticos que los campesinos/as e indígenas hemos mantenido vivos, cuidados y protegidos por mas de 10,000 años ahora puedan ser propiedad de una empresa y que tengamos que pagar regalías por esas semillas que fueron colectadas en nuestras tierras y ahora pretenden modificarlas en el extranjero.

Hay que mantener un libre flujo de material fitogénetico, libre de derechos de monopolio, para promover la conservación y el mejoramiento por todos/as los actores/as. No aceptaremos jamás la introducción de Derechos a la Propiedad Intelectual "por la puerta trasera" como un instrumento para compartir los beneficios tal como ha sido propuesto por algunos gobiernos en las negociaciones actuales.

El hecho de aplicar patentes es para concentrar beneficios en las manos del titular de la patente. En este momento 95% de las patentes están bajo el control de siete (7) países de la OCDE y sobre todo por grandes empresas. Las Patentes son el último instrumento para poner el control y los beneficios en malas manos. Es uno de los instrumentos para institucionalizar las practicas de biopiratería. Por esta razón nunca pueden ser aceptados como instrumentos de compartir beneficios de manera equitativa entre los grupos de interés en el Norte y el Sur.
Via Campesina pide el pleno reconocimiento de los Derechos del Agricultor. Estos derechos van mas allá de los marcos jurídicos de la propiedad intelectual. Son aceptados por los gobiernos y pueblos del mundo, mediante la resolución 5-89 de la FAO, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la cláusula 8-J del Convenio de Biodiversidad y el punto 14.60 de la Agenda 21, firmada por los jefes del Estado de casi todos los países del mundo. El texto actual propuesto sobre Derechos del Agricultor en las negociaciones es un paso hacia atrás en comparación con otros acuerdos, un mal servicio a lo que estos derechos implican.

Para La Vía Campesina:
   Los Derechos del Agricultor tienen un profundo carácter histórico,
   Los Derechos del Agricultor incluyen el derecho sobre los recursos y sus conocimientos asociados,
   Los Agricultores tienen el derecho al control, el derecho a decidir el futuro de los recursos genéticos, -Los Derechos del Agricultor son de carácter eminentemente colectivo,
   Estos Derechos deberán tener una aplicación nacional, – Estos Derechos tienen que dar acceso a los medios para conservar la Biodiversidad y arribar a la seguridad alimentaria,
   Estos derechos incluyen el derecho a definir el control y manejo de los beneficios derivados del uso, conservación y gestión de los recursos, el derecho a usar, escoger, almacenar y libre intercambio de los recursos genéticos.

La Via Campesina urge a los negociadores, que se respeten estos derechos, incorporándolos plenamente en cualquier acuerdo, y evitar cualquier inclusión de Derechos de Propiedad Intelectual sobre los recursos fitogenéticos en el Compromiso Internacional. Para su mayor información anexamos a la presente carta la posición de Vía Campesina sobre BIODIVERSIDAD, BIOSEGURIDAD Y RECURSOS GENETICOS con el propósito de que sean tomados muy en cuenta en su proceso de diálogo y negociación.

Atentamente,
RAFAEL ALEGRIA MONCADA SECRETARIA OPERATIVA INTERNACIONAL VIA CAMPESINA
POSICION VIA CAMPESINA BIODIVERSIDAD, BIOSEGURIDAD Y RECURSOS GENETICOS

En el mundo se discuten actualmente aspectos que están estrechamente ligados con nuestra vida cotidiana, con nuestra acción campesina, tales como la regulación y aprovechamiento de la Biodiversidad, el uso y conservación de los recursos genéticos, y la liberación de organismos transgénicos que afectan la salud de la población, el ambiente rural y la economía campesina. Los organismos internacionales responsables de estos temas enfrentan una gran disyuntiva: adoptar la vía del uso racional e inteligente de los recursos naturales para un desarrollo sustentable, o bien, adoptar la vía que por la presión ejerce el libre comercio, del dominio del capital financiero, y el abandono de la seguridad alimentaria.

Biodiversidad: la vida en buenas manos. Para VIA CAMPESINA, la biodiversidad tiene como base fundamental el reconocimiento de la diversidad humana, la aceptación de que somos diferentes y de que cada pueblo y cada persona tiene libertad para pensar y para ser. Visto así, la biodiversidad no es solo flora y fauna, suelo, agua y ecosistemas, es también culturas, sistemas productivos, relaciones humanas y económicas, formas de gobierno, es en esencia libertad. La diversidad es nuestra propia forma de vida. La diversidad vegetal nos da alimento, medicinas y vivienda, así como la diversidad humana, con gentes de diferente condición, ideología y religión nos da la riqueza cultural. Esto nos demuestra que tenemos que evitar que se impongan modelos en donde predomine una sola forma de vida o modelo de desarrollo. Nos oponemos a que se privaticen a que se patenten los materiales genéticos que dan origen a la vida, a la actividad campesina, a la actividad indígena. Los genes, la vida, son propiedad de la misma vida. Nosotros los campesinos la hemos resguardado, cuidado, protegido, con una educación clara de generación a generación, con un profundo respeto a la naturaleza. Somos los campesinos quienes realizamos el mejoramiento genético y nuestro mayor aporte es la evolución de cada una de las especies. La riqueza biológica y la riqueza cultural se concentra en los llamados países en desarrollo, los ubicados en los trópicos principalmente y siempre resguardados por comunidades campesinas o indígenas. Cultura y biodiversidad se desarrollan siempre unidas. Mujeres y hombres campesinos y agricultores de pequeña escala junto a los pescadores y artesanos, los Pueblos indígenas y comunidades negras, somos los que históricamente hemos conservado, creado y manejado sustentablemente la biodiversidad agrícola que fue, es y será la base de toda la agricultura.

Por ello, la Vía Campesina proponemos:
1.- Que la biodiversidad debe ser base para GARANTIZAR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA como un derecho fundamental y básico de los pueblos, no negociable. Derecho que debe prevalecer sobre las directrices de la Organización Mundial del Comercio. Debemos volver al origen, el hombre desarrollo la agricultura para resolver sus necesidades de alimentos, ahora existen en el mundo 800 millones de gentes con hambre, para resolver este problema debemos pensar en utilizar los alimentos locales que nos brinda la diversidad, apoyar los mercados regionales y locales, aplicar la investigación y la tecnología con mayor equidad.

2.- UNA MORATORIA en la bioprospección (explotación, colección y recolección, transporte y modificación genética) y el acceso a los recursos genéticos y al conocimiento que de dichos recursos poseen las comunidades campesinas e indígenas, mientras no existan mecanismos de protección de los derechos de nuestras comunidades para prevenir y controlar la biopirateria.

3.- Proteger y promover LOS DERECHOS DEL AGRICULTOR sobre los recursos genéticos, el acceso a la tierra, al trabajo y a la cultura. Esto debe pasar por un amplio proceso informativo y participativo de los actores de la biodiversidad. Para ello establecer un proceso y un mecanismo de consulta y monitoreo permanente con las organizaciones de productores, indígenas y comunidades.

Los recursos genéticos, los derechos de los agricultores y las comunidades rurales La importancia y evolución de los recursos genéticos Para nosotros las semillas son el cuarto recurso que nos genera la riqueza de la naturaleza, después de la tierra, el agua y el aire, los recursos genéticos son el elemento básico para producir alimentos, vestido, vivienda, combustibles, medicinas, equilibrio ecológico, estética rural, todos de gran importancia para nosotros y para los consumidores. Desde que el hombre creo la agricultura, hace mas de 10,000 años, los campesinos hemos protegido y preservado la diversidad genética, hemos seleccionado las variedades mas productivas y mejorado aquellas menos eficientes. La conservación, almacenamiento y generación de nuevas variedades se fue desarrollando de generación en generación, los recursos genéticos fueron así considerados una responsabilidad de los productores rurales. después de la segunda guerra mundial y a mediados de siglo donde la población urbana tuvo un gran crecimiento en relación a la población rural, el asunto alimentario se convirtió en tema y espacio de organismos internacionales, y la producción de alimentos fue también tratada por gobiernos e instituciones, en breve surgió la llamada revolución verde, las empresas agroalimentarias crecieron rápidamente, lo relativo a la producción de insumos y semillas fueron adquiriendo un valor mayor al tratarse de una empresa bastante rentable. Posteriormente se dieron nuevos usos a los recursos genéticos, se creo el proyecto de genoma humano y la biotecnología incursiono en la manipulación genética de plantas, animales y humanos. A las diferentes etapas planteadas correspondieron diferentes formas de propiedad de los recursos genéticos, antes de la incursión de las transnacionales, los recursos genéticos se consideraron como patrimonio de la humanidad y así se suscribió en los acuerdos internacionales, en este contexto se otorgo a los productores el consepto de los derechos del Agricultor sobre los recursos Genéticos. Posteriormente las empresas dedicadas a las semillas e insumos, así como algunos fitomejoradores presionaron para que se reconocieran la protección de los derechos de obtentor y creo la Unión Internacional de Protección de los Derechos de Obtentor sobre Variedades Vegetales (UPOV).

En la etapa actual un gran numero de trabajos de la biotecnología es conducido bajo el esquema de patentes protegidos por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y la Organización Mundial del Comercio, con ello los materiales vivos han entrado a regímenes similares a los de la propiedad industrial. Como campesinos estamos consientes de que tenemos el derecho soberano de explotar nuestros recursos, asegurando un manejo ambientalmente sano de estos; por lo que también consideramos tener la facultad de participar en la regulación del acceso a los recursos genéticos. Los derechos del agricultor y de las comunidades rurales El reconocimiento pleno de los Derechos del Agricultor, derecho que solo podemos explicar en la historia y en la diversidad. Este derecho rebasa los marcos jurídicos de la propiedad intelectual. Es un derecho aceptado por los gobiernos y pueblos del mundo mediante la resolución 5-89 de la FAO, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la cláusula 8-J del Convenio de Biodiversidad y el punto 14.60 de la Agenda 21, firmada por los jefes del Estado de casi todos los países del mundo. Así, campesinos, indígenas y comunidades, reclamamos el derecho a la propiedad de la vida, reconocemos la gran diversidad vegetal y humana que existe en el mundo , apoyaremos el desarrollo de la necesaria reglamentación y legislación nacional al respecto, para defender los recursos genéticos a través del respeto y puesta en marcha de los derechos del agricultor.

Propuesta de la Vía Campesina sobre los Derechos del Agricultor 1o. Los Derechos del Agricultor tienen un profundo carácter histórico, existen desde que el hombre creó la agricultura para resolver sus necesidades, los hemos mantenido vigentes con la conservación que hacemos de la Biodiversidad, los ratificamos con la permanente generación de nuevos recursos y su mejoramiento. Somos quiénes resguardamos los recursos genéticos, quiénes apoyamos la evolución de las especies, somos depositarios del esfuerzo y conocimiento de las generaciones que han creado esta riqueza biológica, por ello exigimos se reconozcan nuestros derechos.

2o. Los Derechos del Agricultor incluyen el derecho sobre los recursos y sus conocimientos asociados, unidos en la forma indisoluble, ello significa la aceptación del conocimiento tradicional, el respeto a las culturas y el reconocimiento de que éstas son la base del conocimiento.

3o. El derecho al control, el derecho a decidir el futuro de los recursos genéticos, el derecho a definir el marco jurídico de propiedad de dichos recursos.
4o. Los Derechos del Agricultor son de carácter eminentemente colectivo, por ello deben de reconocerse como marcos jurídicos diferentes a los de la propiedad privada y la propiedad intelectual.

5o. Estos Derechos deberán tener una aplicación nacional, el compromiso debe de promover que se legisle al respecto, respetando la soberanía de cada país para establecer leyes locales sobre la base de dichos principios.

6o. Derechos a los medios para conservar la Biodiversidad y arribar a la seguridad alimentaria tales como el derecho territorial, el derecho a la tierra, al agua, al aire.

7o. Derecho a participar en la definición, elaboración y ejecución de las políticas y programas vinculados con los recursos genéticos.

8o. El Derecho a la tecnología apropiada, así como la participación diseño y gestión de los programas de investigación.

9o. Derecho a definir sobre el control y manejo de los beneficios derivados del uso, conservación y gestión de los recursos. 10o. Derecho a usar, escoger, almacenar y libre intercambio de los Recursos genéticos. 11o. Derecho a desarrollar los modelos de agricultura sustentable que protejan la Biodiversidad e influir en las políticas que las fomenten.

Propiedad Intelectual Nos oponemos a la propiedad intelectual sobre cualquier forma de vida. Queremos elevar a principio universal que los genes como esencia de la vida no pueden tener dueño. El único dueño de la vida es quien la porta, quien la detenta, quien la vive, quien la alimenta y quien la conserva. Resulta aberrante que los materiales genéticos que los campesinos e indígenas hemos mantenido vivos, cuidado y protegido por mas de 10,000 años ahora puedan ser propiedad de una empresa. Y que tengamos que pagar regalías por esas semillas que fueron colectadas en nuestras tierras y homogenizadas o modificadas en el extranjero. La propiedad del conocimiento sobre formas de vida tiene un grave riesgo: la monopolización de patentes. Este puede ser un fenómeno que rebase a los gobiernos y el uso inadecuado de los genes por las transnacionales puede acarrear graves problemas de bioseguridad al promover el uso de grandes poblaciones homogéneas susceptibles a patógenos. No nos oponemos al avance del conocimiento sino a su monopolización y al uso inadecuado de este. Para dimensionar como se concentra la propiedad del conocimiento y como se reduce la equidad, basta señalar que el 95 % de las patentes alimentarias en el mundo provienen de solo 7 países, todos ellos de la OCDE (desarrollados), el otro 5% de las patentes se distribuye entre los mas de 180 países restantes.

En el terreno de la salud, se ha demostrado que el 74% de los conocimientos curativos de la medicina, principalmente plantas, provienen del conocimiento popular y tradicional, esto es, no fue creado por los laboratorios solo fue recogido y patentado, pero hasta la fecha las transnacionales de la medicina no han retribuido ni reconocido este conocimiento a las comunidades. Las patentes sobre plantas, animales y sus componentes, implica que los campesinos y comunidades indígenas perdamos el control sobre los recursos que tradicionalmente hemos usado y conocido. Esto significará un acceso limitado y controlado a los recursos genéticos que ocasionará sin duda nuevas formas de control sobre las naciones y sus poblaciones humanas. El uso de patentes por los agricultores les puede implicar la adquisición junto con la semilla un paquete tecnológico, provocando una ausencia de sustentabilidad en los agroecosistemas y en la economía familiar, y por si fuera poco también rompe con tradiciones rurales como son la reserva de semilla para ciclos de cultivo posteriores, el intercambio de semillas entre agricultores y comunidades y la generación de un conocimiento ligado a la práctica en el manejo de los recursos naturales. Rechazamos la clonación en humanos, pues con ello se atenta contra la dignidad de nuestra especie, se fomenta la homogenización de la gente, se promueve la formación de prototipos perfectos, se despiertan fobias racistas y xenofobicas que creíamos ya superadas. El Proyecto del Genoma Humano ya es desarrollado en varios institutos y universidades del mundo y enfrenta problemas relacionados con la propiedad de las investigaciones, como ejemplo, basta señalar que la Oficina de Salud de los Estados Unidos patentó el plasma de los indígenas de Papua y Nueva guinea sin el consentimiento de estos. Se estima que la Oficina de Patentes y Marcas Registradas ya ha entregado más de 1250 patentes sobre secuencias genéticas humanas.

Contaminación Genética ( Alimentos Transgenicos) En el mundo se realizan una gran cantidad de pruebas con Organismos transgenicos en plantas, animales, microorganismos y en humanos, una proporción importante es producida en forma masiva con una distribución comercial. ¿ Que son los organismos transgénicos ? Son plantas, animales, microorganismos o seres humanos que se les ha introducido uno o más genes de otra especie, como pueden ser plantas con genes animales, de humanos o microorganismos, o a la inversa. Con ello, se rompen los sistemas dinámicos evolutivos y de reproducción de la vida. Las anteriores barreras donde sólo se podrían cruzar seres de una misma especie, son ahora inexistentes. Para producir estos organismos transgénicos, se utilizan técnicas como el bombardeo con micropartículas de oro o tungsteno recubiertas del ADN que se pretende introducir, o la microinyección de ADN en células germinales o embriones. La otra técnica se refiere a la utilización de vehículos biológicos como virus o bacterias para introducir los nuevos genes a través de cromosomas artificiales, o bien la creación de ADN sintético. Alimentos Transgenicos En el mundo se siembran 37 millones de hectáreas con cultivos transgénicos, que si las comparamos con la superficie agrícola mundial de 1,400 millones de hectáreas, significa el 2.6%. De esta superficie se obtienen un volumen considerable de alimentos que no tienen una regulación en su uso. Los productos transgénicos se constituyen en materias primas de una gran cantidad de alimentos, la mayoría de ellos industrializados y en los que no se expresa debidamente en la etiqueta que se trata de alimentos transgénicos, tampoco se regula la importación y exportación masiva de estos alimentos.

Los riesgos IMPACTOS EN LA SALUD, Se ha identificado como el principal riesgo en la salud humana, el hecho de que los organismos transgénicos se conviertan en portadores de los transgenes que han recibido de otras especies, presentando una movilidad secundaria que los hace capaces de integrarse a las células humanas y esto es altamente posible debido a que para producir transgénicos se utilizan genes fortalecidos, principalmente con resistencia a antibióticos, por ejemplo: el maíz transgénico Novartis utiliza la penicilina G que es un medicamento ya no utilizado para los humanos y capaz de producir la enzima penicilaza que degrada las penicilinas. En el caso del tomate transgénico de Calgene, se utilizó genes resistentes a la Kanamicina y Geomicina; el algodón transgénico de Monsanto es resistente a la Estreptomicina de gran uso como medicamento. El Comité Científico de la Comunidad Europea ha dictaminado recientemente que la leche y la carne producida con la Hormona de Crecimiento o Somatotropina tienen un efecto cancerígeno, principalmente fomentando el Cáncer de Próstata y de Mama. Se ha identificado que el consumo de soya transgénica tratada con el herbicida Roundup Ready de Monsanto, tiene como impacto que: el Glifosato causa la producción de Phyto-estrógenos, que pueden provocar severos trastornos reproductivos, asimismo la soya transgénica genera problemas de alergias"

EFECTOS EN LA ECONOMIA CAMPESINA , los transgénicos pueden significar la pérdida de la autonomía campesina y la mayor dependencia de las empresas transnacionales, tanto económicamente como tecnológicamente. Prueba de ello es que las compañías que promueven las variedades transgénicas, exigen un contrato con los campesinos, en donde además de la semilla también comprometen la venta de los insumos, asimismo, se establecen sanciones si el productor presta esa semilla a otro, y se asigna como responsabilidad del productor, los posibles riesgos ecológicos que puedan tener los transgénicos. Los efectos más importantes en la economía campesina y en la producción de cada país, se refieren a las manipulaciones genéticas realizadas para sustituir las materias primas que los países desarrollados requieren del tercer mundo, en este sentido basta señalar estos casos:

A). – "Se ha producido una tecnología que incorpora en plantas una sustancia dulce llamada Thaumatina, que podría desplazar los cultivos de caña de azúcar e impactar negativamente las economías dependientes de la exportación de este cultivo"

B). – "La compañía Calgene ha producido un compuesto alternativo a la manteca de cacao en la colza, que es un cultivo de zonas templadas. El producto podría desplazar del mercado a miles de campesinos y agricultores del tercer mundo, y hacer colapsar la economía de varios países que dependen de las exportaciones de cacao." IMPACTOS EN EL MEDIO AMBIENTE. Las plantas transgénicas tienen genes extraños y que podrían provocar una contaminación genética. Pero, además, como se trata de plantas resistentes a herbicidas se convierten en potenciales plagas que serán difíciles de controlar, con ello podemos anticipar que una planta transgénica tendrá dominancia sobre los cultivos tradicionales, podrá también instalarse en regiones de flora silvestre alterando los ecosistemas, también podrá transferir en forma horizontal sus genes a otros organismos y hacerlos plagas potenciales.

PROPUESTAS SOBRE TRANSGENETICOS

1.- Que se declare una moratoria a la liberación y comercio de organismos transgenicos y sus productos derivados. Que se aplique el principio de precaución y previsión, que señala la Agenda 21, de la Cumbre de la Tierra y el protocolo de bioseguridad, donde se establece el derecho a no autorizar los organismos transgénicos hasta que exista una completa evidencia de su seguridad y de la ausencia de riesgos, y que la sociedad haya tenido la oportunidad de conocer y debatir de manera informada sobre estas tecnologías, sus riegos e impactos, así como ejercer el derecho de decidir sobre su utilización, como un derecho de las generaciones futuras.

2.- Que todas las decisiones relacionadas con el uso, manejo y liberación de organismos transgénicos deben ser objeto de consulta y participación informada de todos los sectores de la sociedad que pueden ser afectados negativamente, dado que la manipulación genética constituye un riesgo que puede desencadenar impactos impredecibles e irreversibles.

3.- Se debe realizar la evaluación y manejo de riesgos considerando en forma integral e interdependiente todos los aspectos de la Bioseguridad, incluyendo las interacciones en el ambiente, la Biodiversidad, los aspectos socioeconómicos y culturales; la salud humana y la seguridad alimentaria.

4.- Se debe garantizar la protección eficaz de los sistemas agrícolas locales y tradicionales, la seguridad alimentaria y asegurar los derechos humanos y colectivos.

5.- Que los acuerdos y consideraciones de Bioseguridad y los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente predominen sobre los acuerdos y políticas comerciales.

Este artículo está disponible en